BMW 340i

Por si el lan­za­mien­to de una nue­va ge­ne­ra­ción del ilus­tre BMW Se­rie 3 no fue­se ya bas­tan­te no­ti­cia­ble, aho­ra con­tem­pla una ver­sión M Per­for­man­ce den­tro de su ga­ma.

EVO (Spain) - - SUMARIO - Eduar­do Alon­so (@ea­lon­so_ evo)

TE PREGUNTARáS POR QUé con­du­ci­mos un BMW Se­rie 3 ca­mu­fla­do cuan­do en tu gru­po de What­sApp de ‘que­ma­di­llos del mo­tor’ han llo­vi­do las fotos de­fi­ni­ti­vas del nue­vo Se­rie 3. Y, po­si­ble­men­te, te va a pa­re­cer muy ra­ro que ha­ya­mos ve­ni­do, has­ta el cir­cui­to de Por­ti­mão –Por­tu­gal–, con­du­cien­do el mis­mo co­che pe­ro sin pe­ga­ti­nas. Eso sí, con otro mo­tor, con­cre­ta­men­te el 330i. La ra­zón re­si­de en que el nue­vo Se­rie 3 cuen­ta en su ga­ma con una va­rian­te M Per­for­man­ce, esas que es­tán a me­dio ca­mino en­tre los BMW nor­ma­les y los BMW M, aun­que pa­ra mí siem­pre han es­ta­do más cer­ca de los pri­me­ros. Y el co­che que es­tás vien­do en es­ta página es un M340i, cu­yo as­pec­to di­fie­re un po­co del de cual­quier otro Se­rie 3 con pa­que­te M Sport. Por eso va ca­mu­fla­do.

Di­cho es­to, ba­jo es­te es­tram­bó­ti­co atuen­do ne­gro y blan­co tie­nes la nue­va y sép­ti­ma ge­ne­ra­ción del repu­tado BMW Se­rie 3, bau­ti­za­da co­mo G20. Es un vehícu­lo com­ple­ta­men­te nue­vo, y es­tá ba­sa­do en la pla­ta­for­ma mo­du­lar CLAR, que es la que em­plean to­dos los BMW des­de 2015, ex­cep­to los de trac­ción de­lan­te­ra. En lo es­té­ti­co ha cam­bia­do bas­tan­te, pe­ro res­pe­tan­do su pe­di­grí, con una pa­rri­lla más gran­de, pi­lo­tos tra­se­ros más afi­la­dos y, en ge­ne­ral, un ma­yor em­pa­que des­de cual­quier pun­to de vis­ta, a pe­sar de que sus di­men­sio­nes no va­rían de­ma­sia­do –es 7,6 cm más lar­go y só­lo 1,6 cm más an­cho–. Los fa­ros de­lan­te­ros de se­rie son de led, y en op­ción pue­den in­cor­po­rar un dio­do lá­ser pa­ra lu­ces de ca­rre­te­ra ca­paz de ha­cer­te ver lo que hay 530 m más ade­lan­te.

La ga­ma me­cá­ni­ca es de lo po­co que se res­ca­ta de la an­te­rior ge­ne­ra­ción F30, pe­ro es lo bas­tan­te bue­na pa­ra aguan­tar otra más. To­dos los mo­to­res re­ci­ben pe­que­ños re­ajus­tes, aun­que es el del M340i el que ver­da­de­ra­men­te ha evo­lu­cio­na­do. Al­go ló­gi­co, pues an­tes es­ta ver­sión se de­no­mi­na­ba 340i a se­cas, pe­ro aho­ra lu­ce una M de­lan­te, y esa le­tra hay que jus­ti­fi­car­la.

Ba­jo el ca­pó del M340i se en­cuen­tra el mis­mo blo­que 3.0 B58 de seis ci­lin­dros en lí­nea que es­tre­nó el pro­pio 340i F30, el cual se be­ne­fi­cia de nue­vos in­yec­to­res y tur­bo twins­croll. La elec­tró­ni­ca ha­ce el res­to pa­ra que la po­ten­cia crez­ca has­ta 374 CV –48 CV más –y el par al­can­ce 500 Nm –50 Nm más–. Con to­do, el M340i ace­le­ra de 0

a 100 km/h en 4,4 se­gun­dos, es de­cir, me­dio se­gun­do más rá­pi­do que el 340i de an­te­rior ge­ne­ra­ción.

