Pok ta Pok: El juego Maya de la muerte /

EL CAPITÁN DEL EQUIPO VENCEDOR TENÍA EL HONOR DE SER DECAPITADO

Excelencias from the Caribbean & the Americas - - Sumario - POR LEYANIS IN­FANTE FOTOS ARCHIVO EX­CE­LEN­CIAS

Cuenta el Popol Vul, li­bro sagrado de la Civ­i­lización Maya, que dos her­manos geme­los (Hu­nahpú e Xbal­an­qué) de­bieron en­frentar a los dioses del in­fra­mundo (Xibalba) para ven­gar a su padre y a su tío, a quienes las ter­ri­bles dei­dades habían as­esinado. Descendier­on a las pro­fun­di­dades de la tierra y allí dirim­ieron su des­tino en una sin­gu­lar batalla. Aunque en ello les iba la vida, el com­bate no sería con ar­mas tradi­cionales, sino a través de un juego de pelota en el que los con­trin­cantes de­bían gol­pear una es­fera con caderas y bra­zos hasta lo­grar hac­erla en­trar por un aro em­po­trado a cierta al­tura en una pared.

Narra la mile­naria leyenda que los her­manos vencieron, pero aun así fueron sac­ri­fi­ca­dos para trans­for­marse en el Sol y la Luna.

El Pok ta Pok, como se le nom­bra en lengua maya a este juego —en alusión al sonido de la pelota al re­b­o­tar contra el suelo y las pare­des— devino mo­tivo de culto para esta civ­i­lización mezoamer­i­cana que hizo de él una parábola del mito de la creación, del en­frentamien­to en­tre las fuerzas op­ues­tas del bien y del mal en el uni­verso, y al cual im­primió todo el sen­tido cos­mológico que siem­pre la car­ac­ter­izó.

Su prác­tica ha es­tado aso­ci­ada a la cosecha del maíz y a la solu­ción de con­flic­tos sin re­cur­rir a la vi­o­len­cia. Cada ci­u­dad maya de­s­cu­bierta en la actualidad tiene uno o más cam­pos de pelota.

Más de tres mil años de­spués, la República de Gu­atemala, con­sid­er­ada el co­razón del mundo maya por el mist­i­cismo y las tradi­ciones úni­cas que su gente con­serva de sus an­ce­s­tros, y por tener en su territorio las ru­inas más im­pre­sio­n­antes de esta civ­i­lización pre­colom­bina, se em­peña en man­tener viva la prác­tica del que es cat­a­lo­gado como el juego por equipos más an­tiguo del mundo.

El Ministerio de Cul­tura y De­portes de Gu­atemala, junto a su sede diplomátic­a en Cuba, ha sido la pro­mo­tora de prop­i­ciar la presentaci­ón por primera vez en la Mayor de las An­til­las de este de­porte mile­nario, declarado por la Unesco­pat­ri­mo­nio Cul­tural In­tan­gi­ble de la Nación.

En hom­e­naje a las cel­e­bra­ciones por el medio mile­nio de la villa de San Cristóbal de La Ha­bana, la sede del grupo Danza Teatro Ob­stáculo, en el cen­tro histórico de la ci­u­dad, acogió este in­ter­cam­bio de cul­turas, que contó con la pres­en­cia del Sr. Jairo David Estrada Bar­rios, vice­can­ciller de Gu­atemala y su homól­ogo cubano, Ro­ge­lio Sierra Díaz.

Una opor­tu­nidad única tuvo el público ha­banero de dis­fru­tar la cer­e­mo­nia rit­ual y la com­pe­ten­cia, pro­tag­o­nizadas por cu­a­tro ju­gadores, car­ac­ter­i­za­dos con at­uendo y maquil­la­jes típi­cos, que si bien ya no pi­dieron por sal­var sus vi­das o por una próspera cosecha de maíz, sí oraron en lengua maya por un juego sin ac­ci­dentes y en ar­monía.

Cuba es el noveno país en el mundo que dis­fruta del ex­clu­sivo priv­i­le­gio de pres­en­ciar el mile­nario y com­plejo Pok ta Pok, una mez­cla de bás­quet y fút­bol mod­er­nos, rep­re­sen­tado por los pro­pios de­scen­di­entes de una de las cul­turas más atractivas y mis­te­riosas del mundo.

Newspapers in English

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.