DA­TOS

EVO (Spain) - - FERRARI 812 SUPER FAST -

SI QUIE­RES CON­SE­GUIR EL Má­XI­MO ren­di­mien­to del 812 Su­per­fast, tie­nes que pre­pa­rar el co­che co­mo lo ha­cen los pi­lo­tos de F1 an­tes de em­pe­zar una vuel­ta de ca­li­fi­ca­ción.

Lo me­jor que pue­des ha­cer es me­ter se­gun­da ve­lo­ci­dad y de­jar que el mo­tor gi­re a 2.000 rpm, pa­ra des­pués pi­sar el ace­le­ra­dor a fon­do. Si se pro­du­ce un des­li­za­mien­to de las rue­das tra­se­ras, hay que re­pe­tir el pro­ce­so has­ta que el ni­vel de trac­ción sea el co­rrec­to. Con los neu­má­ti­cos ya ca­lien­tes y con el ni­vel de aga­rre ade­cua­do, el co­che es­tá pre­pa­ra­do pa­ra rea­li­zar la me­jor sa­li­da des­de pa­ra­do po­si­ble.

Pul­sa el bo­tón en el tú­nel de trans­mi­sión, man­tén el co­che su­je­to pi­san­do con sua­vi­dad el freno con el pie iz­quier­do y pi­sa el ace­le­ra­dor a fon­do. Nues­tro pri­mer in­ten­to se­rio lo des­pa­cha­mos con éxi­to, ya que el 812 ape­nas de­rra­pa en la sa­li­da pa­ra al­can­zar los 100 km/h en ape­nas 3,1 se­gun­dos – Fe­rra­ri de­cla­ra 2,9 se­gun­dos en es­ta ma­nio­bra– y los 160 km/h en 5,9 se­gun­dos. No obs­tan­te, pa­ra cuan­do es­ta­mos lis­tos pa­ra rea­li­zar la me­di­ción com­ple­ta de 0 a 240 km/h la tem­pe­ra­tu­ra am­bien­te ha su­bi­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te, lo cual nun­ca es bueno a la ho­ra de ex­traer lo me­jor de una me­cá­ni­ca de com­bus­tión in­ter­na. Al fi­nal, el 0 a 100 km/h lo ha­ce­mos en 3,2 se­gun­dos y al­can­za­mos los 240 km/h en só­lo 13,1 se­gun­dos.

Sin em­bar­go, las ci­fras de re­cu­pe­ra­cio­nes son las que real­men­te en­sal­zan el buen ha­cer de la me­cá­ni­ca at­mos­fé­ri­ca V12, con una en­tre­ga de po­ten­cia li­neal y muy con­tun­den­te. Se­lec­cio­na una mar­cha, cual­quier mar­cha, y mi­ra los tiem­pos de re­cu­pe­ra­ción de la ve­lo­ci­dad. Lo que se pue­de ver es que pa­ra ca­da au­men­to de 30 km/h, el Fe­rra­ri em­plea prác­ti­ca­men­te el mis­mo lap­so de tiem­po, con ape­nas dé­ci­mas de di­fe­ren­cia en­tre una me­di­ción y otra.

Los fre­nos ce­rá­mi­cos tam­bién me­re­cen una men­ción es­pe­cial, lo­gran­do de­te­ner el 812 diez ve­ces se­gui­das des­de 160 km/h sin ape­nas mos­trar sín­to­mas de ca­len­ta­mien­to y man­te­nien­do un tac­to de pe­dal fir­me. De he­cho, van me­jor y me­jor cuan­to más los usas, mos­trán­do­se con­sis­ten­tes en cual­quie­ra de los ca­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.