HUN­NAM

AL HA­BLA CON EL PRO­TA DE 'SONS OF ANARCHY' SO­BRE SU SEX AP­PEAL, MO­TOS EN LA, Y OB­VIA­MEN­TE, SO­BRE LA SE­RIE

FHM - - BARRALIBRE -

Sons of Anarchy lle­ga a su fin con su 7ª y úl­ti­ma tem­po­ra­da, ¿qué crees que te ha apor­ta­do co­mo ac­tor?

De­jo la se­rie con mu­cha más con­fian­za en mí, ha­bien­do apren­di­do a uti­li­zar mu­chas más he­rra­mien­tas y tru­cos. Creo que desa­rro­llé una pro­fun­da re­la­ción con el per­so­na­je que re­pre­sen­té, co­mo si le abrie­se por com­ple­to mi co­ra­zón.

¿Has­ta qué pun­to crees que la se­rie es rea­lis­ta?

Ce­ro, na­da en ab­so­lu­to, y no creo que nun­ca ha­ya pre­ten­di­do ser­lo. Pe­ro hay mu­cha psi­co­lo­gía del per­so­na­je en ese mun­do irreal, que sí que es muy au­tén­ti­ca. Eso es lo que en­gan­cha al pú­bli­co.

¿Có­mo vives el he­cho de ha­ber­te con­ver­ti­do ca­si de re­pen­te en un icono se­xual?

Siem­pre me ha he­cho gra­cia. Me pa­re­ce tan­to ha­la­ga­dor co­mo ri­dícu­lo. Yo tan so­lo vi­vo mi vi­da, me le­van­to con sue­ño por las ma­ña­nas, me du­cho, voy al tra­ba­jo… Se ale­ja tan­to de la vi­sión que yo ten­go de mí… pe­ro sí, es ha­la­ga­dor ja­ja­ja.

¿Se po­dría de­cir que si­gues sien­do un geor­die?

Sí, siem­pre se­ré un geor­die de co­ra­zón. De he­cho, cuán­to más be­bo, más geor­die soy por den­tro. Amo New­casttle, es­toy muy or­gu­llo­so de ser de allí y co­noz­co a tan­ta bue­na gen­te ahí...

¿Que po­drías de­cir­nos so­bre tra­ba­jar con Guy Rit­chie o Guillermo del To­ro?

Con Guillermo hi­ce muy bue­nas mi­gas du­ran­te las dos pe­lí­cu­las que he­mos he­cho jun­tos. Y so­bre Guy, ha­bía coin­ci­di­do con él bre­ve­men­te, y siem­pre he si­do muy fan de su tra­ba­jo por lo que me emo­cio­na mu­chí­si­mo la idea de tra­ba­jar jun­tos.

Eres ima­gen de Re­veal Men de Cal­vin Klein, ¿qué te gus­ta más, ser mo­de­lo o ac­tor?

Es muy di­fe­ren­te, uti­li­zas he­rra­mien­tas muy dis­tin­tas; mo­vi­mien­tos, ex­pre­sio­nes… Aquí tie­nes que trans­mi­tir mu­cho en so­lo un se­gun­do. Me fi­jo mu­cho pa­ra po­der apren­der de Dout­zen. Sin du­da al­gu­na que que­rría re­pe­tir es­ta ex­pe­rien­cia.

¿Qué cri­te­rio tie­nes a la ho­ra de acep­tar un pa­pel? ¿el di­rec­tor? ¿el guión?...

Una com­bi­na­ción de to­do. El di­rec­tor qui­zás sea lo más im­por­tan­te, pe­ro aun­que sea un gran di­rec­tor, si el pa­pel no pe­ga en ab­so­lu­to con­ti­go… Tie­ne que ser el con­jun­to de to­do, pe­ro pue­de que lo prin­ci­pal sea el di­rec­tor, sí.

¿A qué se­rie de te­le­vi­sión eres adic­to?

Sien­do sin­ce­ro, la me­jor de la his­to­ria fue

Dead­wood. Ac­tual­men­te no veo mu­cho la te­le, aun­que he vis­to De­rek – de Ricky Ger­vais. Es lo po­co que he es­ta­do vien­do, y creo que es bri­llan­te.

En SoA ha­ces de mo­te­ro, ¿có­mo de mo­te­ro eras an­tes de la se­rie y cuán­to lo eres aho­ra?

No soy na­da mo­te­ro. No era mo­te­ro en ab­so­lu­to an­tes de la se­rie, y no lo soy aho­ra. Aun­que ten­go una mo­to, y lle­var­la por Los An­ge­les te ha­ce la vi­da jo­di­da­men­te más fá­cil, por­que el trá­fi­co es mor­tal.

¿Có­mo fue gra­bar el úl­ti­mo ca­pí­tu­lo?

Es muy su­rrea­lis­ta. Es el fi­nal de una eta­pa muy im­por­tan­te de mi vi­da. Co­mo al­go que te con­su­me por com­ple­to se ve re­em­pla­za­do tan rá­pi­do por otra co­sa y pa­sa a ser tan so­lo un re­cuer­do bo­ni­to... Su­rrea­lis­ta es la pa­la­bra.

“No soy na­da mo­te­ro. No era mo­te­ro en ab­so­lu­to an­tes de la se­rie y no lo soy aho­ra”

Des­de 55,95 € evo­ca la sen­sua­li­dad y ele­gan­cia mas­cu­li­na. Su enig­má­ti­ca fra­gan­cia emer­ge de es­te fras­co mi­ni­ma­lis­ta de cris­tal pulido. RE­VEAL MEN CAL­VIN KLEIN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.