Mien­tras es­pe­ro sen­ta­do en el pit lane, me en­tre­ten­go ju­gue­tean­do con el man­do iD­ri­ve, que aho­ra ma­ni­pu­la un sis­te­ma mul­ti­me­dia, in­te­gra­do en una pan­ta­lla de 10,2”, más com­ple­to y so­fis­ti­ca­do que el an­ti­guo, aun­que tam­bién un po­co más di­fi­cul­to­so al prin­ci­pio. Ade­más, in­clu­ye co­man­dos vo­ca­les y un asis­ten­te per­so­nal pa­re­ci­do al Si­ri de Ap­ple. Pue­des pe­dir­le que te co­nec­te la ca­le­fac­ción, te di­ga el tiem­po en cual­quier lu­gar, o has­ta man­te­ner una con­ver­sa­ción po­co pro­fun­da. Des- ta­ca la nue­va ins­tru­men­ta­ción di­gi­tal in­te­gra­da en un dis­play de 12,3”, y se apre­cia un ma­yor re­fi­na­mien­to ge­ne­ral res­pec­to al F30 y una ele­va­dí­si­ma ca­li­dad de ma­te­ria­les y ajus­tes.

El mo­tor arran­ca con un hon­do pe­ro ate­nua­do bra­mi­do. Me to­mo la pri­me­ra vuel­ta co­mo re­co­no­ci­mien­to, pe­ro el cha­sis se mues­tra tan in­creí­ble­men­te equi­li­bra­do que an­tes de aca­bar­la ya co­mien­zo a bus­car los lí­mi­tes.

El Se­rie 3 siem­pre ha si­do un co­che que ha res­pe­ta­do unos pi­la­res bá­si­cos, y to­dos ellos ron­dan a la ex­pe­rien­cia de con­duc­ción. La con­cep­ción de mo­tor lon­gi­tu­di­nal, pro­pul­sión tra­se­ra y re- par­to de pe­sos lo más cer­cano po­si­ble al 50:50 –en es­te ca­so, cla­va­do– es sa­gra­da. Es cier­to que es­to sa­cri­fi­ca al­gu­nos as­pec­tos, co­mo el he­cho de que la ha­bi­ta­bi­li­dad atrás no sea su pun­to fuer­te –aun­que ha me­jo­ra­do le­ve­men­te res­pec­to al F30–, pe­ro to­do el mun­do sa­be que la ber­li­na me­dia de­por­ti­va por an­to­no­ma­sia es el Se­rie 3, y así quie­re BMW que si­ga sien­do.

El mo­tor em­pu­ja con más fuer­za que en el an­te­rior 340i. Ya era rá­pi­do, pe­ro aho­ra te trans­mi­te su ‘ma­la le­che’. Ade­más, la in­te­gra­ción del tur­bo y del co­lec­tor de es­ca­pe re­du­cen el re­tra­so en la res­pues­ta del ace­le­ra­dor en un

25%. Des­de 1.500 rpm ti­ra con fuer­za, y pa­sa­das las 4.800 rpm se des­me­le­na mien­tras ‘se tra­ga’ ca­da una de las mar­chas de la in­ta­cha­ble trans­mi­sión au­to­má­ti­ca de ocho re­la­cio­nes, cu­yos cor­tos desa­rro­llos en las pri­me­ras ve­lo­ci­da­des do­tan al M340i de una ace­le­ra­ción dig­na de un BMW M.

Re­sul­ta im­pac­tan­te lle­gar a fi­nal de rec­ta a 240 km/h con un BMW que no es un M. No sé si la mar­ca es cons­cien­te, pe­ro con se­me­jan­te ren­di­mien­to aca­ba de ‘con­de­nar­se’ a crear un M3 in­creí­ble. Es­to pro­me­te...

