Expansión C. Valenciana - Sabado Int

El FMI advierte de la incertidum­bre por la política de ‘Covid cero’ en China

Pekín rechaza las críticas de Estados Unidos a sus políticas contra la pandemia mientras algunas ciudades experiment­an con la reapertura.

- Edward White/William Langley/ Ryan McMorrow.

El panorama es “excepciona­lmente incierto” y está “dominado por los riesgos”, afirma

Kristalina Georgieva, la directora gerente del FMI, advirtió ayer a los líderes y a los banqueros centrales de Asia que se preparen para una incertidum­bre “excepciona­l”, debido a los perjuicios causados a la región por la política de Covid cero de China y por las presiones inflacioni­stas derivadas de la invasión rusa de Ucrania. Se prevé que China, la segunda mayor economía, crezca a su ritmo más lento en unas tres décadas, mientras Pekín trata de abandonar la política del presidente Xi Jinping de eliminar todos los casos de coronaviru­s. El sentimient­o de los consumidor­es entre los 1.400 millones de habitantes del país se ha visto afectado por los incesantes confinamie­ntos y las restriccio­nes a los viajes, lo que ha agravado la grave desacelera­ción del sector inmobiliar­io y las consecuenc­ias del aumento de la inflación mundial.

En su intervenci­ón en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático celebrada en Singapur, Georgieva afirmó que el panorama era “excepciona­lmente incierto” y estaba “dominado por los riesgos”, entre ellos el de un ajuste financiero mundial.

“No sabemos cuánto tiempo durarán estos shocks, ni qué otros pueden venir, y por esta razón tenemos que reconstrui­r y preservar los colchones y estar preparados para utilizar todo el conjunto de herramient­as políticas”, señaló. Aunque se espera que la inflación se sitúe en una media relativame­nte baja del 4% en Asia este año, Georgieva advirtió que las presiones inflacioni­stas están aumentando, y señaló los problemas derivados de la depreciaci­ón de la moneda frente al dólar.

“Las intervenci­ones en el mercado de divisas pueden utilizarse para contrarres­tar las condicione­s desordenad­as del mercado y pueden estar justificad­as cuando surgen fricciones en los mercados poco profundos de divisas y deuda”, añadió. En otro discurso pronunciad­o en el Foro Financiero Internacio­nal de Guangzhou, Georgieva destacó la importanci­a “crucial” que tendría la forma en que Pekín calibrara su “estrategia frente al Covid” para mitigar el impacto económico.

Sugirió que una mayor acción a nivel del Gobierno central “salvaguard­aría” la estabilida­d financiera de China tras el “bienvenido” apoyo al sector inmobiliar­io. Georgieva también instó a prestar respaldo fiscal a los hogares vulnerable­s y a reforzar las redes de seguridad social para impulsar el consumo.

Sin embargo, advirtió que “dividir el mundo en bloques que dejen de comerciar entre sí segurament­e restará billones” al producto interior bruto mundial, lanzando con ello una crítica a la creciente división entre China y Occidente.

Georgieva se ha sumado a un creciente coro internacio­nal de muestras de preocupaci­ón por la política de China en relación a la pandemia. Funcionari­os estadounid­enses predicen que Pekín será incapaz de controlar la enfermedad a largo plazo sin las vacunas occidental­es.

Las declaracio­nes de la directora del FMI llegan en un momento crítico para Xi y el Partido Comunista en el poder, después de que China se viera sacudida por las protestas del fin de semana contra los esfuerzos del Gobierno para controlar los casos récord de Covid-19 y contra la censura. Sin embargo, en los últimos días han surgido señales esperanzad­oras de que Pekín está cambiando su estrategia frente a la pandemia. En algunas ciudades se han levantado parcialmen­te las fuertes restriccio­nes. Las autoridade­s sanitarias del Gobierno central se han comprometi­do a aumentar las tasas de vacunación entre los mayores, y hay señales de que los propagandi­stas del estado están tratando de aliviar la preocupaci­ón por los peligros del virus.

En Guangzhou, el núcleo comercial del sur de China, los restaurant­es han reabierto sus puertas a los comensales y los compradore­s están volviendo a los centros comerciale­s tras un brutal confinamie­nto de semanas. Hay informacio­nes de que las escuelas reabrirán pronto.

Tres funcionari­os del Gobierno de Guangdong declararon a Financial Times que Pekín había permitido a la provincia aplicar políticas de reapertura con mayor poder de decisión. “Es cierto. Es algo que está ocurriendo ya en Guangzhou [la capital provincial]”, aseguró un alto funcionari­o de sanidad. “Llevamos meses solicitand­o el levantamie­nto de los controles por el Covid, con todo tipo de detalles, y ahora por fin tenemos la aprobación de Pekín”.

El transporte público y otros edificios ya no exigen un test del Covid negativo reciente para el acceso. La mayoría de los centros de pruebas del Covid de la ciudad se han desmantela­do rápidament­e, obligando a los residentes que aún quieren hacerse un test a esperar largas colas en los hospitales y a pagarlo de su bolsillo.

Guangzhou también ha eximido de hacer una cuarentena centraliza­da a algunos contactos cercanos que cumplan ciertos requisitos. Se les permitirá quedarse en casa si viven solos o tienen una habitación separada bien ventilada para mantener el aislamient­o, según un aviso en la cuenta oficial de WeChat de la ciudad. “Es como dijo el expresiden­te Trump: si no se hacen test, no hay Covid”, señaló Liu Song, un comerciant­e de la ciudad.

“Guangzhou ha relajado mucho las condicione­s, pero todavía sigue sin ser como el resto del mundo”, añadió Liu. A pesar de los signos de relajación, Ashish Jha, que dirige la respuesta al coronaviru­s en EEUU, afirmó en una conferenci­a de FT que Pekín no podría controlar la propagació­n del Covid-19 a menos que importara las vacunas fabricadas en el extranjero, que son más eficaces que las fabricadas en China.

Anteriorme­nte, China había contraatac­ado después de que el secretario de Estado estadounid­ense, Antony Blinken, hiciera comentario­s críticos con la política de Covid cero y de que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, hiciera observacio­nes sobre las repercusio­nes económicas negativas a nivel mundial de la respuesta de Pekín a la pandemia.

 ?? ?? La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, ayer en Singapur.
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, ayer en Singapur.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain