CHIS­TES

FHM - - CLUB -

San Pe­dro atien­de a un can­tan­te español fa­mo­so que aca­ba de fa­lle­cer y se dis­po­ne a re­lle­nar la fi­cha de en­tra­da en el pa­rai­so. – ¿Nom­bre? – Ju­lio Igle­sias. – ¿Es­ta­do ci­vil? – Bueno, he es­ta­do ca­sa­do con va­rias mu­je­res y ade­más he te­ni­do co­mo aman­tes a las me­jo­res mo­de­los del mun­do. – ¿Do­mi­ci­lio en la tie­rra? – Pues te­nía una in­men­sa y lu­jo­sa man­sión en Miami, otra en Holly­wood, otra en una is­la del Ca­ri­be, otra en la Cos­ta del Sol... – Bien, bien... ¿Otras pro­pie­da­des? – Sí, un Fe­rra­ri Tes­ta­ros­sa, dos ya­tes, un Rolls Roy­ce, unos cuan­tos ca­ba­llos de ca­rre­ras... – De acuer­do. Bueno, pa­se. Aun­que no sé yo si le va a gus­tar es­to mu­cho... Fe­li­peSuá­rez,Ibi­za – Muy buenos días, ¿qué me po­dría dar us­ted por es­te bu­rro? – Hom­bre... le pue­do dar unos cin­cuen­ta eu­ri­llos. – Ven­ga, de­me us­ted cien que se lo pue­de dar de co­mer a los leo­nes. – Ven­ga, to­me us­ted. Se va el gi­tano tan con­ten­to y a la me­dia ho­ra lle­ga el due­ño del cir­co to­do ca­brea­do y le pre­gun­ta a uno de sus em­plea­dos: – ¿Dón­de es­ta el gi­tano que me ha ven­di­do el bo­rri­co? – Pues je­fe no lo sé. ¿Qué es lo que pa­sa? – ¿Qué pa­sa? ¡Pues que el jo­di­do bu­rro ese se ha co­mi­do a los dos leo­nes y tie­ne a la pan­te­ra arrin­co­na­da! Ur­ba­noÁ­gue­da,e–mail Es­tá un po­bre hom­bre to­da la ma­ña­na in­ten­tan­do pes­car en el río y na­da. No pica ni un pez. En es­to que lle­ga el car­te­ro del pue­blo, ba­ja de la bi­ci­cle­ta, me­te la mano en el agua y ¡chas! em­pie­za a sa­car un mon­tón de pe­ces. En­ton­ces le di­ce el ti­po: – Oye, ¿qué tru­co es és­te? – Mira, te lo voy a ex­pli­car. Lo úni­co que tie­nes que ha­cer es to­car­le el co­ne­jo a tu mu­jer y lue­go ve­nir a pes­car. Al po­ner la mano en el agua, los pe­ces se sien­ten atraí­dos por el olor y vie­nen co­mo lo­cos. En­ton­ces co­ge el pes­ca­dor y se va a su ca­sa. En­tra sin ha­cer rui­do en la cocina y se en­cuen­tra a su mu­jer de es­pal­das pre­pa­ran­do la co­mi­da. El hom­bre si­gi­lo­sa­men­te le me­te la mano por de­ba­jo de la falda a su mu­jer, a lo que ella con­tes­ta sin vol­ver­se: – Pi­ca­rón, pi­ca­rón… ¿Ya has aca­ba­do de re­par­tir el co­rreo? En un zoo­ló­gi­co una ji­ra­fa le di­ce a otra: – ¿Sa­bes que ayer in­cen­dia­ron la jau­la del oso? – ¿Y de quién se sos­pe­cha? – Pa­re­ce que de la lla­ma... Su­sa­naHer­nán,e–mail Un ma­ta­dor que va a sa­lir al rue­do y le pi­de al ayu­dan­te que le de la es­pa­da pa­ra en­trar­le al to­ro. Es­te le da la es­pa­da y le di­ce: – Zuer­te, maez­tro. – Gra­cias. – ¡Zuer­te, maez­tro! – ¡Que ya te he di­cho gra­cias! – ¡No! ¡Que zuer­te maez­tro, que me lle­va uz­té en­gan­chao! Se­nén,e–mail – Buenos días, ¿Hos­pi­tal In­fan­til? – TTi, ¿qué te lele? Sil­viSil­viaMo­ri­lle,Sa­la­man­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.