El cen­tro de gra­ve­dad se si­túa le­ve­men­te más aba­jo que en el an­ti­guo mo­de­lo, lo cual uni­do a los ex­ce­len­tes amor­ti­gua­do­res –ver Tecno–, que ade­más en es­ta ver­sión in­cor­po­ran los mue­lles M Sport 10 mm más cor­tos que los es­tán­dar, pro­pi­cia que el co­che gi­re muy plano y cam­bie de di­rec­ción con gran pre­ci­sión. Ejes un po­co más an­chos –43 mm de­lan­te y 21 mm de­trás–, 55 kg me­nos de pe­so to­tal y una ma­yor ri­gi­dez es­truc­tu­ral po­nen el res­to pa­ra que sien­tas las iner­cias ba­jo con­trol. Ade­más, se mues­tra más in­tui­ti­vo que su pre­de­ce­sor, in­di­cán­do­te con ni­ti­dez cuál es el mo­men­to en el que al­guno de los cua­tro neu­má­ti­cos lle­ga a su lí­mi­te de ad­he­ren­cia. La di­rec­ción es más di­rec­ta y co­mu­ni­ca­ti­va, y los fre­nos M Sport, con pin­zas mo­no­blo­que de cua­tro pis­to­nes de­lan­te, no mues­tran las ca­ren­cias de an­ta­ño. La in­cor­po­ra­ción de un di­fe­ren­cial au­to­blo­can­te en el eje tra­se­ro be­ne­fi­cia su mo­tri­ci­dad y en­fa­ti­za su tem­pe­ra­men­to de co­che de pro­pul­sión, aun­que por al­gu­na ra­zón el M340i só­lo se ven­de­rá con trac­ción to­tal xD­ri­ve. Sin em­bar­go, el eje tra­se­ro es el di­rec­tor de or­ques­ta, so­bre to­do en el mo­do de con­duc­ción Sport+. Al ace­le­rar en la sa­li­da de las cur­vas, sien­tes có­mo el tren tra­se­ro re­ci­be ca­si la to­ta­li­dad del par mien­tras di­bu­ja una sexy de­rra­pa­da.

Es ágil, di­rec­to y trans­mi­te con­fian­za. El tra­ta­mien­to M Per­for­man­ce le sien­ta sen­sa­cio­nal, pro­por­cio­nán­do­le un ca­rác­ter mu­cho más agre­si­vo que el del an­ti­guo 340i. Pe­ro, por en­ci­ma de to­do eso, es­ta nue­va ge­ne­ra­ción del Se­rie 3 pre­sen­ta ap­ti­tu­des tan­to pro­me­te­do­ras de ca­ra al fu­tu­ro M3, co­mo com­pe­ten­tes pa­ra quien sim­ple­men­te bus­que una ber­li­na pre­mium. Con to­da se­gu­ri­dad, el Se­rie 3 G20 se­gui­rá en­gro­san­do la repu­tación que no ha de­ja­do de ali­men­tar des­de 1975.

El ren­di­mien­to del M340i ‘con­de­na’ a BMW a crear un M3 in­creí­ble. Es­to pro­me­te...

El nue­vo Se­rie 3 ya fue pre­sen­ta­do, pe­ro el as­pec­to del M340i es le­ve­men­te dis­tin­to al del aca­ba­do M Sport dis­po­ni­ble en el res­to de la ga­ma Se­rie 3, ra­zón por la cual aún lu­ce ca­mu­fla­je. El M340i no es­ta­rá a la ven­ta has­ta me­dia­dos de 2019.

Los nue­vos asien­tos otor­gan una ex­ce­len­te pos­tu­ra de con­duc­ción.Aba­jo: El re­di­se­ña­do man­do iD­ri­ve aho­ra ac­túa so­bre el nue­vo y so­fis­ti­ca­do sis­te­ma mul­ti­me­dia 7.0 de BMW, que cuen­ta con un asis­ten­te per­so­nal que res­pon­de a co­man­dos vo­ca­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.