“Sin la bue­na vo­lun­tad de Ji­me­na, la in­de­pen­den­cia no hu­bie­ra si­do po­si­ble”

Un re­fuer­zo ad­mi­nis­tra­ti­vo, pri­mer pa­so pa­ra sen­tar las ba­ses de Te­so­ri­llo co­mo mu­ni­ci­pio El oc­ta­vo pue­blo de la co­mar­ca so­li­ci­ta­rá in­gre­sar en la Man­co­mu­ni­dad

Europa Sur - - CAMPO DE GIBRALTAR - A. Rodríguez

A Je­sús Fer­nán­dez Rey (IU), co­mo pre­si­den­te de la En­ti­dad Lo­cal Au­tó­no­ma de San Martín del Te­so­ri­llo des­de 2015, le ha to­ca­do li­de­rar la tran­si­ción ha­cia la cons­ti­tu­ción for­mal del nue­vo mu­ni­ci­pio y to­mar las pri­me­ras de­ci­sio­nes es­tra­té­gi­cas pa­ra el fu­tu­ro pue­blo.

–¿En qué pen­só cuan­do tu­vo la co­mu­ni­ca­ción ofi­cial de que la se­gre­ga­ción de Ji­me­na era un he­cho?

–Te­nía­mos in­for­ma­ción de la Jun­ta unos días an­tes. Pe­ro ha­bía que guar­dar cau­te­la has­ta que fue­ra ofi­cial. Era una no­ti­cia muy es­pe­ra­da y nos lan­za­mos a pre­pa­rar una fies­te­ci­ta pa­ra tra­ba­jar des­de el día si­guien­te.

–Tie­ne que po­ner un pue­blo en mar­cha prác­ti­ca­men­te des­de ce­ro. ¿Qué sen­sa­cio­nes le pro­du­ce?

–La de asu­mir una res­pon­sa­bi­li­dad que es bas­tan­te com­ple­ja. Hay mu­cho tra­ba­jo por ha­cer aun­que lo afron­ta­mos con ilu­sión. Cuan­do en­tra­mos en la ELA, en 2015, nos en­con­tra­mos con un tra­ba­jo pen­dien­te enor­me. Tam­bién su­pu­so em­pe­zar ca­si des­de ce­ro. Des­de re­gu­la­ri­zar sub­ven­cio­nes y pa­gar deu­da. Qui­zás lo ten­ga­mos al­go más cla­ro por­que em­pe­za­mos des­de ce­ro pe­ro con to­das las com­pe­ten­cias, sin de­pen­der de na­die, y con un pre­su­pues­to pro­pio.

–¿Cuál es el prin­ci­pal ob­je­ti­vo una vez que se cons­ti­tu­ya la ges­to­ra mu­ni­ci­pal? ¿Cuál es el ser­vi­cio más ur­gen­te?

–For­mar un equi­po de ad­mi­nis­tra­ción. Es prio­ri­ta­rio. Va­mos a in­ten­tar sa­car cua­tro o cin­co pla­zas de ad­mi­nis­tra­ti­vo pa­ra em­pe­zar a fun­cio­nar en la pues­ta en mar­cha de las com­pe­ten­cias, los ex­pe­dien­tes, las or­de­nan­zas o las si­guien­tes pla­zas de con­cur­so que ha­gan fal­ta. No hay mu­cho tiem­po an­tes de las elec­cio­nes de ma­yo, pe­ro va­mos a tra­ba­jar pa­ra que quien go­bier­ne des­pués ya ten­ga un equi­po.

–De las ta­reas pa­ra la ges­to­ra, y al mar­gen del asun­to de do­tar­se de per­so­nal, ¿cuál es la la­bor más ur­gen­te?

–Po­ner en mar­cha las or­de­nan­zas mu­ni­ci­pa­les. Sin ellas no se po­drán co­brar las ta­sas que fi­je el Ayun­ta­mien­to, sino al mí­ni­mo que mar­ca la Ley. Po­si­ble­men­te, es­te pri­mer año al­gu­nas ta­sas se cobrarán al mí­ni­mo le­gal. Tras apro­bar las or­de­nan­zas, tam­bién ne­ce­si­ta­mos un pre­su­pues­to pa­ra or­de­nar y adap­tar las cuen­tas a la nue­va si­tua­ción de in­gre­sos, re­cau­da­ción y los gas­tos.

–¿Su vo­lun­tad po­lí­ti­ca se­rá man­te­ner los im­pues­tos lo más ba­jos po­si­ble?

–Cree­mos que de­be ha­ber un equi­li­brio. Es cier­to que en al­gu­nos ca­sos al­gu­na ta­sa o im­pues­to con­cre­to se po­drá ba­jar en com­pa­ra­ción con lo que se pa­ga­ba en Ji­me­na. In­ten­ta­re­mos ba­jar al­go pa­ra que se no­te el cam­bio.

–¿Có­mo es la si­tua­ción eco­nó­mi­ca de la ELA? Aho­ra co­men­za­rán a lle­gar in­gre­sos co­mo la Par­ti­ci­pa­ción de los In­gre­sos del Es­ta­do o el fon­do in­con­di­cio­na­do de la Jun­ta.

