Geo (desc)

El SINGULAR CRUCIFIJO DE PUENTE LA REINA

-

Mientras bucea por la penumbra de la nave gótica de la iglesia del Crucifijo, en Puente la Reina, y observa la talla que ocupa su semiábside, la mente vuela hacia atrás e imagina los miles de peregrinos que aquí se acercaban a homenajear al Cristo de la Cruz. Esa figura formaba parte de ellos, ya que, según cuenta la leyenda, la talla había viajado de Alemania a Santiago. Los ejes de la cruz en forma de Y griega, muy típica de los territorio­s nórdicos y del este, evidencian la verosimili­tud de esa leyenda. Fue una pareja de alemanes la que arrastró la talla desde su hogar hasta Santiago para expiar sus culpas. De regreso, decidieron volver por el mismo camino y pasar una vez más por Puente la Reina, donde en el camino de ida habían recibido una calurosa bienvenida por parte de la comunidad. La hospitalid­ad fue aún mayor durante el regreso, por lo que quisieron entregar a la pequeña parroquia este regalo, símbolo de sus tierras y del amor mutuo hacia la pasión de Jesús. Desde entonces esa es una etapa obligada para quienes necesitan recobrar fuerzas y quieren contemplar el crucifijo más singular del Camino de Santiago. A la salida de la iglesia, la calle Mayor conduce al puente románico, donde en 1824 se documentó un hecho milagroso. Durante casi 20 años un pequeño pájaro ( txori, en euskera) acudía a diario a limpiar la cara de la Virgen que desde la torre central del puente reconforta­ba a los paseantes. Estas visitas amorosas, considerad­as milagrosas, duraron hasta la demolición de las torres. La talla fue trasladada a la iglesia de San Pedro, a donde el txori no volvió. A veces vuelan pajarillos sobre el río Arga, y los lugareños buscan el canto de aquel txori pequeño que tan peculiar relación entabló con la Señora.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain