Geo (desc)

AUTOL, DONDE DESCUELLAN EL PICUEZO Y LA PICUEZA

-

Hay formacione­s rocosas en el valle del río Cidacos que son un paraíso para los amantes de la geología y el paisaje. Colinas y montículos de piedra areniscas erosionada­s desde hace millones de años por la acción del agua y el viento. Algunos parecen tener vida propia, como estatuas colosales que se elevan hacia el cielo. El pueblo de Autol conserva el mejor ejemplo de estas formas artísticas que la naturaleza regala de tanto en tanto. El picuezo (42 metros) y la picueza (28) son formacione­s geológicas únicas. Un pequeño lago artificial, plagado de cigüeñas y patos, es el entorno natural donde se enmarcan estos monumentos geológicos. El impacto visual es sobrecoged­or. Un fenómeno así –¡cómo no!– tenía que tener su propia leyenda. Aquí está: el señor del castillo tenía muchas tierras en la comarca, pero había un terreno que amaba en particular, porque en su suelo crecían viñas que daban uvas de un sabor único. Durante un tiempo, la vendimia recolectad­a en ese campo desaparecí­a. Lo insólito del hecho generó preocupaci­ón entre las gentes, por lo que se estableció una vigilancia. Hasta que una noche se resolvió el enigma: uno de los guardias sorprendió a una pareja merodeando por los viñedos. Tras darles el alto,se aproximó a ellos.Fue entonces cuando observó que portaban una cesta cubierta con paños.Tras pedirles que le mostaran el contenido, estos se negaron, al tiempo que, desafiando al demonio, hablaron así al vigilante: “Que nos volvamos piedra si son uvas lo que aquí llevamos”. En ese instante, una doble maldición cayó sobre ellos: por el robo y por la mentira. Desde entonces el picuezo y la picueza permanecen allí, víctimas mudas del precio de los embustes.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain