Emo­cio­nal

Se ha­cen me­jo­res ne­go­cios crean­do víncu­los, ga­nán­do­te la amis­tad y el co­ra­zón de las per­so­nas que te in­tere­san

Cinco Días - Executive Excellence - - ENTREVISTA CON -

Em­pre­sa­rio con más de 30 años de ex­pe­rien­cia en el sec­tor del ocio y la res­tau­ra­ción, a Ci­pri Quin­tas le gus­ta au­to­de­no­mi­nar­se SEO de per­so­nas, por­que lle­va me­dia vi­da de­di­cán­do­se a las re­la­cio­nes hu­ma­nas. Ar­tis­tas, po­lí­ti­cos, de­por­tis­tas, em­pre­sa­rios, pe­rio­dis­tas… po­cos es­ca­pan de las ga­rras de su prin­ci­pal ha­bi­li­dad: te­jer re­des de contactos pa­ra “ha­cer que pa­sen co­sas”. Con­si­de­ra­do un gu­rú del networking, re­co­no­ce que has­ta ha­ce po­co no sa­bía en qué con­sis­tía es­te tér­mino. “Des­pués de in­for­mar­me me di cuen­ta de que se tra­ta­ba, bá­si­ca­men­te, de ha­cer ami­gos”, ase­gu­ra sin re­ce­lo.

Quin­tas es ac­tual­men­te so­cio del Gru­po Silk, de­di­ca­do a la res­tau­ra­ción, y de la em­pre­sa de mar­ke­ting di­gi­tal Va­lor de Ley. Tam­bién es bu­si­ness an­gel en pro­yec­tos de nue­vas tec­no­lo­gías y ase­sor de di­ver­sas com­pa­ñías. Pe­ro so­bre to­do, re­cal­ca, es “per­so­na”.

De­di­ca el 40% de su tiem­po a pro­mo­ver ini­cia­ti­vas so­cia­les y so­li­da­rias co­mo ‘Ayu­dar es di­ver­ti­do’ -que co­la­bo­ra con nu­me­ro­sas ONGs y fun­da­cio­nes-, y tras el na­ci­mien­to de su hi­ja creó jun­to a su mu­jer ‘Pro­yec­to Ch­loé’, una ini­cia­ti­va a tra­vés de la cual ha do­na­do el im­por­te de to­dos los re­ga­los que hu­bie­ra re­ci­bi­do la ni­ña a la ONG Ba­bies Ugan­da, con el ob­je­ti­vo de con­se­guir me­dios y ma­te­rial pa­ra un cen­tro mé­di­co ubi­ca­do en la lo­ca­li­dad de En­teb­be. El hos­pi­tal ya es una reali­dad, y se han en­via­do 90.000 eu­ros pa­ra me­di­ci­nas y equi­pa­mien­to.

Au­tor de El li­bro del networking (Alien­ta Edi­to­rial), que se ha con­ver­ti­do en el pri­mer li­bro so­li­da­rio en acer­car la lec­tu­ra a Hos­pi­ta­les Es­pa­ño­les gra­cias a su dis­tri­bu­ción en má­qui­nas ex­pen­de­do­ras ubi­ca­das en el de gran­des hos­pi­ta­les ma­dri­le­ños, des­ti­na el 100% de sus in­gre­sos a di­ver­sos pro­yec­tos es­pa­ño­les de in­ves­ti­ga­ción con­tra el cán­cer.

INÉS ORIA: En El li­bro del networking ase­gu­ra que el 99% de las per­so­nas son bue­nas, y que no po­de­mos per­der­nos a na­die por pre­jui­cios o des­con­fian­za. ¿Es po­si­ble triun­far en los ne­go­cios sien­do con­fia­do?

C.Q.: La con­fian­za es uno de los prin­ci­pa­les va­lo­res que te­ne­mos que bus­car y en­con­trar. Si des­de un prin­ci­pio te mues­tras con­fia­do, es po­si­ble que los de­más se apro­ve­chen de ti, pe­ro lo más pro­ba­ble es que crez­can con­ti­go. Es mu­cho más có­mo­do vi­vir con­fian­do en los de­más, por­que la des­con­fian­za ge­ne­ra un tre­men­do es­trés.

El prin­ci­pal mo­ti­vo que nos ha­ce des­con­fiar de los de­más es que nos ol­vi­da­mos de ser ni­ños. Cuan­do so­mos pe­que­ños no nos per­de­mos una son­ri­sa, una ca­ri­cia o un abra­zo. No sa­be­mos ha­blar, pe­ro so­mos ca­pa­ces de co­mu­ni­car­nos. No hay ra­za, cul­tu­ra ni idio­ma. A me­di­da que cre­ce­mos, nos va­mos car­gan­do de mie­dos.

Te­ne­mos que vol­ver a la pu­re­za de cuan­do só­lo es­pe­rá­ba­mos pa­sar­lo bien con otros ni­ños, por­que es im­po­si­ble ha­cer ne­go­cios con una per­so­na en la que no se con­fía. Es­toy ab­so­lu­ta­men­te con­ven­ci­do de que se ha­cen me­jo­res ne­go­cios crean­do víncu­los, ga­nán­do­te la amis­tad y el co­ra­zón de las per­so­nas que te in­tere­san.

I.O.: Ray Da­lio, fun­da­dor de Brid­ge­wa­ter, ase­gu­ra que los erro­res han si­do su prin­ci­pal fuen­te de apren­di­za­je. Us­ted, co­mo em­pren­de­dor, ha ex­pe­ri­men­ta­do el fra­ca­so. ¿Qué se pue­de apren­der de él y por qué de­be­mos des­pe­na­li­zar­lo?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.