BAI­LAN­DO CON MASTODONTES

Esquire (Spain) - - Best Version -

Asier (Bil­bao, 1975) y En­ri­co (Ná­po­les, 1969) son Mas­to­don­te, un ex­pe­ri­men­to mu­si­cal que na­ce sin gé­ne­ro y abar­ca to­das las mú­si­cas: mu­cho ba­jo, ba­te­ría, so­ni­dos elec­tró­ni­cos, pop, rock, punk... con men­sa­je y ac­ti­tud. Lo pa­rie­ron mien­tras ma­ta­ban el tiem­po im­pro­vi­san­do en los des­can­sos del es­pec­tácu­lo El in­tér­pre­te. Que­da­mos en la ca­lle para que nos cuen­ten de qué va.

El ac­tor Asier Et­xean­dia, que aca­ba de ro­dar con Al­mo­dó­var, se sube al co­lum­pio de la mú­si­ca con­cep­tual con el com­po­si­tor y ba­jis­ta En­ri­co Bar­ba­ro. El re­sul­ta­do: un dis­co in­cla­si­fi­ca­ble, car­ne de di­rec­to

vi­da, un dis­co muy ba­rro­co que te ha­ce bai­lar des­de las en­tra­ñas. EN­RI­CO BAR­BA­RO: Y un jue­go mu­si­cal don­de el mo­vi­mien­to del mas­to­don­te, pom, pom..., nos mar­ca el pa­so. AE: Y los dos so­mos gran­des co­mo mastodontes [ri­sas]. ESQ: Do­ce te­mas co­mo do­ce ac­tos y, den­tro, dos tri­lo­gías: Anato­mía de un éxo­do y Tri­lo­gía de Bil­bao. Y ves­tua­rio, co­reo­gra­fías y ví­deos. Más que un ál­bum pa­re­ce una ópe­ra. AE: Sí, una es­pe­cie de ópe­ra/ pe­lí­cu­la que se mon­ta­rá co­mo un puz­le con la pro­duc­to­ra La Ca­ña Brot­hers. Guar­da mu­chos je­ro­glíf­cos. Pink Floyd o Bo­wie ya ha­cían dis­cos con­cep­tua­les. ESQ: ¿Qué ha­ce un ac­tor de Bil­bao can­tan­do con el me­jor ba­jis­ta de Es­pa­ña? AE: Per­do­na, el me­jor mú­si­co mul­ti­dis­ci­pli­nar de Eu­ro­pa, ¿ eh? En­ri­co es co­mo los án­ge­les pro­tec­to­res de El cie­lo so­bre Ber­lín, de Wim Wen­ders. Un ti­po sa­bio, ele­gan­te de al­ma y om­ni­pre­sen­te. So­mos el yin y el yang. EB: ¡Guau!, gracias... Pues Asier es la rock star más gran­de que hay en Es­pa­ña, por men­ta­li­dad y ac­ti­tud. Es lo más pa­re­ci­do que voy a es­tar de to­car con un Bo­wie o un Elvis. ESQ: ¡Qué ro­mán­ti­cos! AE: Sí, pu­ra quí­mi­ca. Siem­pre he sen­ti­do una ne­ce­si­dad bru­tal de can­tar, pe­ro has­ta que no en­con­tré la ma­du­rez y a En­ri­co no te­nía na­da que de­cir. EB: In­clu­so nos fui­mos a vi­vir jun­tos... ESQ: ¿Y quién lle­va­ba la ba­tu­ta? AE: Co­mo en los mu­si­ca­les: uno em­pie­za a can­tar y el otro le si­gue co­mo si la can­ción ya exis­tie­ra, ma­gia [ri­sas]. EB: De­trás hay un tra­ba­jo más pro­fun­do, cla­ro. Y a ve­ces le ten­go que de­cir: “¡Bas­ta!”, por­que no para de crear. ESQ: Pa­re­ce un po­co hi­per­ac­ti­vo, ¿no? AE: Un po­co no, soy hi­per­ac­ti­vo. ESQ: Pe­ro ca­na­li­zas... AE: Sí, mi tra­ba­jo es mi exor­cis­mo. Ade­más, no sé ha­cer otra co­sa. Fui fra­ca­so es­co­lar. Lo úni­co que me po­ne la piel de ga­lli­na es la mú­si­ca, la dan­za, la in­ter­pre­ta­ción... Y no para mos­trar­me, sino para ha­cer reac­cio­nar a los de­más. Si lo con­si­go, mue­ro. ESQ: El 20 de no­viem­bre ac­tuáis en Ma­drid, el 23 en Bar­ce­lo­na y el 29 en Bil­bao. ¿Con ga­nas? AE: Sí, es­ta­mos co­mo ti­gres en­jau­la­dos. Lo nues­tro es el di­rec­to.y la fe­cha mo­la: mue­re Fran­co, na­ce Mas­to­don­te.

En­ri­co Bar­ba­ro: “Asier es la ‘rock star’ más gran­de que hay en Es­pa­ña. Es lo más pa­re­ci­do que voy a es­tar de to­car con un Bo­wie o un Elvis”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.