MO­DE­LOS DE OKUPACIÓN

FHM - - ÉXODO URBANO -

Éxi­tos, ca­sua­li­da­des, des­alo­jos y gui­ris vi­vien­do en ‘ru­lot­tes’

Si­tua­do en el pi­ri­neo navarro, es un ejem­plo de eco­al­dea que fun­cio­na des­de ha­ce más de 25 años. A me­dia­dos de los años 80 un gru­po de per­so­nas se to­pa­ron con el pue­blo, aban­do­na­do des­de fi­na­les e los años 40, de for­ma ca­sual (bus­ca­ban ca­bras per­di­das) y de­ci­die­ron oku­par­lo y reha­bi­li­tar­lo. Ais­la­dos de for­ma vo­lun­ta­ria, sin di­ne­ro y sin co­no­ci­mien­tos de la vi­da en el cam­po, a ba­se de em­pe­ño e ilu­sión, crea­ron una co­mu­ni­dad es­ta­ble en la que vi­ven de for­ma au­to­su­fi­cien­te y asam­blea­ria 35 adul­tos y 15 ni­ños y que se ga­na la vi­da me­dian­te tra­ba­jos es­pe­cia­li­za­dos en reha­bi­li­ta­ción, pa­na­de­ría ar­te­sa­na, car­ne eco­ló­gi­ca y cur­sos. La ener­gía la con­si­guen con un mo­lino de vien­to, una tur­bi­na y pla­cas solares. Es­te pue­blo, si­tua­do en la sie­rra ma­dri­le­ña en­tre Ga­la­pa­gar y El Es­co­rial, sir­ve de ejem­plo del re­ver­so ne­ga­ti­vo de la okupación. Ha­bi­ta­do has­ta fi­na­les de los años 80 por un úni­co ve­cino, en 1994 un gru­po de jó­ve­nes de­ci­de ins­ta­lar­se allí y rea­li­zan me­jo­ras en al­gu­nas vi­vien­das, lle­gan­do a con­tar­se has­ta unos 15 ve­ci­nos. Pe­ro en fe­bre­ro de 2007 un con­tin­gen­te de ¡130 Guardias Ci­vi­les! los des­alo­ja. Los ex­pul­sa­dos es­tu­vie­ron acam­pa­dos en las in­me­dia­cio­nes del pue­blo por es­pa­cio de 14 me­ses has­ta que un juz­ga­do de­ci­dió re­vo­car la or­den de pre­cin­tar las vi­vien­das y pu­die­ron vol­ver a “sus” ca­sas (la per­so­na que los de­nun­ció ya no era la pro­pie­ta­ria del te­rreno pues­to que lo ha­bía ven­di­do). Hoy en día si­guen con la in­cer­ti­dum­bre y vi­ven a ex­pen­sas de lo que pue­da de­ci­dir el ac­tual pro­pie­ta­rio de las tie­rras. Ba­jo es­te nom­bre se en­glo­ba el pro­yec­to de reha­bi­li­ta­ción de tres pue­blos aban­do­na­dos, Ar­to­si­lla, Ibort y Ai­ne­to, si­tua­dos en la co­mar­ca del Al­to Gá­lle­go en Hues­ca. Los tres fue­ron oku­pa­dos en los años 80 por jó­ve­nes de­sen­can­ta­dos con el me­dio ur­bano y que no con­ta­ban con ex­pe­rien­cia ru­ral pre­via. Tras años de in­ten­so tra­ba­jo y la re­cu­pe­ra­ción de va­rias ca­sas y es­pa­cios, hoy en día dis­fru­tan de una ce­sión del te­rreno y los edi­fi­cios por par­te de la Ad­mi­nis­tra­ción. En la ac­tua­li­dad, en los tres pue­blos vi­ven más de 60 adul­tos y un buen nú­me­ro de ni­ños. Exis­te un in­tere­san­te re­por­ta­je do­cu­men­tal so­bre Ar­ti­bo­rain, “Tie­rras de Tra­pa­lan­da”, emi­ti­do ori­gi­nal­men­te en el pro­gra­ma ‘Cró­ni­cas’ de TVE y fá­cil­men­te lo­ca­li­za­ble por In­ter­net. El pue­bo des­ha­bi­ta­do de Uli Al­to, si­tua­do en el Va­lle de Ar­ce –un en­torno de es­pec­ta­cu­lar be­lle­za– tie­ne un am­plio his­to­rial de ocu­pa­cio­nes y aban­do­nos. De 2008 data el úl­ti­mo in­ten­to de cra­ción de una eco­al­dea. Ac­tual­men­te re­si­den unas diez per­so­nas, en su ma­yo­ría fran­ce­ses, que vi­ven en­tre un par de ca­ba­ñas de ma­de­ra, una ca­sa más o me­nos arre­gla­da y un par de ru­lot­tes. Aún no han rea­li­za­do la­bo­res pa­ra su­bir el agua, así que la co­gen de un pe­que­ño río si­tua­do 200 me­tros más aba­jo. Dis­po­nen de un vehícu­lo con el que su­ben y ba­jan por una pis­ta en muy bue­nas con­di­cio­nes pa­ra traer ali­men­tos y de­más, aun­que as­pi­ran a la au­to­su­fi­cien­cia. Es­tán en­can­ta­dos de re­ci­bir vi­si­tan­tes y tie­nen co­mo ve­ci­nos a otras eco­al­deas, ca­so Ar­tiz­ku­ren, Ra­la, Aiz­kur­gui y Bi­gue­zal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.