LA NO­VIA FHM

¿Sa­brías lo­ca­li­zar Perth en un ma­pa? Lo sos­pe­chá­ba­mos. Pues bus­ca en Goo­gle por­que allí es don­de de­be­rás plan­tar­te, lim­pi­to y con un ra­mo de flo­res, pa­ra co­no­cer a la im­pre­sio­nan­te Jes­si­ca Crib­bon e im­pre­sio­nar­la con lo es­pon­tá­neo y chis­to­so que eres

FHM - - CLUB FHM -

“PA­RA DOR­MIR, BRA­GUI­TAS Y NA­DA MÁS. DE HE­CHO ES LO ÚNI­CO QUE LLE­VO PUES­TO MIEN­TRAS HA­CE­MOS LA EN­TRE­VIS­TA...”

¡Ho­la Jes­si­ca! Ade­más de ir a Perth, ¿qué de­ben ha­cer nues­tros lectores pa­ra con­se­guir li­gar con­ti­go? ¡Im­pre­sio­nar­me! Me en­can­tan los chi­cos es­pon­tá­neos y que me ha­gan reír. Sue­le ser una bue­na for­ma de lla­mar mi aten­ción... ¿Y be­sas en la pri­mer ci­ta? De­pen­de de la ci­ta, pe­ro nor­mal­men­te no. Creo que be­sar es al­go muy ín­ti­mo, así que pro­ba­ble­men­te te lle­va­rás un abra­zo o un pi­qui­to en la me­ji­lla co­mo mu­cho. ¿Nos sal­drías ca­ra co­mo no­via? Soy muy in­de­pen­dien­te y ten­go mi pro­pio di­ne­ro. Y no me gus­ta­ría que un hombre pen­sa­ra que pue­de ‘com­prar­me’. ¿Ve­rías de­por­tes en la te­le­vi­sión con no­so­tros? ¡Cla­ro! Me en­can­ta ver par­ti­dos en di­rec­to. ¿De qué te gus­tan los bo­ca­di­llos? ¿Me vais a pre­pa­rar uno? ¡Sor­pren­ded­me! Mar­chan­do uno de mer­me­la­da de co­ma­dre­ja. ¿Y qué en­cuen­tras sexy en un hombre? ¡Creo que la se­gu­ri­dad en sí mis­mo lo es to­do! Y ade­más que sea ori­gi­nal, di­ver­ti­do... La ri­sa es fun­da­men­tal pa­ra mí, así que la en­cuen­tro muy sexy. Dinos al­go ex­tra­ño so­bre ti... Uf, esa es una pregunta di­fí­cil. Ten­drías que pre­gun­tar a mis ami­gos. ¿Qué es lo pri­me­ro que ha­rías si fue­ras hombre por un día? Se­gu­ro que mear de pie... y re­vi­sar mis nue­vas par­tes, ja­ja­ja. Y si fue­ras un ani­mal, ¿cuál se­rías? Se­ría un ja­guar, ele­gan­te y pre­cio­so. ¿Cuál es el re­ga­lo más ro­mán­ti­co que te han he­cho? Lle­var­me de va­ca­cio­nes a Fran­cia un par de se­ma­nas. Nos he­mos ta­tua­do tu nom­bre en la es­pal­da: ¿ado­ra­ble o chi­fla­do? Hey, no es mi cuer­po así que me da­ría igual. Pe­ro me sen­ti­ría ha­la­ga­da. ¿Qué es lo más sal­va­je que has he­cho? Via­jar en una Har­ley por to­da Aus­tra­lia cuan­do te­nía do­ce años. ¿Y lo más ile­gal? No sue­lo sal­tar­me la ley... ¿Qué es lo me­jor que sa­bes ha­cer en la co­ci­na? Pues bá­si­ca­men­te sé pre­pa­rar ca­si cual­quier co­sa y me han di­cho que soy muy bue­na co­ci­ne­ra. Me en­can­ta ser crea­ti­va y me sue­lo in­ven­tar las re­ce­tas. ¿Y en el dor­mi­to­rio? Es un asun­to que me con­cier­ne a mí... y a un so­lo afor­tu­na­do. ¿Qué es lo más te ca­brea? Tres tipos de per­so­nas: la gen­te ob­se­si­va, pe­sa­da y po­co ori­gi­nal. Si te da­mos un mi­llón de dó­la­res pa­ra gas­tar en un día, ¿có­mo lo ha­rías? Lle­va­ría a to­dos mis me­jo­res ami­gos en pri­me­ra cla­se has­ta el sur de Fran­cia y mon­ta­ría una fies­ta sú­per lu­jo­sa en un ya­te. ¡Y por su­pues­to, tam­bién ha­ría un mon­tón de com­pras! ¿Qué can­ción no fa­lla nun­ca pa­ra que te pon­gas a bai­lar? Po­pThat de French Mon­ta­na o cual­quier co­sa con la que pue­da me­near el cu­lo. ¿Qué te po­nes pa­ra dor­mir? Sue­lo po­ner­me unas bra­gui­tas y na­da más. De he­cho es lo úni­co que lle­vo pues­to mien­tras ha­ce­mos es­ta en­tre­vis­ta... ¡Ay ma­má! Y la úl­ti­ma pregunta, ¿si co­me­tié­ra­mos el te­rri­ble error de en­ga­ñar­te con otra, nos per­do­na­rías? Creo que no es bueno afe­rrar­se a co­sas ne­ga­ti­vas, así que te aca­ba­ría per­do­nan­do. Pe­ro nun­ca lo ol­vi­da­ría y rom­pe­ría con­ti­go en ese mis­mo ins­tan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.