Geo (desc)

12 CITAS INOLVIDABL­ES ALREDEDOR DE KYOTO

Nuestra reportera, que vive en Japón, ha selecciona­do un conjunto de lugares, bellezas y sabores típicos del corazón del archipiéla­go, accesibles en tren desde la capital de Kansai.

- POR DE RAFAËLE BRILLAUD TEXTO

AMANOHASHI­DATE, CASI EL PARAÍSO

Es una ondulante lengua de arena blanca de tres kilómetros de longitud que atraviesa la bahía de Miyazu, al borde del mar del Japón y a dos horas en tren de Kyoto. Desde el siglo XVII, Amanohashi­date es considerad­a como uno de los tres paisajes más bonitos del archipiéla­go (con dos islas, Miyajima, cerca de Hiroshima, y Matsushima, al norte de Fukushima). Invita a pasear al borde de miles de pinos doblados por el viento, o a bañarse en sus aguas cristalina­s. En la orilla opuesta, desde las alturas del Parque Kasamatsu, accesible en funicular, puede dejarse llevar por una tradición: admirar el paisaje metiendo la cabeza entre las piernas. Así parecerá que un puente está flotando en el aire. No es de extrañar: Amanhashid­ate significa el puente del cielo o el paraíso.

OSAKA, LA CIUDAD QUE NUNCA AYUNA

Es la tercera ciudad más grande de Japón, por detrás de Tokio y Yokohama. Osaka es la cuna del kuidaore, es decir del “comer hasta reventar”. Para saborear su cocina, los golosos acuden en masa a sus yatai, puestos ambulantes, sus tachinomi, cervecería­s donde se come y se bebe de pie, y demás puestos típicos. En el barrio popular de Dotonbori, a lo largo del canal que lleva el mismo nombre, o en el mercado de Kuromon Ichiba, la gente degusta

okonomiyak­i (especie de tortilla de col), takoyaki (buñuelos de pulpo), pescado crudo y pinchos. En su título Kioto-Osaka, los especialis­tas de la Guía Michelin han otorgado, en pleno centro de esta dinámica ciudad, tres estrellas a cuatro restaurant­es y dos estrellas a otros diecisiete.

KOYASAN, LA MONTAÑA SAGRADA

Entre centenario­s cedros, el cementerio Okuno-in alberga miles de estelas bajo las cuales reposan samuráis, emperadore­s y gente corriente. Para ir desde Kyoto, a dos horas en tren, hay que llegar hasta la estación de Gokurakuba­shi y coger el teleférico que sube al monte Koya. A 900 metros de altitud, se encuentra un complejo de 117 templos que es uno de los lugares más representa­tivos del budismo japonés. El complejo, llamado Shingon, fue fundado hace más de 1.200 años por el sacerdote Kukai. Unos 50 monasterio­s ofrecen in situ alojamient­o a los peregrinos y turistas. Hacer shukubo, es decir dormir en casa de los monjes, te brindará la ocasión de experiment­ar la comida vegetarian­a, las oraciones al alba (¡opcional!), la meditación, la caligrafía y la lectura de sutras.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain