SE BUS­CA CA­MI­SA ES­PE­CIAL

“¡LA CA­MI­SA, ME FAL­TA LA CA­MI­SA!”, TE RE­PI­TES UNA Y OTRA VEZ. “¡LA CA­MI­SA, ME FAL­TA LA CA­MI­SA...!”. TRAN­QUI­LO, YA TE HE­MOS OÍ­DO Y VA­MOS A AYU­DAR­TE

Esquire (Spain) - - Guru - POR GON­ZA­LO ROLANÍA

Lle­vas to­do el ve­rano bus­can­do una ca­mi­sa es­pe­cial. Una ca­mi­sa di­fe­ren­te, de ca­li­dad, per­fec­ta pa­ra esa bo­da que tie­nes, pa­ra vol­ver a la of­ci­na con es­ti­lo, pa­ra ir­te de vi­nos con los ami­gos, pa­ra una ce­na ro­mán­ti­ca... Si quie­res que cual­quie­ra de las si­tua­cio­nes sea un éxi­to, lee aten­ta­men­te.

Hoy nos aden­tra­mos en Ca­mi­se­ría Bur­gos. Una pe­que­ña tien­da en pleno co­ra­zón de Ma­drid fun­da­da en 1912 por Ju­lián P. Bur­gos y pos­te­rior­men­te ad­qui­ri­da por San­tia­go Ola­ve. Ubi­ca­da

en la ca­lle Ce­da­ce­ros de Ma­drid, Ca­mi­se­ría Bur­gos re­pre­sen­ta la ca­mi­sa de ca­li­dad y tra­di­ción he­cha a me­di­da. Car­men Ál­va­rez Ola­ve, nie­ta de San­tia­go Ola­ve y aho­ra al fren­te de la na­ve, nos cuen­ta al­gu­nos de los en­tre­si­jos que se han vi­vi­do en es­te es­ta­ble­ci­mien­to fa­mi­liar. “Mi abue­lo tra­ba­ja­ba pa­ra Ju­lián P. Bur­gos y de­ci­dió com­prar­le la tien­da. Tres ge­ne­ra­cio­nes más tar­de, aquí se­gui­mos. ¿Ves esa si­lla? Cary Grant se sen­ta­ba ahí y se que­da­ba de char­la”, co­men­ta Car­men, y es que esta ca­mi­se­ría cuen­ta con una dis­tin­gui­da clien­te­la que va des­de el pro­pio rey Felipe VI al men­cio­na­do Cary Grant, pa­san­do en­tre otros por Or­son We­lles, Can­tin­flas, Andy Gar­cía, Pa­blo Pi­cas­so o Ava Gard­ner.

EN­CAR­GOS DES­DE EEUU

“Co­la­bo­ra­mos tam­bién con pro­duc­to­ras de ci­ne de EEUU con­fec­cio­nan­do ca­mi­sas pa­ra las pe­lí­cu­las de Woody Allen, Adrien Brody, Sha­ron Sto­ne y Andy Gar­cía. Mu­chos de nues­tros clien­tes re­si­den en EEUU e Inglaterra”, nos cuen­ta Car­men. “An­tes ca­si to­do lo que se ha­cía era a me­di­da, no exis­tía tan­ta fá­bri­ca”, son al­gu­nos de los co­men­ta­rios de los ca­mi­se­ros Fran­cis­co Gar­cía y Jo­sé An­to­nio Ve­ga, que de­ba­ten en­tre ellos có­mo el gi­gan­te asiá­ti­co e In­ter­net su­po­nen una gran­dí­si­ma com­pe­ten­cia den­tro del mer­ca­do. Y es que du­ran­te el pro­ce­so de en­car­go de una ca­mi­sa, lo pri­me­ro es ele­gir la te­la. “Siem­pre he­mos apos­ta­do por ser di­fe­ren­tes y eso lo con­si­gues con los de­ta­lles. Te­ne­mos has­ta tres mil ti­pos de te­las pa­ra ele­gir. Esta, por ejem­plo, [se­lec­cio­na una] es una mues­tra de al­go­dón egip­cio: al ha­cer la re­co­gi­da del al­go­dón a mano, el hi­lo es mu­cho más lar­go y te per­mi­te un te­ji­do mu­cho más fno y sua­ve”, nos ex­pli­ca Car­men.

Des­pués, una vez ele­gi­da la te­la, to­ca es­co­ger cuá­les se­rán el cue­llo y los pu­ños

ES­TI­LO ‘PEAKY BLINDERS’

“Te­ne­mos di­fe­ren­tes mo­de­los de cue­llos y lue­go se per­so­na­li­zan pa­ra ca­da clien­te. Vi­mos que la se­rie Suits nos re­por­ta­ba un ma­yor nú­me­ro de pe­di­dos, y en­ton­ces fue cuan­do pen­sa­mos que po­día­mos apro­ve­char el flón de otra gran se­rie co­mo Peaky Blinders, de la que so­mos fans, y ha­cer un cue­llo co­mo el de los her­ma­nos Shelby. Esta es un po­co nues­tra ma­ne­ra de re­no­var­nos, de ac­tua­li­zar­nos. Por ejem­plo, ¿ves las gua­ya­be­ras?, no­so­tros las pu­si­mos de mo­da. Lle­va­mos to­da la vi­da ha­cién­do­las, pe­ro se pa­ró la fa­bri­ca­ción por un tiem­po. Ha­ce cin­co años vol­vi­mos a sa­car­las y aho­ra to­do el mun­do las lle­va [ri­sas]”.“es­te ti­po de ca­mi­sas son di­fí­ci­les de en­con­trar in­clu­so en las ca­mi­se­rías a me­di­da. Si la quie­res, no que­da otra que acer­car­te a una ar­te­sa­na y que te la ha­gan des­de ce­ro. Aquí so­lo ne­ce­si­ta­mos tu pre­sen­cia, una agu­ja, una ti­je­ra y el hi­lo,” afrma Car­men.

El ac­tor Finn Wit­trock, Greg en La La Land (2016), sa­be có­mo des­ta­car con una ca­mi­sa.

Fa­cha­da de la ca­mi­se­ría fun­da­da en Ma­drid en 1912. Iz­da., de­ta­lle de la ini­cial bor­da­da pa­ra el ac­tual du­que de Ler­ma. y, al igual que pa­sa con las te­las, Bur­gos ofre­ce una gran variedad de op­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.