AL­GUIEN CON QUIEN HA­BLAR

FHM - - EL GRAN PASO -

En el mis­mo ins­tan­te en que tu ex­ten­so re­per­to­rio de chis­tes de Jai­mi­to y de “se abre el te­lón” pier­dan su (es­ca­sa) gra­cia tras oir­los to­dos por ter­ce­ra vez, tam­bién la per­de­rán las his­to­rias so­bre esa com­pa­ñe­ra del tra­ba­jo que le ha­ce la vi­da im­po­si­ble o so­bre el gra­ví­si­mo di­le­ma de su ami­ga que se va a ca­sar y no sa­be qué za­pa­tos le que­dan me­jor con el ves­ti­do. Peor aún, si reac­cio­nas a su clo­ro­for­mo ver­bal de la mis­ma ma­ne­ra que lo ha­ría cual­quier ser hu­mano nor­mal, es de­cir, man­dan­do unos what­sapps y sa­cán­do­te la mu­gre de de­ba­jo de las uñas, ella lo in­ter­pre­ta­rá co­mo un des­pia­da­do ata­que per­so­nal. Eso con­du­ci­rá inevi­ta­ble­men­te a una dis­cu­sión en la que sal­drán a re­lu­cir una se­rie de defectos de tu per­so­na­li­dad, que ni si­quie­ra sa­bías que po­seías has­ta que tu­vis­te la suer­te de enamo­rar­te, y que se­rán ex­pues­tos a la luz pú­bli­ca pa­ra que re­fle­xio­nes so­bre ellos. So­lo. En el dor­mi­to­rio pa­ra in­vi­ta­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.