Vuel­ve el fit­ness vin­ta­ge

Si no pue­des con el en­tre­na­mien­to de al­ta in­ten­si­dad y te pier­des en­tre dis­ci­pli­nas com­bi­na­das (pi­lo­xing, body­pump, ba­rre...), lo tu­yo es el fit­ness clá­si­co. Emu­la a las gran­des di­vas de Holly­wood y des­cu­bre los be­ne­fi­cios de los de­por­tes de siem­pre, vist

Glamour (Spain) - - Portada -

Co­rre des­cal­za Y ADEL­GA­ZA

“Sin za­pa­tos, to­do el cuer­po tra­ba­ja en si­ner­gia pa­ra ab­sor­ber los gol­pes, des­de la plan­ta de los pies a la zona es­ca­pu­lar. Ade­más, se in­vo­lu­cra to­da la mus­cu­la­tu­ra, lo que su­po­ne un au­men­to con­si­de­ra­ble del gas­to ca­ló­ri­co”, ex­pli­ca Mi­guel Án­gel Ro­drí­guez, di­rec­tor de sa­lud de Za­gros Sports La Mo­ra­le­ja. Aun­que ma­ti­za: “Es im­por­tan­te te­ner una bue­na técnica an­tes”.

Des­cal­cis­tas. Es­ta for­ma de en­tre­na­mien­to es una op­ción per­fec­ta pa­ra quie­nes desean tra­ba­jar los múscu­los del co­re y la zona cen­tral del cuer­po, ade­más del tren in­fe­rior que se for­ta­le­ce con el run­ning clá­si­co.

Más con­cen­tra­ción. Con el ob­je­ti­vo de evi­tar obs­tácu­los, co­rrer des­cal­zo au­men­ta la con­cen­tra­ción y la aten­ción en la pi­sa­da y zan­ca­da.

Cam­bia la técnica. “Con el pie des­cal­zo se de­be co­rrer apo­yan­do pri­me­ro los me­ta­tar­sos, ca­si de pun­ti­llas, evi­tan­do que el ta­lón im­pac­te en el sue­lo. Lo ideal es em­pe­zar por te­rre­nos de cés­ped na­tu­ral o ar­ti­fi­cial y en la pla­ya.”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.