MA­NO­LO JI­MÉ­NEZ

El mís­ter del Za­ra­go­za nos ha­bla de jo­tas, grie­gos y ce­ni­tas con Ra­joy

FHM - - P&R -

Eres el en­tre­na­dor mi­la­gro del Za­ra­go­za. Lo co­gis­te en di­ciem­bre cuan­do iba úl­ti­mo y des­pués de una se­gun­da vuel­ta ex­cep­cio­nal, lo sal­vas­te del des­cen­so. ¿Qué hay que ha­cer pa­ra no caer en los mis­mos erro­res? Pri­me­ro, es­tá cla­ro, in­ten­tar su­mar más pun­tos en la pri­me­ra vuel­ta en la que so­lo con­se­gui­mos nue­ve o diez, mien­tras que en la se­gun­da ga­na­mos 33. Así que es­te año lo que te­ne­mos que ha­cer es no con­fiar­nos de lo que con­se­gui­mos el año pa­sa­do e in­ten­tar ser más re­gu­la­res. ¿Ob­je­ti­vos pa­ra es­ta tem­po­ra­da? Que nues­tra afi­ción no pa­dez­ca lo que su­frió el año pa­sa­do, man­te­ner la ca­te­go­ría e ir par­ti­do a par­ti­do y sin per­der pun­tos por fal­ta de com­pe­ne­tra­ción y fa­llos pun­tua­les. ¿Es­tás con­ten­to con tu plan­ti­lla o hu­bie­ras que­ri­do al­gún re­fuer­zo más? Creo que siem­pre se pue­den re­for­zar to­das las plan­ti­llas del mun­do, y es­tá cla­ro que la del Za­ra­go­za no es una ex­cep­ción. No­so­tros he­mos te­ni­do la di­fi­cul­tad aña­di­da de con­jun­tar una plan­ti­lla nue­va, ya que en la pre­tem­po­ra­da so­lo dis­po­nía ocho ju­ga­do­res de la pa­sa­da tem­po­ra­da, por los mu­chos que ha­bían ve­ni­do ce­di­dos o ter­mi­na­ban con­tra­to. Así que has­ta úl­ti­ma ho­ra tu­vi­mos que fi­char ju­ga­do­res, que iban lle­gan­do con cuen­ta­go­tas. ne­ce­si­ta­ba un in­tér­pre­te pa­ra to­do, y a los trein­ta o cua­ren­ta días de es­tar en el club, los ju­ga­do­res ha­bla­ban es­pa­ñol, pe­ro yo no apren­dí grie­go y mi­ra que lo in­ten­ta­ba pe­ro no ha­bía ma­ne­ra. ¿Có­mo es Ji­mé­nez co­mo en­tre­na­dor? Me gus­ta ser ami­go de mi se­gun­da fa­mi­lia, que son los ju­ga­do­res, pe­ro den­tro del cam­po de­be­mos de te­ner to­dos una má­xi­ma exi­gen­cia, ya que ahí es­tá la ex­ce­len­cia. No va­len las pal­ma­di­tas en el hom­bro por lo bien que lo ha­go y omi­tir los fa­llos. Soy exi­gen­te, in­ten­to que ha­ya dis­ci­pli­na y so­bre to­do res­pe­to en­tre to­dos los in­te­gran­tes de la plan­ti­lla, y no so­lo ju­ga­do­res. ¿De qué en­tre­na­dor has apren­di­do más? Se­ría in­jus­to por mi par­te des­ta­car al­guno en es­pe­cial, pe­ro te di­ría a Luís Ara­go­nés, Bi­lar­do, Ma­no­lo Cardo... ¿Pa­ra ti, quién es el me­jor en­tre­na­dor del mun­do? Por su tra­yec­to­ria y por­que si­gue en ac­ti­vo, Fer­gus­son. Na­die ha es­ta­do tan­tos años en el ban­qui­llo de un mis­mo equi­po co­mo él lle­va en el Uni­ted. Tam­bién Guar­dio­la ha con­se­gui­do unos tí­tu­los im­pre­sio­nan­tes; la tra­yec­to­ria de Mou­rin­ho por di­fe­ren­tes li­gas tam­bién me me­re­ce res­pe­to. Y a ni­vel de se­lec­cio­nes, Ara­go­nés y Del Bos­que. ¿Qué te pa­re­ce