La Razón (Madrid) - Especiales

«Cocina de base tradiciona­l con un giro de tuerca»

Álvaro Ávila revolucion­a con rebeldia y creativida­d la cocina andaluza en su restaurant­e «La Alvaroteca»

- POR FRAN CÁRCELES

LasLas mentes brillantes siempre están ahí y, a veces, solo hace falta dar el salto y abandonar la «zona de confort» para alcanzar el éxito. Ese es el caso de Álvaro Ávila, galardonad­o con el Premio a Mejor Chef Novel por su arriesgada apuesta en «La Alvaroteca», un restaurant­e en el que los sabores juegan con los comensales. El joven chef trabajaba en una cadena hotelera con un contrato estable, pero sentía que no podía progresar como quería, por lo que en 2013 se aventuró e inauguró en Málaga «La Alvaroteca». A partir de aquí, su cocina ha sorprendid­o a los paladares más exquisitos de Málaga, España y Europa.

La palabra que más repite Ávila para definir su cocina es «potencia». Según señala el chef, «La Alvaroteca es cocina de autor en el que jugamos con productos de temporada y en la que sobre todo nos basamos en platos de caza, que en Málaga no es muy típico». De hecho, los platos de caza son un guiño a Jaén, de donde es su familia y ciudad en la que el autor encuentra también inspiració­n para sus creaciones.

Respecto a la experienci­a en el restaurant­e, cuando los comensales prueban por primera vez sus platos se sienten como en «una montaña rusa de sabores».

Su cocina se caracteriz­a y diferencia del resto por ser atrevida, arriesgada y de contrastes. Sin embargo, de lo que no cabe duda es de la capacidad creativa de Ávila, capaz de crear platos únicos y exquisitos para el paladar. ¿Cómo lo consigue? Eso solo lo sabe él, pero para que lo entiendan aquellos que aún no han acudido al restaurant­e, su cocina es «de base tradiciona­l, pero con un giro de tuerca».

Por otro lado, otra de las caracterís­ticas que hacen especial al restaurant­e es que va más allá de lo puramente gastronómi­co. Acudir a «La Alvaroteca» es comprar un ticket a un lugar en el que con total seguridad vamos a disfrutar de una «eclosión sensorial» sorprenden­te en el que los sabores se difuminan con aromas, texturas e imágenes en un espacio alejado de lo convencion­al. Asimismo, el local cuenta actualment­e con dos salas. La primera es la sala de madera y la otra, más atrevida, «el psiquiátri­co». En esta sala, los comensales comensales disfrutan de las creaciones del chef en un entorno «con un poco de locura, más colorido, agresivo y con grafitis», explica Ávila. Por otro lado, los clientes suelen dejarse sorprender y piden la carta blanca. No obstante, entre sus platos más icónicos encontramo­s el Lingote de Foie, chocolate y petazetas; la patata toro brava; la tosta de arroz negro inflado con anguila ahumada y ali oli; las albóndigas de Jabalí guisadas al estilo thay; la regañá Don Pelayo de algas; o, entre otros muchos, la ostra Normandía N2 con leche de tigre de coco y esferas de maracuyá. Una explosión de sabores en cada plato que el autor ha creado con la locura y el inconformi­smo que lleva por bandera.

Álvaro Ávila es un rebelde cuyas propuestas nos hacen reflexiona­r sobre aspectos que van mucho más allá de la gastronomí­a y con las que se puede disfrutar de una experienci­a culinaria sin igual con la garantía de que cada visita será diferente.

El restaurant­e cuenta con una sala llamada «el psiquiátri­co» donde vivir una experienci­a diferente

 ?? KIKO HURTADO ?? Víctor Mora, Álvaro Ávila y José Lugo
KIKO HURTADO Víctor Mora, Álvaro Ávila y José Lugo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain