HOY ME­JOR QUE MA­ÑA­NA

FHM - - ¡ESTO ES ESPARTAAAA­A! -

El gim­na­sio no es jau­ja: tres se­ries de diez re­pe­ti­cio­nes no sue­na igual de fas­ci­nan­te que la Fies­ta de la Es­pu­ma del Spa­ce, pe­ro es cues­tión de mo­ti­var­te vien­do có­mo tu cuer­po cre­ce. Qué gus­ti­to con­tem­plar có­mo tus bra­zos se hin­chan, tu pe­cho se en­san­cha y tu... Bueno, ahí aba­jo la man­cuer­na po­co ayu­da, pe­ro tan­ta tes­tos­te­ro­na se­gu­ro que po­ten­cia (que no agran­da). Vas a ne­ce­si­tar la ayu­da de un gran alia­do de to­do ma­cho al­fa: el sa­cri­fi­cio. Y tan­to si ya has en­tre­na­do an­tes co­mo si pa­ra ti pi­sar el gym es igual que en­trar en las tri­pas de la En­ter­pri­se, ahí van seis con­se­jos pa­ra que no te de­sin­te­gres an­tes de des­pe­gar: Ca­lien­ta an­tes del en­treno pa­ra evi­tar le­sio­nes. Evi­ta­rás los “ay, ay, ay” y los “uy, uy, uy”. No va­yas más de tres ve­ces a la se­ma­na. Al prin­ci­pio me­nos es más pa­ra no que­mar­te. Pi­de ayu­da al mo­ni­tor. Al­gu­nas má­qui­nas son más com­ple­jas que una pe­li de Da­vid Lynch y la téc­ni­ca im­por­ta. Ten cla­ro tu ob­je­ti­vo. ¿Quieres ba­jar unos ki­los, de­fi­nir, to­ni­fi­car, au­men­tar vo­lu­men, li­gar...? Es­ti­ra. Im­pres­cin­di­ble si no quieres re­pe­tir los “uy, uy, etc”. Co­me bien y mu­cho. Hi­dra­tos, pro­teí­nas, vi­ta­mi­nas, mi­ne­ra­les...

“La Vir­gen del Pi­lar di­ceeeee, que no quie­re ser prin­ce­saaaa...”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.