En pri­me­ra per­so­na

“Si tie­nes una bue­na for­ma­ción y te apa­sio­na tu tra­ba­jo, el éxi­to es só­lo cues­tión de tiem­po.”

Esthetic World - - Sumario -

Di­rec­to­ra y pro­pie­ta­ria del Ins­ti­tu­to de Be­lle­za y Sa­lud Patricia Mo­reno, es­ta mu­jer apa­sio­na­da y aman­te de su pro­fe­sión, de­di­ca su vi­da por com­ple­to al cui­da­do, la sa­lud y el bie­nes­tar del cuer­po de ma­ne­ra in­te­gral. Sus más de 10 años de ex­pe­rien­cia y su al­ta pro­fe­sio­na­li­dad, la han po­si­cio­na­do co­mo una gran es­pe­cia­lis­ta en cui­da­dos de la piel y tra­ta­mien­tos na­tu­ra­les.

1 | ¿Có­mo sur­gió su in­te­rés por el mun­do de la es­té­ti­ca? Siem­pre me ha gus­ta­do el mun­do de la be­lle­za. Mien­tras es­tu­dia­ba y es­ta­ba in­tere­sa­da en el bai­le o en di­ver­tir­me y sa­lir con mis ami­gos, em­pe­zó a atraer­me el ma­qui­lla­je. Enseguida me di cuenta de que te­nía mu­cho que apren­der. Cuan­to más leía o des­cu­bría, más le­jos me pa­re­cía que se en­con­tra­ba la me­ta. Y así, sin dar­me cuenta, po­co a po­co, me fui for­man­do.

Pron­to com­pren­dí que el mun­do de la es­té­ti­ca su­po­ne una for­ma­ción cons­tan­te. Con­ti­nua­men­te van sa­lien­do nue­vos pro­duc­tos y tra­ta­mien­tos. An­tes de ter­mi­nar la for­ma­ción ya es­ta­ba tra­ba­jan­do en un bal­nea­rio ur­bano. Mien­tras con­va­li­da­ba prác­ti­cas y tra­ba­ja­ba en dis­tin­tos si­tios, me se­guía pre­pa­ran­do y ha­cien­do to­do ti­po de cur­sos pa­ra com­ple­tar mi for­ma­ción. Iba cam­bian­do de tra­ba­jos. Me in­tere­sa­ba to­do aque­llo que me pu­die­ra apor­tar al­go, cual­quier ocupación que me des­cu­brie­se co­sas que no co­no­cie­ra. Me mo­ví mu­cho, des­de cen­tros de es­té­ti­ca has­ta gim­na­sios.

2 | ¿ Có­mo fue­ron sus ini­cios? Nun­ca me plan­teé que iba a te­ner mi propio cen­tro de es­té­ti­ca.

Cu­rio­sa­men­te la vi­da me ofre­ció esa apues­ta pre­ci­sa­men­te en uno de los peo­res mo­men­tos de mi vi­da. Cuan­do me­nos ener­gía pen­sa­ba que te­nía pa­ra em­bar­car­me en al­go nue­vo, fue el mo­men­to que eli­gió mi ma­ri­do pa­ra apos­tar por mí, por mis ca­pa­ci­da­des y por mi tra­ba­jo. Me ani­mó a abrir un cen­tro y me ayu­dó y apo­yó has­ta ma­te­ria­li­zar mi sue­ño. No ima­gi­né que el Ins­ti­tu­to de Be­lle­za y Sa­lud Patricia Mo­reno lle­ga­ría a ser tan im­por­tan­te.

3 | ¿Cuál es el tra­ta­mien­to es­tre­lla de su cen­tro? En el Ins­ti­tu­to de Be­lle­za y Sa­lud desa­rro­lla­mos un con­cep­to de be­lle­za li­ga­do a la sa­lud. Am­bos con­cep­tos van de la mano. Aho­ra es­ta­mos a la van­guar­dia en pro­duc­tos y apa­ra­to­lo­gía y nos cen­tra­mos en un cui­da­do in­te­gral y per­so­na­li­za­do. El cen­tro tie­ne la vo­lun­tad de ofre­cer los tra­ta­mien­tos y pro­duc­tos más pun­te­ros tan­to en tec­no­lo­gía co­mo en cosmética.