–(Son­ríe) Cuan­do lle­ga­mos al go­bierno ha­bía una deu­da im­por­tan­te. De unos 800.000 eu­ros a pro­vee­do­res de to­do ti­po co­mo lu­ces de Na­vi­dad, ser­vi­cios, En­de­sa o in­clu­so a la Se­gu­ri­dad So­cial. Se ha pa­ga­do apro­xi­ma­da­men­te la mi­tad en cua­tro años. Has­ta que no em­pe­ce­mos a re­ci­bir los tri­bu­tos de­pen­de­re­mos un po­co de Ji­me­na, de la asig­na­ción que nos co­rres­pon­de de los tri­bu­tos que Ji­me­na re­cau­de en 2018. La PIE y la Pa­tri­ca es­ti­mo que se for­ma­li­za­rán a pri­me­ros de 2019 y en abril co­men­za­re­mos a re­ci­bir los tri­bu­tos. El pri­mer año se­rá más bien de tan­teo pa­ra sa­ber con qué pre­su­pues­to con­ta­re­mos.

–¿Y con los ban­cos? ¿Có­mo se lle­van?

–No te­ne­mos prés­ta­mos. Va­mos a in­ten­tar echar a an­dar sin de­pen­der de la ban­ca. No creo en el en­deu­da­mien­to, sino en ha­cer lo má­xi­mo po­si­ble con lo que hay.

–¿Cuá­les son los pro­yec­tos prio­ri­ta­rios en Te­so­ri­llo?

–He­mos em­pe­za­do la reha­bi­li­ta­ción de la Ca­si­ta de Cam­po con sub­ven­cio­nes de la Dipu­tación y apor­ta­cio­nes que bus­ca­mos de otras en­ti­da­des. La idea es ter­mi­nar­la pa­ra tras­la­dar allí el pró­xi­mo Ayun­ta­mien­to y equi­pa­mien­tos cul­tu­ra­les. Que el te­so­ri­lle­ro vea que la in­de­pen­den­cia le ha su­pues­to una me­jo­ra, un pro­gre­so. Por su­pues­to, con­ti­nuar con ca­lles, ace­ra­do y mu­chas in­fra­es­truc­tu­ras. Te­so­ri­llo ne­ce­si­ta un la­va­do de ca­ra.

–¿Có­mo es­tá sien­do y có­mo pre­vé que sea a par­tir de aho­ra la re­la­ción con Ji­me­na tras el “di­vor­cio”?

–Más que un di­vor­cio, va­mos a to­mar el asun­to de la se­gre­ga­ción co­mo cuan­do en una fa­mi­lia el hi­jo ma­yor se in­de­pen­di­za y se va de ca­sa pe­ro man­tie­ne una bue­na re­la­ción con sus pa­dres. El

Ayun­ta­mien­to de Ji­me­na es­tá co­la­bo­ran­do al má­xi­mo, fa­ci­li­tan­do las co­sas. Sin la vo­lun­tad del Ayun­ta­mien­to ma­triz, la in­de­pen­den­cia de Te­so­ri­llo no hu­bie­ra si­do po­si­ble. Se­gui­mos co­la­bo­ran­do y te­ne­mos víncu­los que tar­da­re­mos en rom­per.

–¿Cuá­les?

–Lo más com­ple­jo va a ser la Po­li­cía Lo­cal. La bue­na amis­tad en­tre los ve­ci­nos de Ji­me­na y Te­so­ri­llo va a se­guir ahí.

–¿Cree que la se­gre­ga­ción per­mi­ti­rá zan­jar cual­quier ti­po de ro­ce del pa­sa­do?

–So­mos bue­nos ve­ci­nos. Pe­ro ne­ce­si­tá­ba­mos es­ta in­de­pe­nen­cia. No ol­vi­de­mos que Ji­me­na es­tá a más de 20 ki­ló­me­tros por ca­rre­te­ra y los ser­vi­cios que nos tie­nen que pres­tar, la ver­dad, mu­chas ve­ces no lle­ga­ban por fal­ta de me­dios o por­que se “ba­rría” un po­qui­to pa­ra ca­sa.

–El pre­si­den­te de la Man­co­mu­ni­dad les ha in­vi­ta­do el mar­tes 13 al Con­se­jo Eco­nó­mi­co y So­cial. ¿Van a in­te­grar­se en la Man­co­mu­ni­dad?

–Cla­ro. Va­mos a tra­mi­tar la so­li­ci­tud e in­te­grar­nos.

–¿En Arc­gi­sa tam­bién?

–De en­tra­da, sí. Y en es­te tiem­po de tran­si­ción, los ser­vi­cios de agua y ba­su­ra es­tán ga­ran­ti­za­dos.

–¿Plan­tea­rían una pri­va­ti­za­ción del agua a cam­bio de un ca­non pa­ra fi­nan­ciar es­te pri­mer arran­que del mu­ni­ci­pio?

–Lo ten­dre­mos que va­lo­rar. Son ac­tua­cio­nes que co­rres­pon­de­rán al go­bierno que sal­ga de las pró­xi­mas mu­ni­ci­pa­les, por­que son de­ci­sio­nes im­por­tan­tes.

Más que un di­vor­cio, la se­gre­ga­ción es co­mo cuan­do un hi­jo se va de ca­sa pe­ro se lle­va bien con sus pa­dres” No te­ne­mos prés­ta­mos. Va­mos a in­ten­tar echar a an­dar sin la ban­ca. No creo en el en­deu­da­mien­to”

–Ya que sa­ca de nue­vo el te­ma del pró­xi­mo go­bierno, ¿se pre­sen­ta­rá a las mu­ni­ci­pa­les?

–Sí. Me pre­sen­ta­ré.

ERAS­MO FENOY

Je­sús Fer­nán­dez, en el ex­te­rior de la Ca­si­ta de Cam­po don­de se pre­vé ubi­car el Ayun­ta­mien­to tras su reha­bi­li­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.