El prin­ci­pal so­cio co­mer­cial tras la UE

EEUU es el sex­to mer­ca­do más im­por­tan­te pa­ra las ex­por­ta­cio­nes an­da­lu­zas y el pri­me­ro no eu­ro­peo Com­bus­ti­bles y pro­duc­tos agroa­li­men­ta­rios su­po­nen los prin­ci­pa­les pro­duc­tos

Europa Sur - - PROVINCIA - Ale­jan­dro Martín

La ce­le­bra­ción del Fo­ro Es­pa­ñaEs­ta­dos Uni­dos en Je­rez evi­den­cia una es­tre­cha re­la­ción con An­da­lu­cía que se re­mon­ta a más de me­dio si­glo. Su es­tra­té­gi­ca si­tua­ción geo­grá­fi­ca pro­pi­ció la aper­tu­ra de las ba­ses es­ta­dou­ni­den­ses de Ro­ta y Mo­rón de la Fron­te­ra, to­da­vía vi­ta­les en la po­lí­ti­ca de de­fen­sa de la Ca­sa Blan­ca. Am­bas ins­ta­la­cio­nes se con­vir­tie­ron en puer­ta de en­tra­da de la cul­tu­ra nor­tea­me­ri­ca­na a la pe­nín­su­la, fo­men­tan­do fe­nó­me­nos cul­tu­ra­les de van­guar­dia co­mo el lla­ma­do rock an­da­luz. Tam­bién hu­bo cla­ros­cu­ros, co­mo el ac­ci­den­te de Pa­lo­ma­res, que aún cau­sa as­pe­re­zas en las re­la­cio­nes en­tre Ma­drid y Was­hing­ton por la lim­pie­za pen­dien­te de las tie­rras con­ta­mi­na­das por ra­dio­ac­ti­vi­dad.

Pe­ro si hay un pun­to en el que los la­zos se han in­ten­si­fi­ca­do es en el ám­bi­to de la eco­no­mía. Es­ta­dos Uni­dos es ac­tual­men­te el prin­ci­pal mer­ca­do pa­ra las ex­por­ta­cio­nes an­da­lu­zas fue­ra de la Unión Eu­ro­pea, des­ban­can­do a Ma­rrue­cos.

El pro­gre­so en la úl­ti­ma dé­ca­da ha si­do es­pec­ta­cu­lar. Las ven­tas de las em­pre­sas de An­da­lu­cía en Es­ta­dos Uni­dos as­cen­die­ron en 2017 a ca­si 1.600 mi­llo­nes de eu­ros, lo que su­po­ne un avan­ce del 24,2% res­pec­to al ejer­ci­cio an­te­rior, se­gún los da­tos de Ex­ten­da-Agen­cia An­da­lu­za de Pro­mo­ción Ex­te­rior. Es­ta ci­fra su­po­ne ca­si el do­ble de la que se re­gis­tra­ba en 2010, cuan­do las ex­por­ta­cio­nes an­da­lu­zas re­ba­sa­ron por po­co el lis­tón de los 800 mi­llo­nes de eu­ros.

La ma­yor par­ti­da –457,6 mi­llo­nes de eu­ros– co­rres­pon­de a com­bus­ti­bles y pro­duc­tos de­ri­va­dos del pe­tró­leo. Es­to es fru­to de la pre­sen­cia en An­da­lu­cía de dos de las re­fi­ne­rías de Cep­sa en Es­pa­ña, si­tua­das en Pa­los de la Fron­te­ra (Huel­va) y Los Ba­rrios, en el Cam­po de Gi­bral­tar.

