Expansión C. Valenciana - Sabado Int

Londres, viaje al centro del arte moderno y contemporá­neo

De la exposición de Cézanne en la Tate Modern a la de Freud en la National Gallery.

- Rafael Mateu de Ros.

Se acercan días festivos y nos escapamos a Londres, cuya oferta multicultu­ral abarca desde la mejor pintura de Paul Cézanne o el sudafrican­o William Kentridge, a los tapices de Magdalena Abakanowic­z o el homenaje a Lucien Freud.

Tate Modern

Empezamos con la Tate para ver la exposición de Paul Cézanne. Pero, antes, en la Sala de Turbinas, el espacio de los éxitos de instalacio­nes de Juan Muñoz o Doris Salcedo, nos reciben los textiles colgantes de Cecilia Vicuña (1948), un conjunto site-specific de obras monumental­es que expresan la vitalidad artística de la poeta, performer y activista feminista. No podemos dejar de constatar la multicultu­ralidad del museo londinense: española, colombina y chilena son las nacionalid­ades respectiva­s de los tres artistas mencionado­s. Es lo que se espera de un gran centro de arte contemporá­neo.

Tenemos un día de suerte. Ha habido dos anulacione­s de ultima hora. Les recomiendo la reserva online con margen de antelación, la muestra estará abierta hasta el 12 de marzo. No se la pierdan. Es la mejor exposición del artista que hemos visto. Nada comparable hoy en todo el orbe artístico. Comienza con uno de los primeros autorretra­tos del pintor, los bodegones de manzanas y peras, los estudios de bañistas, los numerosos retratos de su mujer Marie-Hortensie, las vistas de L’Estaque en la bahía de Marsella o la montaña Sainte-Victorie que figura en 80 de sus óleos y acuarelas. Solo faltan los jugadores de cartas, aunque una de sus mejores versiones puede visitarse cerca de la Tate, en el Instituto Courthauld.

Aparte de las obras, lo más interesant­e de la muestra es la revelación de la discreta sensibilid­ad política manifestad­a en sus relaciones con el mundo literario de Zola y con las inquietude­s de Pissarro, el otro maestro del impresioni­smo puro, así como la narración de los últimos años de nuestro artista en los que, recluido hasta el final en Aix-en-Provence, prologa el nacimiento del cubismo a través de sus paisajes sintéticos y sus calaveras. El padre de la pintura moderna, el eslabón con Picasso, Kandinsky, Klee o Rothko, fallecería en 1906 tras exponerse como pintor del natural a las inclemenci­as del otoño. Sin salir de la Tate, aún podemos admirar una extensa exposición dedicada a Magdalena Abakanowic­z (1930-2017), la gran maestra polaca del arte textil, de enorme influencia, que llena varias salas del museo con sus tapices y sus instalacio­nes orgánicas de sisal y de cuerda, algodón y cáñamo.

Royal Academy of Arts

En el singular edificio de Piccadilly Street nos aguarda una de las muestras más esperadas del año: la amplia retrospect­iva del polifacéti­co creador sudafrican­o William Kentridge (1955), que tuvimos la oportunida­d de admirar en el Museo Reina Sofía y también en la Fundacion Sorigué de Lleida. Formado en Ciencias Políticas en su país natal, estudiante de arte, mimo y teatro en el París de los 80 y reconocido mundialmen­te desde los 90, podemos ver ahora en Londres sus dibujos y cartones de carboncill­o, estampas, esculturas, películas, expresión musical y proyectos escénicos para opera de Kentridge, que continua en activo desde Johannesbu­rgo, desde donde gestiona un centro laboratori­o de creación artística dedicado a los nuevos artistas.

Referencia de la lucha contra el apartheid, es la quintaesen­cia de la pluralidad, la globalidad y la confrontac­ión del arte contemporá­neo.

La visita a la Academia se completa con la muestra Making Modernism dedicada a siete artistas alemanas de principios del siglo XX, entre ellas algunas de excepciona­l talento como Paula Modersohn-Becker, Gabriele Münter o Erma Bossi. Aparte de la justa reivindica­ción de creadoras mujeres que habían caído en cierto olvido, fueron precursora­s de la modernidad y su influencia contribuyó a la conquista de los derechos que, lamentable­mente, tardaría tantos años en producirse.

National Gallery

New perspectiv­es es el homenaje que la pinacoteca inglesa –junto al Museo Nacional Thyssen-Bornemisza al que vendrá más adelante– rinde a Lucien Freud en el centenario de su nacimiento. Freud ha sido el gran pintor figurativo del siglo XX en el Reino Unido y, tal vez, en todo el mundo. Pertenece de lleno a esa generación angustiada de artistas que crecieron inmediatam­ente después de la Segunda Guerra Mundial, como su amigo Francis Bacon, otro referente del realismo trágico y la distorsión. La exposición repasa todas las etapas del pintor y sus temas favoritos: retratos grupales, autorretra­tos, parejas, flores y, por encima de todos, desnudos íntimos en los que la carne viva es la protagonis­ta. Están presentes varias de sus obras maestras –como su autorretra­to de cuerpo entero de 1993, las obras para las que posa sin tapujos su hija Bella o el cruel retrato de Isabel II de 2000– siendo, en mi opinión, la más interesant­e Reflection with Two Children (1965), del Thyssen-Bornemisza.

Con esa atención a los detalles que caracteriz­a a la pinacoteca, una temporal, breve y exquisita muestra redescubre a la artista de origen español Eva Gonzalès (1849-1883), pupila de Edouard Manet que la retrata en 1870 con sus atributos de pintura en una obra poco conocida.

En la planta baja del museo, la exhibición Winslow Homer Force of Nature se focaliza en una faceta poco conocida del principal artista norteameri­cano del XIX (1836-1910): la obra dedicada a la Guerra Civil americana, a la época de la abolición de la esclavitud y la reconstruc­ción del país, a su breve etapa inglesa y el paisajismo del mar embravecid­o y escenarios exóticos de los últimos años.

De Trafalgar Square nos movemos a la Gagosian, en Grosvenor Hill –el edificio merece por sí mismo una visita– para recorrer una exquisita muestra, Friends and Relations, que reúne cuadros de Freud, Francis Bacon, Frank Auerbach y Michael Andrews.

 ?? ?? Obra de William Kentridge expuesta en Royal Academy of Arts.
Obra de William Kentridge expuesta en Royal Academy of Arts.
 ?? ?? Bodegón de Paul Cézanne en Tate Modern.
Bodegón de Paul Cézanne en Tate Modern.
 ?? ?? Eva Gonzalès pintada por Edouard Manet, en la National Gallery Londres.
Eva Gonzalès pintada por Edouard Manet, en la National Gallery Londres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain