Spe­cial co­rres­pon­dents

Ricky ger­vais es­cri­be, pro­du­ce, di­ri­ge y pro­ta­go­ni­za pa­ra net­flix jun­to a eric ba­na una co­me­dia de ra­dio y fal­sos en­via­dos es­pe­cia­les en ecua­dor y nos ha­ce ir a pa­rís pa­ra con­tar­nos to­do es­to...

FHM - - TELEVISIÓN -

¿Có­mo sur­gió la idea de ha­cer es­ta pe­lí­cu­la? Vie­ne de una pe­lí­cu­la fran­ce­sa de ha­ce unos años. Co­gí la idea cen­tral de los dos idio­tas que tie­nen que cu­brir una gue­rra y ti­ran sin que­rer sus bi­lle­tes y sus pa­sa­por­tes. Pe­ro lue­go se dan cuen­ta que co­mo tra­ba­jan en la ra­dio, pue­den fin­gir es­tar en Ecua­dor... Lue­go to­do se lía, se con­vier­ten en hé­roes... Es una sá­ti­ra sobre los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Pe­ro la ver­da­de­ra crí­ti­ca es sobre la fa­ma. Re­bo­bi­ne­mos, ¿has di­cho que va de dos idio­tas? Pe­ro lo he di­cho en plan cum­pli­do sobre Eric. Nos lle­va­mos muy bien en el ro­da­je. De he­cho fas­ti­dia­mos un mon­tón de es­ce­nas por di­ver­tir­nos tan­to. He­mos tra­ba­ja­do du­ro, nos he­mos reí­do, he­mos im­pro­vi­sa­do y en­tre es­ce­na y es­ce­na, por al­gu­na ra­zón, he­mos ha­bla­do mu­cho de nues­tros hue­vos. Es­to... ¿vues­tros qué? No sé por qué pa­só, pe­ro así fue. Imi­tá­ba­mos acen­tos ton­tos y cuan­do me en­te­ré de que Eric es me­dio croa­ta le de­cía [con acento del es­te de Eu­ro­pa] "ho­la, ¿có­mo es­tán hoy tus pe­lo­tas?" y co­sas así. Ummm, eso sue­na más a ru­so que a croa­ta... No soy ca­paz de no­tar la di­fe­ren­cia. Soy ma­lí­si­mo imi­tan­do acen­tos de otros paí­ses. Por eso pre­fie­ro ha­cer de in­glés. ¿No in­ten­tas­te apren­der el acento ame­ri­cano? Po­dría ha­ber­lo he­cho pe­ro en es­ta pe­lí­cu­la me en­car­go del guión, la pro­duc­ción, la di­rec­ción... en­go mu­chas co­sas de las que preo­cu­par­me ¿y en­ci­ma voy a te­ner que pro­nun­ciar co­sas con acento ame­ri­cano? Que le den. Es­toy ocu­pa­do. Pre­fie­ro sim­ple­men­te ac­tuar, co­mo un idio­ta. ¿Qué su­po­ne ha­cer una pe­lí­cu­la pa­ra Net­flix? Con ellos el cie­lo es el lí­mi­te res­pec­to a cuán­tas per­so­nas pue­den ver­la. Es glo­bal. Es in­me­dia­to. Es ge­nial. ¿En qué pun­to se su­mó Net­flix al pro­yec­to? En prin­ci­pio iba a ser una pe­lí­cu­la de es­tu­dio. Bueno, no te­nía un plan con­cre­to. Es­cri­bí el guión, mi agen­te em­pe­zó a mo­ver­lo y la re­cep­ción fue fan­tás­ti­ca, qui­zá la me­jor que he te­ni­do. Y en­ton­ces lle­gó Net­flix y di­jo "la com­pra­mos, aquí tie­nes el pre­su­pues­to". Una ofer­ta que no pu­de re­cha­zar. ¿Hay un pre­cio a pa­gar por ele­gir tra­ba­jar con to­tal li­ber­tad, por ofen­der a quien ha­ga fal­ta? Por su­pues­to. Creo que la ofen­sa es el da­ño co­la­te­ral de la li­ber­tad de ex­pre­sión y de­bo acep­tar las con­se­cuen­cias. Pe­ro no quie­ro fas­ti­diar a na­die, no quie­ro ofen­der por­que sí, pe­ro so­lo por­que te ofen­das no quie­re de­cir que ten­gas ra­zón. ¿Hay gen­te que te ha­ya de­ja­do de ha­blar por las co­sas que di­ces o ha­ces? No lo sé y no me im­por­ta. Cuan­to más fa­mo­so te ha­ces, más gen­te te quie­re pe­ro tam­bién más gen­te te odia. Y eso es­tá bien, por­que unos son in­te­li­gen­tes y otros son jo­di­da­men­te es­tú­pi­dos. Per­so­nal­men­te, ¿has te­ni­do pro­ble­mas con los me­dios? Cuan­do leo sobre mí, la mi­tad de lo que di­cen no es cier­to. Pe­ro no me im­por­ta, soy idio­ta. So­lo me que­jo si al­guien me di­fa­ma. La repu­tación es so­lo lo que los de­más pien­sen de ti.

"Bo­ni­tas ma­ce­tas, Ros­co. Pe­ro de­be­rías pen­sar en in­ver­tir en si­llas tam­bién..."

"o mar­ca la Real o no en­tro a ha­cer el Ca­rru­sel"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.