PIRÁMID ES EN BOS­NIA

A 25 KI­LÓ­ME­TROS DE LA CA­PI­TAL BOS­NIA SE EN­CUEN­TRA LA PO­BLA­CIÓN DE VI­SO­KO. EL MIS­TE­RIO QUE HE­MOS VE­NI­DO A BUS­CAR HAS­TA AQUÍ ES EVIDENTE Y DES­CO­MU­NAL. EN­TRE OTRAS CO­SAS POR­QUE SE VE VA­RIOS KI­LÓ­ME­TROS AN­TES DE LLE­GAR AL LU­GAR…

Enigmas - - INVESTIGACIÓN - TEX­TO Lo­ren­zo Fer­nán­dez Bueno

Sa­ra­je­vo es una ciu­dad que to­da­vía gri­ta. Es un la­men­to si­len­cio­so, pe­ro se per­ci­be; se ve en los agu­je­ros de ba­la que to­da­vía de­co­ran al­gu­nas ca­sas; se apre­cia en la ale­gría de la gen­te des­pués de dé­ca­das de tris­te­za; se ob­ser­va en las de­ce­nas de tum­bas que for­man par­te de sus par­ques… Con­mue­ve; eri­za el ve­llo. Des­de 1992 has­ta 1996 su­frió el úl­ti­mo gran ase­dio de si­glo XX du­ran­te la san­grien­ta Gue­rra de los Bal­ca­nes. Aque­llo ya pa­só, aun­que con­vie­ne re­cor­dar­lo pa­ra no tro­pe­zar dos ve­ces con la mis­ma pie­dra.

Nues­tro ob­je­ti­vo es ver qué hay de­trás de una in­men­sa mon­ta­ña con for­ma pi­ra­midal ex­tra­or­di­na­ria­men­te per­fec­ta, pese a es­tar cu­bier­ta por la ve­ge­ta­ción. A de­cir de su des­cu­bri­dor, el po­lé­mi­co ar­queó­lo­go Se­mir Os­ma­na­gic, “se tra­ta de la pi­rá­mi­de más gran­de del mun­do”; y to­do es­to en el co­ra­zón de Eu­ro­pa…

¿UN ANTECEDENTE CLA­RO?

Pe­ro an­tes nos des­pla­za­mos por unos ins­tan­tes va­rios mi­les de ki­ló­me­tros ha­cia el es­te, a San An­drés Cho­lu­la, en el es­ta­do me­xi­cano de Pue­bla, por­que aquí se en­cuen­tra la que ofi­cial­men­te es la ma­yor es­truc­tu­ra pi­ra­midal de to­do el pla­ne­ta, no en al­tu­ra, que esa se­ría la Gran Pi­rá­mi­de de Keops en Egip­to, pe­ro sí en su ba­se, con más de 450 me­tros de la­do.

En lo al­to de su cum­bre Her­nán Cor­tés cons­tru­yó la igle­sia de Nues­tra Se­ño­ra de los Re­me­dios, po­si­ble­men­te por­que le pa­re­ció el me­jor lu­gar, sin sa­ber que ba­jo la mis­ma lo que ha­bía no era una mon­ta­ña na­tu­ral, sino el ma­yor tem­plo de to­da Amé­ri­ca.

El pa­so del tiem­po cu­brió de ve­ge­ta­ción la gi­gan­tes­ca pi­rá­mi­de y en cier­to mo­do du­ran­te más de mil años des­apa­re­ció de la his­to­ria.

Pa­ra sa­ber un po­co más de es­te im­pre­sio­nan­te lu­gar que­dé con Jo­sé Xiuilt, un ve­te­rano his­to­ria­dor que lle­va años tra­ba­jan­do en es­te des­co­mu­nal com­ple­jo ar­queo­ló­gi­co. Se­gún mi in­ter­lo­cu­tor ”la pi­rá­mi­de de Pue­bla es­tá cons­trui­da so­bre, al me­nos, sie­te fa­ses an­te­rio­res. Es de­cir, te­ne­mos una pi­rá­mi­de den­tro de otra has­ta lle­gar a la que ve­mos aho­ra. Eso nos da una idea de la an­ti­güe­dad del com­ple­jo, que fue ela­bo­ra­do con un ma­te­rial apa­ren­te­men­te en­de­ble co­mo es el ado­be –igual que las su­pues­tas pi­rá­mi­des de Bos­nia–”.

Más de 400 me­tros de la­do es una bar­ba­ri­dad. Es im­pre­sio­nan­te. Ob­ser­vo el mon­te e in­ten­to ima­gi­nar qué ha­brá de­ba­jo. Ocho pi­rá­mi­des su­per­pues­tas, una den­tro de otra… Y la pri­me­ra de to­das nos re­mon­ta a un tiem­po tan an­ti­guo que ape­nas sa­be­mos na­da de lo que ocu­rrió en­ton­ces… Una vez ac­ce­de­mos a sus en­tra­ñas las ga­le­rías se es­tre­chan con­for­me avan­za­mos por es­te reino de som­bras. En ins­tan­tes así me ale­gro de no te­ner claus­tro­fo­bia. Se­gún re­co­rre­mos es­te mun­do an­ti­guo en­con­tra­mos re­co­ve­cos a uno y otro la­do. In­clu­so no es di­fí­cil per­ci­bir más allá de las re­jas las es­ca­li­na­tas de una de las pi­rá­mi­des que se me­ten aún más me­tros ba­jo tie­rra. Es in­creí­ble pen­sar que du­ran­te si­glos per­ma­ne­cie­se ocul­ta ba­jo la ve­ge­ta­ción, lo­gran­do bo­rrar cual­quier re­cuer­do de es­ta fa­bu­lo­sa es­truc­tu­ra.

Así pues te­ne­mos una pi­rá­mi­de que ade­más es­tá orien­ta­da a las es­tre­llas, con una red de ga­le­rías que atra­vie­sa su in­te­rior y que pa­só des­aper­ci­bi­da ya que pa­re­cía un mon­te cu­bier­to por la ve­ge­ta­ción, que era muy fron­do­sa… ¿Y si ocu­rrió lo mis­mo en la lo­ca­li­dad de Vi­so­ko?

VOLVEMOS A BOS­NIA

El ha­llaz­go se pro­du­jo en agos­to de 2005 cuan­do el doc­tor Os­ma­na­gic se tras­la­dó des­de Hous­ton a Bos­nia con la in­ten­ción de es­tu­diar los res­tos ar­queo­ló­gi­cos de la re­gión de Dal­ma­cia y Her­ze­go­vi­na, don­de, en­tre otros enig­mas, se en­cuen­tran unas des­co­mu­na­les es­fe­ras de pie­dra. “Me que­dé es­tu­pe­fac­to al com­pro­bar la si­me­tría tan per­fec­ta que pre­sen­ta­ban las la­de­ras de los mon­tes de Vi­so­ko y Pl­je­se­vi­ca”, me ase­gu­ra con la im­po­nen­te pi­rá­mi­de de­trás de no­so­tros.

Vis­tas des­de el ai­re, tan­to la pi­rá­mi­de de Vi­so­ko co­mo la de Cho­lu­la, de lo que no hay du­da es de que sus án­gu­los le dan apa­rien­cia pi­ra­midal

Ima­gen “Mis­te­rios con LFB”/DMAX.

Es ha­bi­tual en­con­trar en la cum­bre de la “pi­rá­mi­de del Sol” a gen­te que sube has­ta allí pa­ra em­pa­par­se de sus su­pues­tas ener­gías y me­di­tar (fo­to Ja­vier Li­na­res Jr.)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.