Wed­ding nails

Las ma­nos de la no­via co­bran un especial protagonismo, y es que lu­cen el com­ple­men­to más im­por­tan­te de la ce­re­mo­nia: la alian­za. Te con­ta­mos qué manicuras pue­des ofre­cer a tus clien­tas pa­ra que sus uñas luz­can ra­dian­tes co­mo ellas.

Esthetic World - - Sumario -

en la no­via ca­da de­ta­lle cuenta: lo que com­ple­men­ta y lo que em­be­lle­ce, to­do crea una ima­gen úni­ca de cuen­to de ha­das. Pe­ro hay un pro­ta­go­nis­ta prin­ci­pal que com­par­ten los dos no­vios y es­te es, sin du­da, el ani­llo. El mo­men­to en el que el fu­tu­ro ma­tri­mo­nio se in­ter­cam­bia las alian­zas atrae las mi­ra­das de to­dos los in­vi­ta­dos y fo­tó­gra­fos; ins­tan­tá­nea que que­da­rá re­fle­ja­da en su ál­bum de re­cuer­dos pa­ra to­da la vi­da.

Ten­den­cias en ma­ni­cu­ra nup­cial

La ma­ni­cu­ra pa­ra la bo­da es muy im­por­tan­te y siem­pre se pres­ta un especial cui­da­do con ella, por­que las ma­nos siem­pre es­tán a la vis­ta du­ran­te la ce­re­mo­nia, tan­to las de ellas, co­mo las de él.

Uno de los as­pec­tos que con­di­cio­na­rá el es­ti­lo de la ma­ni­cu­ra es la lar­gu­ra de las uñas. Pe­ro, ¿qué ta­ma­ño es el más ade­cua­do? Aquí entra en jue­go la decisión per­so­nal de la no­via, ya que en­con­tra­mos to­do ti­po de clien­tas y de gus­tos, por lo que de­be­mos te­ner en el cen­tro un am­plio aba­ni­co de pro­pues­tas pa­ra ofre­cer el di­se­ño que me­jor se adap­te a ella.

Al­gu­nas no­vias pre­fie­ren las uñas cor­tas por­que con­si­de­ran que de es­ta for­ma no les mo­les­ta­rán du­ran­te la ce­re­mo­nia y el res­to de la ce­le­bra­ción. Otras, sin em­bar­go, de­ci­den pres­cin­dir de la co­mo­di­dad y es­co­ger unas uñas lar­gas y ex­tra­va­gan­tes que se luz­can bien. En cuan­to a mo­da se re­fie­re, la ten­den­cia es­tá en las uñas cor­tas, y es que, co­mo ve­mos fre­cuen­te­men­te en otros as­pec­tos de la ima­gen, pri­ma la be­lle­za na­tu­ral.

¿Qué for­ma es­co­ger?

Al igual que ocu­rre con la lar­gu­ra, la for­ma de las uñas pue­de ser com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te pa­ra ca­da no­via, quien se de­can­ta­rá por un es­ti­lo u otro en fun­ción de sus pre­fe­ren­cias y gus­to.

Los es­ti­lis­tas de la ima­gen re­co­mien­dan de­can­tar­se por las uñas ova­la­das y en for­ma de al­men­dra, ya que es­tas pue­den de­co­rar­se de ma­ne­ra her­mo­sa y ele­gan­te, dan­do op­ción a múl­ti­ples di­se­ños y de­ta­lles.

Si bien la ma­ni­cu­ra fran­ce­sa ha si­do un clá­si­co du­ran­te mu­chos años, las pro­fe­sio­na­les de las uñas ca­da vez más acon­se­jan cam­biar la ma­ni­cu­ra tra­di­cio­nal y apos­tar por el es­ti­lo nu­de, que un año más se ha con­ver­ti­do en un must de tem­po­ra­da. Sea cual sea la elec­ción, lo prin­ci­pal es ele­gir el tono ade­cua­do pa­ra su piel.

Otra op­ción pa­ra per­so­na­li­zar la ma­ni­cu­ra fran­ce­sa es trans­for­mán­do­la con un de­gra­da­do, mez­clan­do un tono nu­de y blan­co y aña­dir, por ejem­plo, al­gu­na de­co­ra­ción en los de­dos anu­la­res.

Co­mo ve­mos, las ten­den­cias en ma­ni­cu­ra de bo­das se sa­len ca­da vez más de los cla­si­cis­mos y los con­ven­cio­na­lis­mos, dan­do lu­gar a un sin­fín de es­ti­los y di­se­ños a la car­ta de las clien­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.