QUI­ZÁ ACA­BE PA­GAN­DO LOS 8 EU­ROS DE FILMIN

Esquire (Spain) - - Best Version -

Diez años lle­va Filmin en el mer­ca­do. Con la ex­pe­ri­men­tal Ti­ro en la ca­be­za, la pri­me­ra pla­ta­for­ma es­pa­ño­la on­li­ne de ci­ne y se­ries se lan­zó en 2008. Fue una de­ci­sión arries­ga­da: la pe­lí­cu­la de Jai­me Ro­sa­les, es­tre­na­da si­mul­tá­nea­men­te en sa­las, mu­seos ( sí: mu­seos) y Filmin era mu­da, así que al­gu­nos cre­ye­ron que el sis­te­ma fa­lla­ba des­de el prin­ci­pio. Des­vir­gar­se con un fil­me abier­ta­men­te ra­ro y mi­no­ri­ta­rio fue una de­ci­sión muy Filmin. A día de hoy, la em­pre­sa con se­de (pre­cio­sa, por cier­to) en Bar­ce­lo­na si­gue sien­do el lu­gar que uno vi­si­ta en bus­ca de esa pe­lí­cu­la que so­lo du­ró unos días en ci­nes, tí­tu­los des­co­no­ci­dos, ci­ne de fes­ti­va­les, exo­tis­mo cul­tu­ral ex­tre­mo y clá­si­cos de to­do pe­la­je.

OR­GU­LLO­SA­MEN­TE MI­NO­RI­TA­RIA

Un pro­yec­to le­van­ta­do por unos “lo­cos del ci­ne”, en pa­la­bras de sus fun­da­do­res. Pe­ro no so­lo de apa­ren­tes lo­cu­ras ( co­mo inau­gu­rar su ser­vi­cio HD con An­ti­cris­to, de Lars von Trier) vi­ve Filmin: ellos fue­ron par­te del fe­nó­meno Car­mi­na o re­vien­ta y ‘ des­cu­brie­ron’ a Car­los Ver­mut. Y su­ya es tam­bién la pri­me­ra app pa­ra ipad de su ti­po en Eu­ro­pa. Em­pe­za­ron con es­pí­ri­tu de co­mu­ni­dad pa­ra afi­cio­na­dos al ci­ne y han ter­mi­na­do con­ver­ti­dos en una pla­ta­for­ma con per­so­na­li­dad pro­pia, or­gu­llo­sa­men­te mi­no­ri­ta­ria y, des­de ha­ce po­co, fnan­cie­ra­men­te ren­ta­ble.

Jau­me Ri­poll, uno de sus fun­da­do­res, en­tien­de que sus con­te­ni­dos sean iden- tif­ca­dos con ad­je­ti­vos co­mo ‘ra­di­cal’ y ‘ mi­li­tan­te’, pe­ro tam­bién in­sis­te en la pre­sen­cia en Filmin de pe­lí­cu­las tan ac­ce­si­bles co­mo Tru­man o Tar­de pa­ra la ira. Sub­ra­ya, eso sí, que “nun­ca he­mos que­ri­do ser el Net­fix es­pa­ñol. Aquí no en­con­tra­ras ni las pe­lí­cu­las de Harry Pot­ter ni Sky­fall”. Pe­ro sí que cuen­tan en su ca­tá­lo­go con el bio­pic de Yu­kio Mis­hi­ma o The story of film, la ex­tra­va­gan­te – e hip­nó­ti­ca– se­rie do­cu­men­tal del bri­tá­ni­co Marc Cou­sins so­bre la his­to­ria del ci­ne.

Y es que Tan­to Ri­poll co­mo Juan Car­los Tous y Jo­sé An­to­nio de Lu­na tie­nen cla­ro que las se­ries no son el fu­tu­ro de las pla­ta­for­mas de con­te­ni­dos au­dio­vi­sua­les, sino el pre­sen­te. “Es don­de es­tá el ta­len­to aho­ra”, di­ce Tous. Una de las pri­me­ras que ofre­cie­ron fue la mí­ti­ca Fawlty To­wers, que es de 1975. Otra de­ci­sión lo­ca que, sin em­bar­go, no po­dría te­ner más sen­ti­do.

Y no so­lo por­que soy un ro­mán­ti­co y es el úl­ti­mo re­duc­to de ci­ne in­de­pen­dien­te que que­da­rá cuan­do cie­rren los ci­nes de pro­vin­cias, ni tam­po­co por­que es una de las po­cas pla­ta­for­mas de ci­ne es­pa­ño­la. Es que ellos son au­tén­ti­cos ‘gour­mets’ del sép­ti­mo ar­te y ne­ce­si­to ayu­da pa­ra se­pa­rar el grano de la pa­ja “Nun­ca he­mos que­ri­do ser el Net­flix es­pa­ñol. Aquí no en­con­tra­rás ni Harry Pot­ter ni ‘Sky­fall’”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.