Enigmas

LA TIE­RRA ES PLA­NA

La Tie­rra me­di­ría 9.000 km de un ex­tre­mo a otro. Los de­fen­so­res de que es pla­na ga­nan adep­tos tras la co­ber­tu­ra que han he­cho los me­dios de un con­gre­so in­ter­na­cio­nal en los EEUU. Unos ha­blan de de­ba­te ab­sur­do… Pe­ro, ¿hay al­go más?

- Space Technology · Space · Earth · Solar System · Science · Spain · Twitter · NASA · The Matrix trilogy · United States of America · Flat Earth Society

Re­sul­ta ex­tra­ño que en pleno si­glo XXI ha­ya gen­te que pien­se que la Tie­rra es pla­na. To­da­vía hay per­so­nas, con es­tu­dios, que creen que, por ejem­plo, la ca­rre­ra es­pa­cial es una cons­pi­ra­ción. Los “tie­rra­pla­nis­tas” han or­ga­ni­za­do re­cien­te­men­te un con­gre­so en Ca­ro­li­na del Nor­te, que pre­ten­día re­unir prue­bas y de­nun­ciar lo que creen es la ma­yor cons­pi­ra­ción de la his­to­ria. Lo bueno del ca­so es que los me­dios de co­mu­ni­ca­ción de to­do el mun­do se han he­cho eco de sus pro­cla­mas sem­bran­do con­fu­sión con ti­tu­la­res lla­ma­ti­vos co­mo: “La Tie­rra ni es pla­na ni es una es­fe­ra per­fec­ta”; o “La teo­ría de la Tie­rra pla­na ga­na po­pu­la­ri­dad”. Has­ta al­gún as­tro­nau­ta ha par­ti­ci­pa­do en la po­lé­mi­ca pa­ra des­men­tir­les. Nos re­fe­ri­mos, en con­cre­to, al pri­mer cos­mo­nau­ta es­pa­ñol, Pe­dro Du­que, quien a tra­vés de Twit­ter con­tes­tó a las afir­ma­cio­nes del au­tor de un li­bro ti­tu­la­do Tie­rra Pla­na, la ma­yor cons­pi­ra­ción de la his­to­ria, don­de di­fun­de, a tra­vés de su ca­nal, bar­ba­ri­da­des co­mo que “una éli­te mun­dial que go­bier­na en la som­bra, ha su­mi­do a la hu­ma­ni­dad en la más pro­fun­da ig­no­ran­cia acer­ca del mun­do en el que vi­vi­mos. A tra­vés de la NASA –con­ti­núa ex­pli­can­do–, del sis­te­ma edu­ca­ti­vo y de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, nos han he­cho creer que la Tie­rra es una es­fe­ra gi­ra­to­ria que via­ja a enor­mes ve­lo­ci­da­des por el es­pa­cio ex­te­rior”. Quien es­to es­cri­be es Óli­ver Ibá­ñez, un jo­ven You­tu­ber con más de 90.000 se­gui­do­res que ase­gu­ra que “los po­de­res ocul­tos que go­bier­nan en la som­bra han sus­ti­tui­do nues­tro mun­do real por una Ma­trix crea­da a par­tir de teo­rías en­ga­ño­sas”.

¿Có­mo es po­si­ble si el con­cep­to de la es­fe­ri­ci­dad de la Tie­rra da­ta al me­nos del si­glo VI a.C.? En efec­to, los fi­ló­so­fos grie­gos co­mo Pi­tá­go­ras y, con pos­te­rio­ri­dad, Par­mé­ni­des y Em­pé­do­cles, co­que­tea­ron con es­ta idea que se man­tu­vo has­ta nues­tros días, pe­ro en 1956 se creó la In­ter­na­tio­nal Flat Earth So­ciety con el ob­je­ti­vo, tal y co­mo de­fien­den en sus es­ta­tu­tos, de “re­des­cu­brir he­chos ol­vi­da­dos y opo­ner­se a asun­cio­nes teó­ri­cas dog­má­ti­cas” así co­mo “ayu­dar a es­ta­ble­cer los Es­ta­dos Uni­dos del Mun­do en es­ta tie­rra pla­na”. ¿Aca­so no hay mi­les de imá­ge­nes es­pa­cia­les que acre­di­tan que nues­tro pla­ne­ta es una bo­la azul en el sis­te­ma so­lar?

Pa­ra los cons­pi­ra­cio­nis­tas co­mo Ibá­ñez y los ape­nas 500 miem­bros de la Flat So­ciety es­tá cla­ro: el hom­bre no ha lle­ga­do a la Lu­na, to­do fue re­crea­do en un pla­tó de te­le­vi­sión y las imá­ge­nes des­de el es­pa­cio son di­se­ños in­for­má­ti­cos. “No es que no­so­tros di­ga­mos que es­tán he­chas por or­de­na­dor –ar­gu­men­ta–, son los pro­pios tra­ba­ja­do­res de la NASA quie­nes lo de­nun­cian”. Ibá­ñez se re­fie­re en con­cre­to a Ro­bert Sim­mon, di­se­ña­dor y for­ma­dor en vi­sua­li­za­ción de la agen­cia es­pa­cial nor­te­ame­ri­ca­na, cu­yo tra­ba­jo con­sis­tía en re­to­car imá­ge­nes de fo­tos sa­te­li­ta­les clo­nan­do nu­bes o crean­do si­mu­la­cio­nes a par­tir de da­tos que le pro­por­cio­na­ban. Sim­mon re­co­no­ce que hu­bo un pun­to de in­fle­xión cuan­do “al con­ver­tir el es­pec­tro ra­dio­mé­tri­co só­lo apa­re­cían ton­te­rías. En las imá­ge­nes que me pa­sa­ba la NASA me es­ta­ban mos­tran­do lo que que­rían que viera y yo apli­ca­ba to­do a un mo­de­lo es­fé­ri­co por­que en las imá­ge­nes el ho­ri­zon­te siem­pre era plano”.

El úl­ti­mo mo­de­lo de nues­tro pla­ne­ta di­vul­ga­do por la Flat Earth So­ciety sos­tie­ne que vi­vi­mos en un dis­co plano de 9.000 km de pro­fun­di­dad, cu­yo cen­tro es ocu­pa­do por el Po­lo Nor­te y en la pe­ri­fe­ria, un mu­ro de hie­lo de 45 m de al­tu­ra ha­ce de lí­mi­te ex­te­rior pa­ra evi­tar que el agua de los ma­res se vier­ta al es­pa­cio. Han de sa­ber que los de­fen­so­res de la Tie­rra Pla­na tam­po­co creen en la gra­ve­dad.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain