EL TRIS­TE FI­NAL DEL OLYM­PI­QUE

FHM - - FARSANTES DE AÚPA -

Cuán­do: Va­len­cien­nes - Olym­pi­que de Mar­se­lla. Ma­yo de 1993.

Có­mo: Al vie­jo es­ti­lo. Un ju­ga­dor del Mar­se­lla, Jean-Jac­ques Ey­de­lie, con­tac­ta con tres ju­ga­do­res del mo­des­to Va­len­cien­nes pa­ra que se re­la­jen en el par­ti­do de Li­ga que ju­ga­rán la se­ma­na si­guien­te an­te el po­de­ro­so Olym­pi­que. ¿El pre­cio? Al­go más de cin­co mi­llo­nes de pe­se­tas de la épo­ca, unos trein­ta mil eu­ros, a re­par­tir en­tre to­da la plan­ti­lla. Dos de los ju­ga­do­res re­cha­zan la pro­pues­ta, pe­ro uno acep­ta. En cual­quier ca­so, se­ma­nas des­pués es­ta­lla el es­cán­da­lo.

Por qué: Pa­ra lle­gar de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble a la fi­nal de la Co­pa de Eu­ro­pa que ju­ga­rían an­te el Mi­lan días des­pués. Des­tino cruel el del Olym­pi­que y su en­ton­ces po­de­ro­so pre­si­den­te, Ber­nard Ta­pie. Em­pre­sa­rio de éxi­to, pro­pie­ta­rio de un equi­po des­ti­na­do a mar­car una épo­ca con ju­ga­do­res co­mo De­sailly, Des­champs, Voe­ller y Bok­sic, cam­peón de Eu­ro­pa aquel año gra­cias a un ca­be­za­zo de­ci­si­vo del cen­tral Bo­li... y me­ses des­pués arrui­na­do, des­po­seí­do de bue­na par­te de sus tí­tu­los y caí­do en des­gra­cia por un ama­ño ri­dícu­lo en com­pa­ra­ción. Y es que el ama­ño del Va­len­cien­nes no ser­vi­ría pa­ra man­te­ner­se en pri­me­ra di­vi­sión, ni ga­nar un tí­tu­lo. Só­lo pa­ra que sus chi­cos lle­ga­ran en for­ma al par­ti­do de sus vi­das. Un ca­so pa­ra­dig­má­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.