DEPEDRO

El can­tan­te ma­dri­le­ño nos ha­bla de su nue­vo disco

FHM - - FILTRO -

En tu disco, La in­creí­ble his­to­ria de un hombre bueno, ha­blas so­bre la fa­mi­lia co­mo al­go he­rói­co. Bueno, no tie­ne por qué ser una fa­mi­lia en el sen­ti­do tra­di­cio­nal: pue­den ser los ami­gos, por ejem­plo. Tam­bién tra­tas cier­tos asun­tos so­cia­les, de ac­tua­li­dad. No pa­re­ce un lla­ma­mien­to a las ar­mas, sin em­bar­go. No, no me gus­ta ser pan­fle­ta­rio. Soy permea­ble a la si­tua­ción que es­ta­mos vi­vien­do: veo a mi fa­mi­lia, veo a la gen­te que es­tá su­frien­do, así que es im­po­si­ble que no se re­fle­je en mi mú­si­ca. No soy tan cí­ni­co. Has re­co­rri­do me­dio mun­do, de gi­ra en gi­ra; ¿mi­rar las co­sas des­de la dis­tan­cia ayu­da? Sí, des­de lue­go, so­bre to­do cuan­do lo ves des­de la pers­pec­ti­va de paí­ses que teó­ri­ca­men­te van me­jor que no­so­tros, aun­que creo que te­ner tres co­ches y es­tar me­dio año a os­cu­ras no es la fe­li­ci­dad. ¿So­mos de­ma­sia­do tre­men­dos en Es­pa­ña? Hombre, nos gus­ta mu­cho el dra­ma. So­mos me­di­te­rrá­neos, nos re­crea­mos en el dra­ma; yo tam­bién soy dra­má­ti­co, pe­ro es nues­tra for­ma de ser, y no creo que ten­ga na­da de ma­lo.

La en­tre­vis­ta com­ple­ta, en FHM.es.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.