UN CA­TA­CLIS­MO NOS SU­MER­GE EN UNA NUE­VA EDAD DEL HIE­LO

FHM - - ¡SÁLVESE QUIEN PUEDA! -

CO­MO VI­MOS EN: Rom­pe­nie­ves, El Día De Ma­ña­na o Suns­hi­ne - va­rios es­ce­na­rios, na­tu­ra­les o ar­ti­fi­cia­les, con­du­cen a la Tie­rra a una es­ca­lo­frian­te exis­ten­cia ba­jo ce­ro. Es co­mo Nar­nia pe­ro sin los cas­to­res gra­cio­sos, los leo­nes va­lien­tes o las sa­bro­sas de­li­cias tur­cas.

CON­SE­JO DEL EX­PER­TO: ¿Nos va­mos a des­per­tar un día con las pe­lo­tas con­ge­la­das? En plan, ¿tan con­ge­la­dos que se nos cai­gan las pe­lo­tas? "Es­ta­mos avo­ca­dos a una nue­va edad del hie­lo en unos cien­tos de años", sen­ten­cia el pro­fe­sor Bill McGui­re, au­tor de Des­per­tan­do al gi­gan­te: Có­mo el cam­bio en el cli­ma pro­vo­ca te­rre­mo­tos, tsu­na­mis y vol­ca­nes. "Lo que po­dría pa­sar es que una sú­per erup­ción vol­cá­ni­ca dé co­mo re­sul­ta­do una con­ge­la­ción glo­bal. La con­ge­la­ción pos­te­rior a la erup­ción ven­dría de las enor­mes can­ti­da­des de ni­tró­geno lan­za­dos a la es­tra­tos­fe­ra. Es­tos ab­sor­be­rían y re­fle­ja­rían la ra­dia­ción so­lar, en­frian­do la Tie­rra. Iró­ni­ca­me­te, el ca­len­ta­mien­to glo­bal au­men­ta las po­si­bi­li­da­des de tal erup­ción".

¿CÓ­MO AU­MEN­TO MIS PO­SI­BI­LI­DA­DES: Ig­no­ra los con­se­jos de la Ofi­ci­na Me­teo­ro­ló­gi­ca so­bre có­mo ais­lar ade­cua­da­men­te tu ho­gar. Nin­gu­na can­ti­dad de fi­bra de vi­drio va a man­te­ner ale­ja­dos a los me­ro­dea­do­res y ham­brien­tos in­va­so­res de tus sa­bro­sos Ris­ke­tos. ¿Cuál es el con­se­jo del pro­fe­sor? "El me­jor con­se­jo prác­ti­co que os pue­do ofre­cer se­ría co­ger un ar­ma, apren­der a usar­la, re­unir­se en gru­pos, re­qui­sar un su­per­mer­ca­do sa­quea­do y que­dar­se ahí", di­ce. Ya ha­béis oí­do al pro­fe: es ho­ra de ar­mar­se de una mal­di­ta vez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.