MOVEMBER

Pa­ra ser so­lida­rio pue­des ir a una zo­na in­fes­ta­da de có­le­ra... o de­jar­te bi­go­te en No­viem­bre. Nos lo ex­pli­ca Jai­me Lan­za, por­ta­voz de Movember

FHM - - EDITORIAL -

An­tes de na­da, ¿en qué con­sis­te Movember? Movember es una cam­pa­ña de par­ti­ci­pa­ción y con­cien­cia­ción de Movember Foun­da­tion, que bus­ca la sen­si­bi­li­za­ción ha­cia la sa­lud mas­cu­li­na y la re­cau­da­ción de fon­dos en la lucha con­tra el cán­cer de prós­ta­ta. ¿Por qué el bi­go­te pa­ra con­cien­ciar so­bre te­mas de sa­lud mas­cu­li­na? El bi­go­te es co­mo un pin, un em­ble­ma del que sen­tir­se orgulloso, es nues­tra se­ña de iden­ti­dad mas­cu­li­na y con él con­se­gui­mos no­to­rie­dad y sin­gu­la­ri­dad. ¿En qué paí­ses se vi­ven más es­tos trein­ta días bi­go­tu­dos y por qué crees que es así? Qui­zá sean los paí­ses an­glo­sa­jo­nes quie­nes his­tó­ri­ca­men­te es­tán mas sen­si­bi­li­za­dos en cam­pa­ñas be­né­fi­cas. Sin em­bar­go Movember es­tá con­si­guien­do que paí­ses no tan acos­tum­bra­dos a es­tas cam­pa­ñas be­né­fi­cas con­si­de­ren que exis­ten ma­ne­ras de sen­si­bi­li­zar y con­cien­ciar a la so­cie­dad con mé­to­dos que es­tán fue­ra de los pa­rá­me­tros con­ven­cio­na­les. Es­pa­ña es un país muy de mos­ta­chos. ¿Có­mo se ha aco­gi­do aquí Movember? La­men­ta­ble­men­te en Es­pa­ña aún hay mu­cha gen­te que re­la­cio­na el bi­go­te con épo­cas pa­sa­das muy con­vul­sas. Pe­ro gra­cias a Movember la ten­den­cia es­tá cam­bian­do po­co a po­co; so­mos una her­man­dad del bi­go­te, cree­mos que exis­te una cu­ra pa­ra el cán­cer de prós­ta­ta y nos sen­ti­mos muy or­gu­llo­sos de co­la­bo­rar con Movember. ¿Qué les di­rías a los que no se de­jan bi­go­te por­que creen que no les sal­drá un buen mos­ta­cho? Que no du­den en lle­var­lo or­gu­llo­sa­men­te, que cual­quier bi­go­te es acep­ta­do y res­pe­ta­do en Movember. To­dos jun­tos po­de­mos cam­biar la ca­ra a la sa­lud del hom­bre, des­de el bi­go­te más fron­do­so has­ta el más ri­dícu­lo. Y aho­ra el ran­king: tus tres mos­ta­chos fa­vo­ri­tos. De los mi­les de bi­go­tes po­si­bles, mi de­bi­li­dad par­ti­cu­lar es el bi­go­te de Tom Se­lleck. El es­ti­lo de Mag­num P.I. aún no ha si­do su­pe­ra­do. Otro gran mos­ta­cho es, có­mo no, el de Sal­va­dor Da­lí; y por su­pues­to el de Hulk Ho­gan que no pue­de fal­tar en una lis­ta de bi­go­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.