que Villar ha­ya in­dul­ta­do a Mou­rin­ho por la agre­sión al cla­ros fa­vo­ri­tos. Aho­ra, si tu­vie­ra que dar un fa­vo­ri­to, me de­can­ta­ría por el Bar­ce­lo­na. ¿Nues­tra Li­ga es la me­jor del mun­do? Sí, pe­ro no la más com­pe­ti­ti­va por­que hay mu­cha di­fe­ren­cia en­tre el Ma­drid y el Bar­ce­lo­na con res­pec­to a los de­más. ¿Qué opi­nas de las de­cla­ra­cio­nes de Ro­nal­do en las que di­ce que es­tá tris­te? Pues que ten­drá al­gún pro­ble­ma ya que es un ser hu­mano. Es un gran­dí­si­mo ju­ga­dor que ga­na mu­cho di­ne­ro pe­ro que tam­bién tie­ne su co­ran­zon­ci­to, y cual­quier co­sa le afec­ta. Si no se sien­te fe­liz ten­drá que bus­car so­lu­cio­nes, y al ser tan me­diá­ti­co a lo me­jor se han ma­lin­ter­pre­ta­do sus pa­la­bras, y han te­ni­do mu­cho más eco. ¿Qué te pa­re­cen los nue­vos ho­ra­rios te­le­vi­si­vos? Es al­go que te­ne­mos que res­pe­tar por­que es­tá he­cho así y no lo va­mos a cam­biar. Es­tá cla­ro que quien pa­ga man­da y que si no fue­ra por las te­le­vi­sio­nes, mu­chos clu­bes ha­brían ce­rra­do las puer­tas y es­ta­ría­mos en quie­bra. Así que hay que ser res­pe­tuo­sos con las per­so­nas que ge­ne­ran ese di­ne­ro que tan­to sir­ve pa­ra que el fút­bol es­pa­ñol sea lo que es, aun­que tam­bién esas per­so­nas que man­dan en la te­le­vi­sión de­be­rían ser cons­cien­tes de quie­nes se sien­tan en las gra­das, ya que no so­lo es­tá el di­ne­ro sino tam­bién el sen­ti­mien­to. Hay que res­pe­tar las de­ci­sio­nes te­le­vi­si­vas lo mis­mo que ha­bría que res­pe­tar tam­bién a los afi­cio­na­dos. ¿Eres par­ti­da­rios de que en­tren nue­vas tec­no­lo­gías en el fút­bol? Creo que sí, pe­ro en su pun­to jus­to, por­que los de­ba­tes que se ge­ne­ran en los ba­res des­pués de los par­ti­dos no se de­ben de per­der; aun­que en­tien­do que es in­jus­to per­der un par­ti­do o un cam­peo­na­to por un error hu­mano, no ar­bi­tral. Es­ta­ría bien que se fue­ran aden­tran­do, por­que hay cier­tas nor­mas que ya se han que­da­do an­ti­cua­das. An­ge­la Mer­kel di­jo que le gus­ta­ría in­vi­tar a ce­nar a Del Bos­que. ¿Ji­mé­nez a quién in­vi­ta­ría a ce­nar? In­vi­ta­ría a ce­nar sin cá­ma­ras ni mi­cró­fo­nos a Ma­riano Ra­joy. Me gus­ta­ría ha­cer­le unas pre­gun­tas y que me di­je­ra co­mo ve las po­si­bi­li­da­des de Es­pa­ña a cor­to pla­zo. ¿Có­mo se le da a un an­da­luz bai­lar jo­tas? Cuan­do la bai­lé, fue por­que me obli­ga­ron, pe­ro ya di­je que era con mi más pro­fun­do res­pe­to y ad­mi­ra­ción ha­cia las per­so­nas que sí sa­ben bai­lar jo­tas. Lo hi­ce con res­pe­to, pe­ro evi­den­te­men­te ni se bai­lar­las ni lo me­rez­co por­que no ten­go el co­no­ci­mien­to ni el sen­ti­mien­to que hay que te­ner an­te la jo­ta. Las se­vi­lla­nas se me dan un po­co me­jor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.