Enigmas

EL FI­NAL DE LOS MEDICOS SÁDICOS

- Heinrich Himmler

Ras­cher y su es­po­sa mu­rie­ron en abril de 1945. Himm­ler or­de­nó su fu­si­la­mien­to por­que no con­fia­ba en su si­len­cio y te­mía que pu­die­ran fa­ci­li­tar a los alia­dos in­for­ma­ción con­fi­den­cial de­li­ca­da. De he­cho, un año an­tes, el ma­tri­mo­nio ha­bía si­do en­car­ce­la­do por ha­cer ne­go­cio ile­gal con ni­ños. Otra de las té­tri­cas cos­tum­bres de los Ras­cher con­sis­tió en re­ga­lar a los co­le­gas bol­sos, si­llas y pan­ta­lo­nes de mon­tar fa­bri­ca­dos con piel hu­ma­na ex­traí­da a los re­clu­sos.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain