Gem­ma Ar­ter­ton, por La bús­que­da de la fe­li­ci­dad.

‘La bús­que­da de la fe­li­ci­dad’. La ac­triz in­gle­sa y ex chi­ca Bond Gem­ma Ar­ter­ton es la pro­ta­go­nis­ta ab­so­lu­ta de es­te drama que gi­ra en torno a un ama de ca­sa in­mer­sa en una es­pi­ral de in­sa­tis­fac­ción.

Fotogramas - - SUMARIO - Por Ana San­tos.

Re­tos cum­pli­dos. Gem­ma Ar­ter­ton (Kent, In­gla­te­rra, 1986) lle­va in­ten­tan­do qui­tar­se el sam­be­ni­to de chi­ca Bond ca­si des­de el mis­mo mo­men­to en que ro­dó Quan­tum of So­la­ce, ha­ce ya una dé­ca­da. Una em­pre­sa com­pli­ca­da cuan­do en su fil­mo­gra­fía no des­ta­can tí­tu­los pre­ci­sa­men­te a su ser­vi­cio, co­mo Prin­ce of Per­sia: Las are­nas del tiem­po (2010), Fu­ria de titanes (2010) o By­zan­tium (2012). Pe­ro ha­ce unos años, Ar­ter­ton de­ci­dió cam­biar de rum­bo, ser más se­lec­ti­va (por ejem­plo, con la tra­gi­co­me­dia con en­fo­que fe­me­nino Su me­jor his­to­ria,

2016) y vol­car­se en el tea­tro, que le va­lió dos no­mi­na­cio­nes a los pre­mios Oli­vier. Tam­bién fun­dó en 2013 su pro­pia pro­duc­to­ra, Re­bel Park, pa­ra dar vi­da a per­so­na­jes co­mo Ta­ra, la pro­ta­go­nis­ta de La bús­que­da de la fe­li­ci­dad,

que aho­ra es­tre­na. Mu­je­res emo­cio­nal­men­te com­ple­jas que su­pon­gan un re­to pa­ra mí. Y la for­ma de con­se­guir es­tos pa­pe­les es im­pul­sán­do­los yo mis­ma, no de­pen­dien­do de que na­die me los pro­pon­ga, afir­ma.

La bús­que­da de la fe­li­ci­dad es el re­tra­to de un ama de ca­sa, ca­sa­da y ma­dre de dos ni­ños que, apa­ren­te­men­te, lo tie­ne to­do (un atrac­ti­vo ma­ri­do que la quie­re, una po­si­ción aco­mo­da­da y una ca­sa bo­ni­ta), pe­ro es pro­fun­da­men­te in­fe­liz. La in­com­pren­sión de los que la ro­dean, in­clui­do su es­po­so (Do­mi­nic Coo­per), le ha­rá en­trar en un es­ta­do de de­ses­pe­ra­ción.

Sin doc­tri­na. Al di­rec­tor, Do­mi­nic Sa­va­ge, le gus­ta dia­lo­gar con el ac­tor y crear una his­to­ria en torno a él. En es­te ca­so, te­nía­mos ideas si­mi­la­res y que­ría­mos na­rrar la vi­da de una mu­jer que man­tie­ne una re­la­ción que es­tá a pun­to de rom­per­se por­que no la lle­na su de­di­ca­ción a la fa­mi­lia, cuen­ta. Pe­ro sin alec­cio­nar. Du­ran­te mu­cho tiem­po el ci­ne an­glo­sa­jón ha ten­di­do a dic­tar lo que era co­rrec­to y lo que no, pe­ro mi per­so­na­je, Ta­ra, no ha­ce ne­ce­sa­ria­men­te lo que es­tá bien. Lo in­tere­san­te en es­ta his­to­ria es ver qué ocu­rre cuan­do una per­so­na se en­cuen­tra en la si­tua­ción de la pro­ta­go­nis­ta, qué hay de­trás de sus drás­ti­cas de­ci­sio­nes, aña­de.

Em­pa­tía. Ar­ter­ton es­tá di­vor­cia­da y no tie­ne hi­jos pe­ro afir­ma que le ha re­sul­ta­do muy fá­cil em­pa­ti­zar con es­ta ama de ca­sa de­ses­pe­ra­da. Nun­ca he es­ta­do en una si­tua­ción así pe­ro pue­do ima­gi­nar­me qué pa­sa por su ca­be­za por­que yo me sen­ti­ría igual. Tam­bién he ha­bla­do con mu­je­res que han caí­do en una de­pre­sión cuan­do sus hi­jos eran pe­que­ños, un te­ma del que se de­be­ría ha­blar más. ¿Es­ta­mos an­te una pe­lí­cu­la fe­mi­nis­ta? To­das las pe­lí­cu­las que cuen­tan his­to­rias de mu­je­res que no son gla­mu­ro­sas o es­tán se­xua­li­za­das ayu­dan a las mu­je­res por­que no las mues­tran so­lo co­mo ob­je­tos. Pe­ro es­te film no pre­ten­de em­po­de­rar­nos o lan­zar un men­sa­je fe­mi­nis­ta. Es una pe­lí­cu­la so­bre mu­je­res reales.

ESTRENO 14 DI­CIEM­BRE

“Es­ta pe­lí­cu­la no pre­ten­de em­po­de­rar­nos ni lan­zar un men­sa­je fe­mi­nis­ta. Es un film so­bre mu­je­res reales”

The Es­ca­pe (Gran Bre­ta­ña, 2017, 101 min.). DRAMA.

Gem­ma Ar­ter­ton, es­po­sa y ma­dre frus­tra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.