Ft­ness bou­ti­que Ho­me Well­ness

Esquire (Spain) - - Grooming -

ES­TI­RA Y TRA­BA­JA

Si te gus­ta sa­lir de ca­sa o del tra­ba­jo pa­ra des­co­nec­tar, pe­ro no quie­res ir a un ‘gim­na­sio de li­bro’, el en­tre­na­dor José Luis Cor­ti­na po­ne a tu dis­po­si­ción, en My Work Out Stu­dio (La­rra, 16, ba­jo iz­quier­da), sus am­plios co­no­ci­mien­tos en el fun­cio­na­mien­to del cuer­po pa­ra desa­rro­llar una ta­bla que se ajus­te a tus ne­ce­si­da­des y con la cual po­drás ir pro­gre­san­do y con­si­guien­do tus me­tas. Sus cla­ses es­tán orien­ta­das a la mez­cla

GIM­NA­SIO EN CA­SA

Si te so­bra es­pa­cio y te atre­ves, ¿por qué no ha­cer de tu ca­sa tu nue­vo templo del ft­ness? Tech­nogym te lo po­ne fá­cil con su nue­va De­sign. Pró­xi­ma­men­te, en pleno ba­rrio de Sa­la­man­ca (Clau­dio Coello, 77), la com­pa­ñía que ha trans­for­ma­do el con­cep­to de en al­go más he­do­nis­ta co­mo el well­ness po­ne a nues­tra dis­po­si­ción tec­no­lo­gía di­gi­tal avan­za­da, pro­gra­mas de en­tre­na­mien­to per­so­na­li­za­dos y ser­vi­cios de di­se­ño de in­te­rio­res a me­di­da pa­ra tras­la­dar el gim­na­sio a nues­tro ho­gar. Una pro­pues­ta 100% no­ve­do­sa pa­ra me­jo­rar el bie­nes­tar men­tal y fí­si­co que Tech­nogym ha ido sem­bran­do en no­so­tros a lo lar­go de los años. de ft­ness (fuer­za, hi­per­tro­fa, CO­RE y cir­cui­tos me­ta­bó­li­cos) con es­ti­ra­mien­tos ins­pi­ra­dos en pi­la­tes y yo­ga.

Y MA­ÑA­NA, ¿QUÉ?

En mu­chas par­tes del mun­do ya se es­tá im­po­nien­do el ft­ness 4.0 co­mo una au­tén­ti­ca reali­dad vir­tual y fí­si­ca en la que las má­qui­nas in­te­li­gen­tes se­rán las que pro­vo­quen agu­je­tas. Y no ha­bla­mos úni­ca­men­te del sel­ftrac­king (au­to­se­gui­mien­to me­dian­te re­lo­jes, za­pa­ti­llas, pul­se­ras...), sino de dos nue­vas pro­pues­tas de ft­ness in­te­li­gen­te que, se­gu­ra­men­te, no tar­da­re­mos en ver en los gim­na­sios de lu­jo de la nue­va me­ca del de­por­te.

La sporty di­gi­ta­li­za­ción ha crea­do un es­pe­jo ins­pi­ra­do en el que la bru­ja de Blan­ca­nie­ves te­nía en su dor­mi­to­rio. Co­lo­cán­do­te jus­to en­fren­te y sin te­ner que gri­tar­le “es­pe­ji­to, es­pe­ji­to”, So­los Mi­rror te res­pon­de sin ha­blar: con di­fe­ren­tes co­lo­res se­ña­la las par­tes de tu cuer­po que de­bes man­te­ner y co­rre­gir, y te des­plie­ga una ta­bla de ejer­ci­cios, pa­ra que no pue­das po­ner ni una ex­cu­sa y te con­vier­tas en el más bue­no­rro del reino (www.so­los­mi­rrors. com). Y si en vez de mo­ti­var­te mi­rán­do­te al es­pe­jo lo que pre­fe­res es vo­lar, pue­des con­se­guir­lo: Ica­ros, una má­qui­na de vue­lo crea­da en Mú­nich, te per­mi­te, gra­cias a la reali­dad vir­tual, sur­car el cie­lo mien­tras ha­ces de­por­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.