OTRAS TEO­RÍAS DE­LI­RAN­TES

Enigmas - - SEÑALES -

1. LA FAR­SA DE LA REUNI­FI­CA­CIÓN ALE­MA­NA Los lla­ma­dos In­te­gran­tes del Mo­vi­mien­to de los Ciu­da­da­nos del Reich, en Ale­ma­nia, ase­gu­ran que, en la IIGM, el es­ta­do ale­mán no ca­pi­tu­ló, sino que só­lo lo hi­zo el Ejér­ci­to, de lo que, ase­gu­ran, se des­pren­de que el Reich to­da­vía exis­te en la ac­tua­li­dad y que, por tan­to, la reuni­fi­ca­ción ale­ma­na se­ría ile­gal, en­tre otras per­las. Se es­ti­ma que en­tre 30.000 y 40.000 per­so­nas for­man par­te de es­te gru­po, la me­jor ma­ni­fes­ta­ción de la Ale­ma­nia cons­pi­ra­noi­ca, lo que po­ne real­men­te los pe­los de pun­ta. 2. BA­RACK OBA­MA ES­TU­VO EN MAR­TE Eso afir­man los in­ge­nie­ros y es­cri­to­res An­drew D. Ba­sia­go y Wi­lliam B. Si­llings, que ase­gu­ran que en 1980 for­ma­ron par­te de un pro­yec­to ul­tra­se­cre­to de la NASA pa­ra en­viar a diez jó­ve­nes al Pla­ne­ta Ro­jo. Y uno de ellos era Oba­ma. Se­gún di­cha teo­ría, en­tre 1981 y 1983 los ele­gi­dos ha­brían si­do na­da me­nos que te­le­trans­por­ta­dos has­ta Mar­te a tra­vés de una “sa­la” de sal­to que es­tá ubi­ca­da, aun­que no ex­pli­can por qué, en un edi­fi­cio si­tua­do en el nú­me­ro 999 de Se­pul­ve­da Bou­le­vard, en Los Án­ge­les. La fi­na­li­dad: cons­truir una in­fra­es­truc­tu­ra mi­ne­ra en la creen­cia de que es­te pla­ne­ta ser­vi­rá pronto de sus­ti­tu­to al nues­tro, que co­lap­sa­rá. 3. BIN LA­DEN, CRIOGENIZADO Del te­rro­ris­ta más odia­do se ha di­cho de to­do. Ase­gu­ran los cons­pi­ra­noi­cos, tam­bién, que si­gue vi­vo, ru­mor al que no ayu­dó en su mo­men­to el he­cho de que Oba­ma de­ci­die­se no mos­trar las imá­ge­nes de su ca­dá­ver tras su ase­si­na­to en Ab­bot­ta­bad en 2011, o que su cuer­po fue­ra arro­ja­do al mar si­guien­do una tra­di­ción is­lá­mi­ca. Los cons­pi­ra­cio­nis­tas más mo­de­ra­dos creen que el Go­bierno USA lo man­tie­ne ocul­to en un lu­gar se­gu­ro a cam­bio de que no re­ve­le los tur­bios asun­tos de la Ca­sa Blan­ca. Los más des­ce­re­bra­dos que Bin La­den sí es­tá muer­to, pe­ro que la CIA aca­bó con él ¡en 2001! y que su cuer­po per­ma­ne­ce criogenizado en un la­bo­ra­to­rio de la se­de de la agen­cia en Lan­gley, Vir­gi­nia. 4. EL REY DEL POP, ASE­SI­NA­DO Des­de la muer­te de Mi­chael Jack­son no han parado de sur­gir teo­rías de la cons­pi­ra­ción. Una teo­ría –la del cri­men– que lle­gó a de­fen­der la pro­pia fa­mi­lia del ar­tis­ta. Otra más de­li­ran­te so­bre su ase­si­na­to fue es­bo­za­da por la es­cri­tor Sor­cha Faal, que ase­gu­ró que fue ase­si­na­do por­que en la gi­ra de 2009 iba a re­ve­lar na­da me­nos que “el ge­no­ci­dio que se ave­ci­na con la ex­ten­sión de vi­rus fa­bri­ca­dos co­mo el H1N1”. Aca­ba­ron con él, se­gún Faal, a tra­vés de “un ar­ma de ra­dia­ción elec­tro­mag­né­ti­ca que le pro­vo­có un pa­ro car­día­co”, prue­bas que guar­da­rían ce­lo­sa­men­te los ser­vi­cios se­cre­tos ru­sos, que ha­bían cap­ta­do una emi­sión de on­das EMR di­ri­gi­das ha­cia la man­sión del ar­tis­ta en Los Án­ge­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.