Enigmas

EDI­TO­RIAL

- Spain · Americas

A par­tir del pró­xi­mo nú­me­ro nos fu­sio­na­mos con Año/Ce­ro en un pro­yec­to MU­CHO MÁS GRAN­DE

En ENIGMAS siem­pre he­mos ha­bla­do cla­ri­to. A ve­ces de­ma­sia­do, y por ello nos han caí­do pa­los de to­dos los co­lo­res. Nun­ca nos he­mos ca­sa­do con na­die; ni con los ul­tra­ne­ga­ti­vis­tas que se fil­tran co­mo las ma­las aguas por las ren­di­jas de mu­chos me­dios –al­gu­nos afi­nes–, ni con los ul­tra­cre­yen­tes que to­do lo creen y que en con­tra de lo re­co­men­da­do ja­más han pi­sa­do la con­sul­ta de un psi­quia­tra. Y se­gui­re­mos ha­cién­do­lo, co­mo ca­da mes, pe­ro en un for­ma­to nue­vo. Por­que a par­tir del pró­xi­mo nú­me­ro ENIGMAS se fu­sio­na con la re­vis­ta her­ma­na Año/Ce­ro; con lo me­jor de ca­da una de es­tas ve­te­ra­nas pu­bli­ca­cio­nes; con los co­la­bo­ra­do­res que han he­cho que una y otra sean ca­be­ce­ras de re­fe­ren­cia en nues­tro pe­rio­dis­mo, tan­to en Es­pa­ña co­mo en Amé­ri­ca; con nue­vas apues­tas, con nue­vos con­te­ni­dos y nue­vas pla­ta­for­mas de di­fu­sión de es­tas te­má­ti­cas; te­má­ti­cas que ya for­man par­te in­di­so­lu­ble de nues­tra pro­pia vi­da. Tan­to co­mo pa­ra que afron­te­mos la aper­tu­ra de ca­da edi­ción con la fuer­za de un prin­ci­pian­te, pe­ro con la ve­te­ra­nía de dé­ca­das tra­ba­jan­do es­tos asun­tos, bus­can­do res­pues­tas, siem­pre cu­rio­sos por to­do lo que des­pier­ta du­das.

Es, qué du­da ca­be, un pa­so ló­gi­co, por­que la unión ha­ce la fuer­za. Pe­ro del mis­mo mo­do no pue­do ne­gar que, al echar un vis­ta­zo atrás, me en­tra cier­to vér­ti­go al ob­ser­var el ca­mino re­co­rri­do. Se amon­to­nan re­cuer­dos, mo­men­tos, anéc­do­tas… Los ros­tros de com­pa­ñe­ros que es­tu­vie­ron con no­so­tros y de­ja­ron su buen ha­cer en es­te pro­yec­to; mo­men­tos de eu­fo­ria co­mo el día que re­ci­bi­mos el pri­mer ejem­plar; otros pe­rio­dís­ti­ca­men­te inolvidabl­es co­mo cuan­do lan­za­mos el Enigmas Ex­press… Sí, más de dos dé­ca­das dan pa­ra mu­cho; in­clu­so pa­ra que una idea ha­ya me­ro­dea­do ca­da vez con más fuer­za por mi ca­be­za des­de que ha­ce tres años asu­mí la di­rec­ción de am­bas pu­bli­ca­cio­nes. Una idea que, tras es­te tiem­po de desa­rro­llo, en un mes co­bra­rá for­ma. A quie­nes ca­da trein­ta días con­fiáis en ENIGMAS, va­ya por de­lan­te mi más pro­fun­do agra­de­ci­mien­to. Pe­ro tam­bién me gus­ta­ría de­ci­ros que pa­sa­mos a for­mar par­te de al­go mu­cho más gran­de. Una pu­bli­ca­ción que fu­sio­na­rá am­bas ca­be­ce­ras, con una es­té­ti­ca muy cui­da­da, más pá­gi­nas, un for­ma­to “al­go” di­fe­ren­te, nue­vas fir­mas, pe­ro con el es­pí­ri­tu com­ba­ti­vo y siem­pre abier­to que nos ha ca­rac­te­ri­za­do des­de los ini­cios. Con una re­dac­ción re­no­va­da y un equi­po úni­co, sin du­da el me­jor con el que ten­go y ten­dré el enor­me ho­nor de tra­ba­jar. Así pues, es­tad aten­tos al mes pró­xi­mo: lle­gan nue­vos tiem­pos y con ellos nue­vas ilu­sio­nes. Di­cho lo cual, por un la­do, has­ta siem­pre; por otro, den­tro de un mes, más.

Y por úl­ti­mo, eter­na­men­te gra­cias.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain