“El 2018 es un año mar­ca­do por la ex­pe­ri­men­ta­ción a la ho­ra de com­bi­nar y mez­clar los co­lo­res.”

Esthetic World - - Tendencias -

ro­jo y ro­sa con tex­tu­ras se­mi­trans­pa­ren­tes. Pro­duc­tos sim­ples de apli­car pa­ra un look fres­co y ele­gan­te.

Otro pro­duc­to esen­cial pa­ra la pró­xi­ma tem­po­ra­da es el blush, el efec­to de me­ji­llas pe­lliz­ca­das que apor­ta un le­ve en­ro­je­ci­mien­to, o lo que es lo mis­mo, el lla­ma­do Bon­ne Mi­ne ef­fect. Las tex­tu­ras en es­te ca­so son tam­bién de­li­ca­das y na­tu­ra­les. Con el fin de agi­li­zar y per­so­na­li­zar el propio look se pue­de op­tar por cos­mé­ti­cos ver­sá­ti­les que son mul­ti­fun­ción, de ma­ne­ra que un mis­mo pro­duc­to se pue­de uti­li­zar, por ejem­plo, pa­ra pár­pa­dos tam­bién.

La mi­ra­da, la gran pro­ta­go­nis­ta

En cuan­to a los ojos vuel­ven los de­li­nea­dos efec­to re­lleno de pes­ta­ña. Las som­bras se van a fun­dir y mez­clar de­li­ca­da­men­te con un efec­to ahu­ma­do. Se re­co­mien­da uti­li­zar pin­ce­les en for­ma de me­cha con pe­lo na­tu­ral de mar­ta, ya que fa­vo­re­cen el di­fu­mi­na­do.

Las to­na­li­da­des más cla­ras se re­co­mien­dan en los la­gri­ma­les y el ar­co de la ce­ja, y las más os­cu­ras en la cuen­ca del ojo ha­cia el ex­te­rior, sin so­bre­sa­lir ex­ce­si­va­men­te. Las som­bras me­ta­li­za­das co­bran mu­cho protagonismo.

Un es­ti­lo más atre­vi­do y van­guar­dis­ta que vie­ne ins­pi­ra­do de la mo­da de los años 90 pue­de ser el de di­fu­mi­na­dos con co­lo­res in­ten­sos mo­no­cro­mo o mul­ti­co­lor que

so­bre­sa­len ha­cia el ex­te­rior e in­clu­so con­ti­núan por la sien has­ta en­ci­ma de la ce­ja. Es­te es­ti­lo pue­de acom­pa­ñar­se con de­li­nea­dos grue­sos y pes­ta­ñas pos­ti­zas.

Las pes­ta­ñas siguen sien­do las gran­des pro­ta­go­nis­tas del ma­qui­lla­je de ojos. Se re­co­mien­da más­ca­ras de pes­ta­ñas en­ri­que­ci­das con prin­ci­pios ac­ti­vos pa­ra for­ta­le­cer­las y se de­be tra­ba­jar de raíz a pun­ta, es­ti­ran­do bien des­de la ba­se y ter­mi­nan­do el úl­ti­mo tra­mo ha­cia afue­ra pa­ra que que­den en for­ma de aba­ni­co. Se de­be pei­nar bien con un ce­pi­lli­to pa­ra evi­tar gru­mos.

Las ce­jas tam­bién tie­nen una gran im­por­tan­cia. Des­de ha­ce unos cuan­tos años se llevan na­tu­ra­les, grue­sas y pei­na­das de­li­ca­da­men­te ha­cia arri­ba. Hay múl­ti­ples cos­mé­ti­cos pa­ra me­jo­rar­las, co­mo por ejem­plo los lá­pi­ces, las ce­ras, las más­ca­ras de ce­jas y las som­bras en pol­vo.

Los ilu­mi­na­do­res

No hay que ol­vi­dar­se de los ilu­mi­na­do­res que re­sal­tan dis­tin­tas zo­nas del ros­tro y dan as­pec­to de ju­go­si­dad a la piel, ideal en la zo­na al­ta de los pó­mu­los, el ar­co de Cu­pi­do, los la­gri­ma­les y la zo­na cen­tral de la fren­te y del ta­bi­que de la na­riz, si es­te es recto y la na­riz pe­que­ña. Pa­ra pie­les oleo­sas se re­co­mien­da no uti­li­zar ilu­mi­na­do­res pues­to que son pie­les con ex­ce­sos de bri­llos por na­tu­ra­le­za y po­dría re­sul­tar ex­ce­si­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.