Prohí­ben adop­tar a dos ni­ños na­ci­dos en Tai­lan­dia por ges­ta­ción su­bro­ga­da

Europa Sur - - SOCIEDAD - Efe

La Au­dien­cia de Bar­ce­lo­na du­da de que la ma­dre ges­tan­te die­ra su con­sen­ti­mien­to li­bre­men­te

La Au­dien­cia de Bar­ce­lo­na ha im­pe­di­do a un hom­bre adop­tar a dos ni­ños de su pa­re­ja, na­ci­dos por ma­ter­ni­dad su­bro­ga­da en Tai­lan­dia, al en­ten­der que no hay ga­ran­tías de que la ma­dre ges­tan­te pres­ta­ra su con­sen­ti­mien­to “en li­ber­tad” y por­que la ley es­pa­ño­la prohí­be re­nun­ciar a un hi­jo an­tes de que naz­ca.

En un au­to, que es fir­me, la sec­ción 18ª de la Au­dien­cia de Bar­ce­lo­na con­fir­ma así la de­ci­sión de un juez de Pri­me­ra Ins­tan­cia que im­pi­dió a un hom­bre adop­tar a los dos hi­jos bio­ló­gi­cos de su pa­re­ja, na­ci­dos en Tai­lan­dia fru­to de un pro­ce­so de re­pro­duc­ción asis­ti­da por ges­ta­ción su­bro­ga­da.

El pro­ce­so pa­ra adop­tar a los dos me­no­res, em­pa­dro­na­dos en Es­pa­ña des­de 2015, lo ini­ció en fe­bre­ro de 2017 la pa­re­ja del pa­dre bio­ló­gi­co de los pe­que­ños, pe­ro el juez de Pri­me­ra Ins­tan­cia lo im­pi­dió de acuer­do con la te­sis de la Fis­ca­lía, que man­tu­vo que la ges­ta­ción su­bro­ga­da es una prác­ti­ca prohi­bi­da en Es­pa­ña y que la ley con­si­de­ra nu­los los con­tra­tos sus­cri­tos en ter­ce­ros paí­ses.

La Au­dien­cia ra­ti­fi­ca aho­ra esa de­ci­sión al con­si­de­rar que la do­cu­men­ta­ción ex­pe­di­da en Tai­lan­dia apor­ta­da pa­ra la adop­ción “no cuen­ta con la co­rres­pon­dien­te le­ga­li­za­ción” y no cons­ta que la ma­dre bio­ló­gi­ca ha­ya si­do ci­ta­da ni com­pa­re­ci­do en el pro­ce­di­mien­to, co­mo exi­ge el Có­di­go Ci­vil ca­ta­lán pa­ra ese ti­po de trá­mi­tes.

El tri­bu­nal in­vo­ca, ade­más, que el Có­di­go Ci­vil exi­ge el be­ne­plá­ci­to de am­bos pro­ge­ni­to­res pa­ra dar un hi­jo en adop­ción, “de tal ma­ne­ra que en nin­gún caso ca­bría va­li­dar un con­sen­ti­mien­to pre­na­tal” por par­te de la ma­dre bio­ló­gi­ca.

“Por lo tan­to, la re­nun­cia pre­via de la ma­dre ges­tan­te, que en nues­tra le­gis­la­ción vi­gen­te ni tan so­lo es po­si­ble an­tes de trans­cu­rri­das seis se­ma­nas des­de el par­to, es de­cir, con pos­te­rio­ri­dad al mis­mo, es con­tra­ria a nues­tro or­de­na­mien­to ju­rí­di­co y, en con­se­cuen­cia, nula de pleno de­re­cho”, sos­tie­ne la Au­dien­cia.

La Au­dien­cia re­cal­ca que no es­tá su­fi­cien­te­men­te acre­di­ta­do que la ma­dre ges­tan­te tu­vie­ra “la opor­tu­ni­dad de ser oí­da en un pro­ce­so con­tra­dic­to­rio, con ple­nas ga­ran­tías a sus de­re­chos y que su re­nun­cia o con­sen­ti­mien­to a la adop­ción ha si­do pres­ta­da con li­ber­tad y co­no­ci­mien­to de las con­se­cuen­cias, pre­sen­tes y fu­tu­ras, de su de­ci­sión, pa­ra ella y pa­ra los hi­jos (...)”.

El au­to re­cuer­da que la ges­ta­ción su­bro­ga­da no es­tá re­gu­la­da en el or­de­na­mien­to ju­rí­di­co, pe­ro la ley so­bre téc­ni­cas de re­pro­duc­ción asis­ti­da afir­ma con “cla­ri­dad” que la ma­ter­ni­dad por sus­ti­tu­ción “es con­tra­ria al or­den pú­bli­co es­pa­ñol”, lo que el Tri­bu­nal Su­pre­mo ha con­sa­gra­do en su doc­tri­na.

El tri­bu­nal re­cuer­da que es­te ti­po de re­pro­duc­ción no es­tá re­gu­la­do en Es­pa­ña

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.