Gua­te­ma­la re­sur­ge en­tre las ce­ni­zas del vol­cán

Geo - - EL MIUNDO QUE CAMBIA -

El pa­sa­do tres de ju­nio, el vol­cán gua­te­mal­te­co de Fue­go, de 3.763 me­tros de al­ti­tud y ubi­ca­do 35 ki­ló­me­tros al su­r­oes­te de la ca­pi­tal, Ciu­dad de Gua­te­ma­la, pro­vo­có una po­ten­te erup­ción se­gui­da de una ava­lan­cha de flu­jos pi­ro­clás­ti­cos (mez­cla de ro­cas, ga­ses y ce­ni­za) que se­pul­tó a la co­mu­ni­dad de San Mi­guel Los Lo­tes, en la su­re­ña ciu­dad de Es­cuintla, y afec­tó a va­rias al­deas ve­ci­nas. La tra­ge­dia, que de­jó 116 muer­tos y cien­tos de des­apa­re­ci­dos, cau­só ade­más da­ños y pér­di­das por Images unos 219 mi­llo­nes de dó­la­res, se­gún un in­for­me del go­bierno y la Co­mi­sión Eco­nó­mi­ca pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be (CEPAL), lo que equi­va­le al 0,3% del PIB del país en 2017.

El tu­ris­mo que­dó ló­gi­ca­men­te “to­ca­do” por es­ta ca­tás­tro­fe. Se­gún el Ins­ti­tu­to Gua­te­mal­te­co de Tu­ris­mo (In­guat), las pér­di­das as­cen­die­ron a en­tre dos y tres mi­llo­nes de dó­la­res y una ba­ja en el cre­ci­mien­to del sec­tor por el im­pac­to de la erup­ción y la ava­lan­cha de can­ce­la­cio­nes. Se­gún da­tos del In­guat, la con­tri­bu­ción del tu­ris­mo al Pro­duc­to In­te­rior Bru­to (PIB) es del 8,5%.

Va­rios me­ses des­pués del desas­tre natural, el In­guat bus­ca reac­ti­var el sec­tor y atraer vi­si­tan­tes a un país que si­gue con­tan­do con ma­ra­vi­llo­sos en­tor­nos na­tu­ra­les y ya­ci­mien­tos pre­co­lom­bi­nos.

Tras la erup­ción, los úni­cos si­tios tu­rís­ti­cos que tu­vie­ron res­tric­cio­nes fue­ron va­rios vol­ca­nes, co­mo el de Fue­go y Aca­te­nan­go, en Sa­ca­te­pé­quez; el Pa­ca­ya, en Es­cuintla; y el San­tia­gui­to, jun­to a Quet­zal­te­nan­go. El res­to de des­ti­nos no fue­ron da­ña­dos por la erup­ción y pue­den ser vi­si­ta­dos con nor­ma­li­dad. He aquí los más des­ta­ca­dos.

El Par­que Na­cio­nal Ti­kal, 576 ki­ló­me­tros cua­dra­dos de sel­va ex­hu­be­ran­te en torno al ma­yor ya­ci­mien­to ex­ca­va­do de Amé­ri­ca, es un cen­tro ce­re­mo­nial con fas­ci­nan­tes res­tos ar­queo­ló­gi­cos de la an­ti­gua ci­vi­li­za­ción ma­ya. Otro es­pa­cio es­pec­ta­cu­lar es el Par­que Na­cio­nal Sa­muc Cham­pey, una co­rre­dor natural de unos 350 me­tros de lon­gi­tud com­pues­to de la­gu­nas de has­ta cua­tro me­tros de pro­fun­di­dad ba­jo las cua­les co­rre el río Caha­bón y que ter­mi­nan en una ca­ta­ra­ta de 40 me­tros de al­tu­ra. Des­de un mi­ra­dor de más de 50 me­tros de al­tu­ra se ob­ser­van las po­zas na­tu­ra­les. An­ti­gua de Gua­te­ma­la es una de las ciu­da­des más es­plen­do­ro­sas de la Amé­ri­ca es­pa­ño­la. Fun­da­da a par­tir de 1543, se ex­tien­de por las mon­ta­ñas cen­tra­les de Gua­te­ma­la, y es fa­mo­sa por su bien pre­ser­va­da ar­qui­tec­tu­ra re­na­cen­tis­ta es­pa­ño­la y sus fa­cha­das ba­rro­cas del Nue­vo Mun­do. Por su par­te, Ciu­dad de Gua­te­ma­la, la más cos­mo­po­li­ta ca­pi­tal cen­troa­me­ri­ca­na, fun­da­da en el 1776, se ex­tien­de a lo lar­go de un va­lle con el vol­cán Agua en el ho­ri­zon­te. La vi­lla de Chi­chi­cas­te­nan­go y el la­go de Atitlán son otros in­tere­san­tes ima­nes tu­rís­ti­cos con los que Gua­te­ma­la atrae a sus vi­si­tan­tes.

Ama­ne­cer en el Par­que Na­cio­nal Ana­vil­ha­nas, en ple­na re­gión ama­zó­ni­ca bra­si­le­ña. Atrio de la igle­sia­con­ven­to de San­ta Teresa, per­te­ne­cien­te a la or­den de las Car­me­li­tas Des­cal­zas. Fue cons­trui­do en­tre 1677 y 1687 por el maes­tro José de Po­rres. Tras él, la silueta del vol­cán de Fue­go, cu­ya úl­ti­ma erup­ción tu­vo lu­gar el pa­sa­do ju­nio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.