MI­GUEL TINEO

EVO (Spain) - - RADAR -

Pors­che es una de esas po­cas mar­cas que con­vier­ten en al­go es­pe­cial ca­da mo­men­to que pa­ses a los man­dos de cual­quie­ra de sus mo­de­los. De to­dos, voy a se­lec­cio­nar cua­tro. La pri­me­ra vez que pro­bé un Cay­man S de pri­me­ra ge­ne­ra­ción, por lo gra­ti­fi­can­te que me su­pu­so com­pro­bar có­mo de bueno pue­de ser un mo­de­lo de es­te ti­po en una ca­rre­te­ra re­vi­ra­da. El tac­to de aquel Pors­che, aún con mo­tor at­mos­fé­ri­co de in­yec­ción di­rec­ta, era pu­ro, di­rec­to, ex­ci­tan­te y de­por­ti­vo a par­tes igua­les. Sin du­da, una ex­ce­len­te al­ter­na­ti­va pa­ra te­ner nues­tro pri­mer Pors­che.

El Cay­man es mi Pors­che fa­vo­ri­to, se­gu­ra­men­te por­que soy un apa­sio­na­do de los rall­yes y me en­can­tan las ca­rre­te­ras re­tor­ci­das y ba­chea­das, el lu­gar don­de más a gus­to se sien­te es­te Pors­che. Por eso, la prue­ba del GT4 tam­bién cuen­ta con un hue­co muy es­pe­cial en mi me­mo­ria. Pa­sar cua­tro días se­gui­dos con él, cir­cu­lan­do por to­do ti­po de ca­rre­te­ras, da pa­ra mu­cho. Y, ade­más, lle­var las si­glas GT4 siem­pre sig­ni­fi­ca­rá te­ner un Pors­che es­pe­cial y aún más ex­clu­si­vo, con to­do lo que eso su­po­ne.

Que el Cay­man sea mi fa­vo­ri­to no sig­ni­fi­ca que el 911 no me gus­te. Pro­bar el 911 997 GT2 su­pu­so una de las ex­pe­rien­cias más bo­ni­tas a los man­dos de un tur­bo. Sen­tir có­mo se ave­ci­na una tor­men­ta tras de ti, y no­tar có­mo in­gen­tes can­ti­da­des de par tra­tan de pa­sar al as­fal­to a tra­vés de las ruedas tra­se­ras es al­go que de­ja me­lla en el co­ra­zón de cual­quie­ra.

No hay du­da de que los tur­bo se le dan bien a los ami­gos de Pors­che, pe­ro no os voy a en­ga­ñar: apu­rar ca­si has­ta el cor­te de in­yec­ción al mo­tor de un 911 GT3, con esa for­ma ra­bio­sa, li­neal y al mis­mo tiem­po abru­ma­do­ra, no de­ja de ser una mas­ter­class de có­mo de­be­ría ser el mo­tor de­por­ti­vo per­fec­to. Y eso por no ha­blar de su so­ni­do, un agu­do au­lli­do ca­paz de de­jar bo­quia­bier­to a cual­quie­ra.

MI PORS­CHE FA­VO­RI­TO DE TO­DOS LOS TIEM­POS Es el Cay­man y, de to­dos, el me­jor que he pro­ba­do es el GT4. Sin du­da, ese es el Pors­che que me en­can­ta­ría te­ner en mi ga­ra­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.