4 | ¿Qué cree que ne­ce­si­ta un buen es­te­ti­cis­ta pa­ra triun­far? Pro­fe­sio­na­li­dad, tra­ba­jo y de­di­ca­ción son, a mi jui­cio, los tres com­po­nen­tes del éxi­to en cual­quier pro­fe­sión. És­ta no es di­fe­ren­te. Si tie­nes una bue­na for­ma­ción y te apa­sio­na tu tra­ba­jo, el éxi­to es só­lo cues­tión de tiem­po.

5 | ¿Qué es lo que más le gus­ta de su pro­fe­sión? Eso que aca­bo de ex­pli­car es pre­ci­sa­men­te lo que más me gus­ta de mi tra­ba­jo. Me en­can­ta lo que ha­go, ayu­dar a otros a alcanzar sus me­tas per­so­na­les pa­ra sen­tir­se bien. Pa­ra lo­grar­lo cuen­to con la ayu­da de fan­tás­ti­cos pro­fe­sio­na­les con los que com­par­to sue­ños e in­quie­tu­des y a los que lue­go veo triun­far y ha­cer­se un hue­co en es­ta ma­ra­vi­llo­sa pro­fe­sión.

6 | ¿Qué ha apren­di­do de es­ta pro­fe­sión? En ge­ne­ral, en to­das las ocu­pa­cio­nes hay una va­lo­ra­ción so­bre los re­sul­ta­dos pe­ro en la nues­tra tal vez po­dría­mos de­cir que más que en nin­gu­na otra. Nues­tros clien­tes de­man­dan re­sul­ta­dos y se­gu­ri­dad: me­jo­rar, ver­se re­no­va­dos y, por en­ci­ma de to­do, bus­can es­tar bien aten­di­dos, sen­tir­se se­gu­ros y con­fiar en los pro­fe­sio­na­les que les es­tán tra­tan­do. Nues­tros tra­ta­mien­tos son ab­so­lu­ta­men­te per­so­na­li­za­dos y ca­da uno de nues­tros clien­tes es al mis­mo tiem­po nues­tro ali­cien­te y un re­to, nues­tra ra­zón de ser y avan­zar.

¿Cuál es su pro­yec­to fu­tu­ro? El sec­tor de la be­lle­za es­ta­rá siem­pre en cons­tan­te cam­bio y trans­for­ma­ción. Los des­cu­bri­mien­tos y avances nos ins­pi­ra­rán y ayu­da­rán a ofre­cer a nues­tros clien­tes siem­pre lo más no­ve­do­so so­bre las úl­ti­mas ten­den­cias en es­té­ti­ca. Mi fu­tu­ro se­rá “Tra­ba­jo y tra­ba­jo” pe­ro ten­go la suer­te de po­der tra­du­cir­lo co­mo “Fe­li­ci­dad y fe­li­ci­dad”. Y aho­ra más que nun­ca que es­toy es­pe­ran­do an­sio­sa la lle­ga­da de mi pe­que­ña Ma­nue­la.

¿Có­mo ve el fu­tu­ro del sec­tor? En las so­cie­da­des avan­za­das de Oc­ci­den­te, con un in­te­rés ca­da vez ma­yor en la co­mo­di­dad y el bie­nes­tar, hay una búsqueda cons­tan­te de mé­to­dos pa­ra con­se­guir sa­lud y be­lle­za. Ca­da día son más los hom­bres y mu­je­res que se cui­dan y veo un fu­tu­ro muy pro­me­te­dor en el que no se adi­vi­na aún com­ple­ta­men­te el ho­ri­zon­te. Te­ne­mos mu­cha suer­te de de­di­car­nos a es­ta ma­ra­vi­llo­sa pro­fe­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.