LA NO­VIA FHM

Via­jan­do a Co­rea, to­can­do el ban­jo con su abue­la, su­bien­do fo­tos sexys al Tumblr o po­nién­do­se muy có­mo­da pa­ra leer... la ca­na­dien­se Tes­sa nos en­can­ta de cual­quier ma­ne­ra. Co­mo pa­ra no, oye...

FHM - - CLUB FHM - FO­TOS: NADIA KING

Hola Tes­sa. Nos han con­ta­do que eres to­da una tro­ta­mun­dos... ¡Cla­ro que sí! He vi­vi­do en Ke­nia, Hong Kong, Londres y en Whistler, Ca­na­dá, que es don­de vi­vía de pe­que­ña. ¿Qué te hi­zo via­jar tan­tí­si­mo? Vi­ví en Whistler has­ta los 16. Pe­ro una no­che que es­ta­ba un po­co bo­rra­cha decidí ha­cer­me vo­lun­ta­ria en Ke­nia. Así que vo­lé has­ta allí y es­tu­ve ayu­dan­do en to­do lo que pu­de has­ta los 20. Lue­go vi­ví un añi­to en Hong Kong y aho­ra es­toy vi­vien­do en Londres. ¿So­lo eso? ¿En qué más si­tios del pla­ne­ta has es­ta­do? Una vez via­jé has­ta Co­rea del Sur so­lo pa­ra pa­sar allí 36 ho­ras por­que que­ría ver a un chi­co. Y ma­ña­na me voy a visitar a unos ami­gos a Pa­rís. ¿Có­mo era vi­vir en Ca­na­dá? ¿Ha­cía mu­cho frío to­dos los días? Cre­cer en Ca­na­dá ha he­cho que me en­can­te to­do lo re­la­cio­na­do con la na­tu­ra­le­za, así que me en­can­ta es­quiar y ha­cer sen­de­ris­mo. Tam­bién me ani­mó a pro­bar co­sas nue­vas y emo­cio­nan­tes. Y a to­car el ban­jo. ¿Cuán­to lle­vas to­cán­do­lo? Cua­tro años. Mi abue­la lo to­ca tam­bién y me en­se­ñó. De he­cho sa­be to­car el ban­jo

“UNA MO­DE­LO DE TO­KIO ME EN­SE­ÑÓ A HA­CER TRU­COS CON LA LEN­GUA POR SKY­PE”

y la ar­mó­ni­ca a la vez. Es alu­ci­nan­te.

¿Qué otros ta­len­tos ocul­tos tie­nes? Aca­bo de apren­der a ha­cer un mon­tón de tru­cos con la len­gua. Es­tu­ve ha­blan­do un mon­tón de ra­to por Sky­pe con una mo­de­lo de To­kio y me en­se­ñó a ha­cer­los. Tam­bién in­ten­tó en­se­ñar­me a sil­bar.

¿No sa­bes sil­bar? Mi pa­dre nun­ca me en­se­ñó. Y tam­po­co sé chas­quear los de­dos. Pe­ro mi pa­dre es una per­so­na muy in­te­li­gen­te y me en­se­ñó mu­chas co­sas im­por­tan­tes.

¿Co­mo qué? Nun­ca me prohi­bía ha­cer na­da, pe­ro de al­gu­na ma­ne­ra se las arre­gla­ba pa­ra con­ven­cer­me de ha­cer lo co­rrec­to. Cuan­do qui­se ha­cer­me un ta­tua­je a los ca­tor­ce años, no me di­jo que no me lo hi­cie­ra. En vez de eso le pi­dió a mi abue­la que me lle­va­se y ella di­jo “¡ge­nial, apro­ve­cha­ré pa­ra po­ner­me un piercing en un pe­zón!”. Y nin­gu­na ado­les­cen­te quie­re ver a su abue­la ha­cien­do eso... Así que no me hi­ce el ta­tu al fi­nal.

¿Qué más te gus­ta ha­cer? Me en­can­ta el Tumblr. Mi Tumblr es tex­ta. tumblr.com. Tex­ta es mi apo­do. Me en­can­ta re­blo­guear to­do lo que creo que mola, así que hay un mon­tón de chi­cas des­nu­das, chi­cos con ta­tua­jes chu­los y co­sas curiosas so­bre via­jes.

¿Tie­nes mu­chos se­gui­do­res? La ver­dad es que no. Pue­de que con­si­ga más si subo fo­tos mías des­nu­da, o sim­ple­men­te subo más fo­tos sexys de chi­cas. Pa­re­ce que a la gen­te le gus­tan mu­cho las chi­cas des­nu­das...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.