El si­guien­te apar­ta­do por vo­lu­men de ven­tas es el de gra­sas y acei­tes ani­ma­les o ve­ge­ta­les, en­tre los que se in­clu­ye el acei­te de oli­va, y que apor­ta 420,5 mi­llo­nes de eu­ros. No en vano, Es­ta­dos Uni­dos es uno de los prin­ci­pa­les mer­ca­dos de es­te pro­duc­to ne­ta­men­te an­da­luz. Por ejem­plo, Deo­leo, con se­de so­cial en Cór­do­ba, es la pro­pie­ta­ria de Ber­to­lli, la prin­ci­pal mar­ca de acei­te de oli­va a ni­vel mun­dial y uno de los lí­de­res del mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se. Otra com­pa­ñía an­da­lu­za que ha re­afir­ma­do su pre­sen­cia en Es­ta­dos Uni­dos es la ma­la­gue­ña Dcoop, que re­cien­te­men­te en­tró en el ac­cio­na­ria­do de Be­llCar­ter, el lí­der del mer­ca­do de acei­tu­na de me­sa en Es­ta­dos Uni­dos. Pre­ci­sa­men­te en la acei­tu­na de me­sa es don­de ha sur­gi­do la úl­ti­ma gran dis­cre­pan­cia co­mer­cial. La im­po­si­ción de un aran­cel del 35% a la im­por­ta­ción de acei­tu­na ne­gra por par­te de la Ad­mi­nis­tra­ción Trump ha pro­vo­ca­do un des­plo­me del 70% en el vo­lu­men ex­por­ta­do de es­te fru­to, que se re­co­lec­ta fun­da­men­tal­men­te en la pro­vin­cia de Se­vi­lla.

Tam­bién des­ta­can por su im­por­tan­cia las ex­por­ta­cio­nes de ma­nu­fac­tu­ras de pie­dra y ye­so –164.7 mi­llo­nes–, que se de­ben fun­da­men­tal­men­te a la ac­ti­vi­dad de la em­pre­sa al­me­rien­se Co­sen­tino. Asi­mis­mo, la ven­ta de ae­ro­na­ves apor­ta unos 58 mi­llo­nes de eu­ros, fru­to prin­ci­pal­men­te de los con­tra­tos de la in­dus­tria au­xi­liar del sec­tor ae­ro­es­pa­cial con em­pre­sas co­mo Boeing. Más de una trein­te­na de las em­pre­sas an­da­lu­zas que for­man el clús­ter Hé­li­ce par­ti­ci­pan en

la ela­bo­ra­ción de pie­zas pa­ra los mo­de­los 737, 747, 777 y 787 del gi­gan­te nor­te­ame­ri­cano.

La ba­lan­za co­mer­cial es­tá in­cli­na­da del la­do de los es­ta­dou­ni­den­ses. Las im­por­ta­cio­nes es­ta­dou­ni­den­ses a An­da­lu­cía as­cen­die­ron a 2.508 mi­llo­nes de eu­ros en 2017, un 48% más que en el ejer­ci­cio an­te­rior. De ellos, unos 1.360 mi­llo­nes co­rres­pon­die­ron a la im­por­ta­ción de ae­ro­na­ves. Es­ta­dos Uni­dos fue el año pa­sa­do el ter­cer país del que An­da­lu­cía más im­por­tó tras Ni­ge­ria y Ar­ge­lia, dos paí­ses afri­can­nos cu­ya pre­emi­nen­cia se de­be a la lle­ga­da de hi­dro­car­bu­ros pa­ra su tra­ta­mien­to en las re­fi­ne­rías y re­ga­si­fi­ca­do­ras an­da­lu­zas y su dis­tri­bu­ción por el res­to de Es­pa­ña.

En cuan­to a la in­ver­sión ex­ter­na, An­da­lu­cía aún tie­ne mu­cha ta­rea por de­lan­te pa­ra atraer al ca­pi­tal es­ta­dou­ni­den­se. De los 400,2 mi­llo­nes de eu­ros in­ver­ti­dos por em­pre­sas de EEUU en Es­pa­ña en 2017, ape­nas 60,7 re­ca­la­ron en An­da­lu­cía. La ma­yor par­te de los fon­dos se orien­ta­ron ha­cia el sec­tor del co­mer­cio mi­no­ris­ta, se­gún los da­tos del Mi­nis­te­rio de In­dus­tria, Co­mer­cio y Tu­ris­mo. No obs­tan­te, la ci­fra de 2017 es la se­gun­da más al­ta en el si­glo XXI, tras los 81,5 mi­llo­nes re­gis­tra­dos en 2003, la ma­yor par­te de ellos –52 mi­llo­nes– in­ver­ti­dos en la ex­trac­ción de mi­ne­ral no fé­rreo.

FI­TO CARRETO

Dos sol­da­dos es­ta­dou­ni­den­ses, du­ran­te el cam­bio de ban­de­ra en la ba­se na­val con­jun­ta de Ro­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.