El ho­tel de la piel

En es­ta clí­ni­ca hay au­di­to­rio, bar cos­mé­ti­co y sa­la de es­pe­ra VIP ¿Pue­do que­dar­me un ra­to más, por fa­vor?

Glamour (Spain) - - Sumario - Tex­to: Ca­rol Ló­pez

ac­ti­vo el blue­tooth de mi móvil y en­vío Sun, de Cat Po­wer, al hi­lo mu­si­cal de la con­sul­ta. Es­te dis­co me re­la­ja, así que, si lle­ga el mo­men­to de tum­bar­me en la camilla, la mú­si­ca se­rá mi bar­bi­tú­ri­co na­tu­ral. Me aco­mo­do en el tú&yo, y el doc­tor Ri­car­do Ruiz ocu­pa su si­tio a mi la­do. No hay me­sa en­tre no­so­tros. Pa­re­ce­mos en­tre­vis­ta­dor e in­vi­ta­da en el talk-show de Jimmy Fa­llon: nues­tro tra­to es cer­cano y flui­do des­de el mi­nu­to ce­ro.

Una clí­ni­ca chill out. En es­ta clí­ni­ca se tra­tan ac­né, vi­tí­li­go, man­chas, pso­ria­sis, alo­pe­cia, me­la­no­ma, an­gio­mas... Se ha­cen in­fil­tra­cio­nes, lá­ser, fo­to­te­ra­pia, ci­ru­gía de Mohs, re­lle­nos... Pe­ro no hue­le a hos­pi­tal. Un in­terio­ris­mo blan­co y lu­mi­no­so, si­llas de los Ea­mes y un Cos­me­tic Bar que pa­re­ce el loun­ge de un ho­tel con­vier­ten la ex­pe­rien­cia de ir al mé­di­co estético en un even­to de es­ti­lo de vi­da.

Le pre­gun­to al doc­tor so­bre la ho­nes­ti­dad de la me­di­ci­na es­té­ti­ca que a él tan­to le apa­sio­na y él ci­ta a Pi­cas­so. “De­cía que en el ar­te y en la vi­da hay que bus­car la be­lle­za de lo im­per­fec­to. Esos de­ta­lles

que no se ajus­tan al ideal de lo su­bli­me pe­ro que ha­cen que un con­jun­to re­sul­te atrac­ti­vo: una li­ge­ra asi­me­tría, una na­riz con ca­rác­ter, las arru­gui­tas de la mue­ca de la sonrisa...” ¿Traen las pa­cien­tes re­cor­tes de re­vis­tas con las mu­je­res a quie­nes quie­ren pa­re­cer­se? “Mu­chas traen fotos de sí mis­mas cuan­do eran más jó­ve­nes”, di­ce.

Es­cue­la de la piel. El au­di­to­rio de la clí­ni­ca ma­ni­fies­ta la vo­ca­ción pe­da­gó­gi­ca del equi­po del doc­tor Ruiz. Mé­di­cos y es­tu­dian­tes pue­den asis­tir a las in­ter­ven­cio­nes pro­yec­ta­das en una gran pan­ta­lla. Hay una sa­la de es­pe­ra re­ser­va­da que ga­ran­ti­za la pri­va­ci­dad de clien­tes VIP “y de los hom­bres, a los que les cues­ta más re­co­no­cer que se han he­cho al­gún re­to­que”. ¿Qué es lo pri­me­ro que tie­ne que ha­cer al­guien que quie­re mejorar su as­pec­to? “Te­ner ex­pec­ta­ti­vas rea­lis­tas y apren­der a sen­tir­se a gus­to con uno mis­mo. Pre­ten­der al­can­zar la eter­na ju­ven­tud es una em­pre­sa im­po­si­ble.”

A la de­re­cha, el doc­tor Ri­car­do Ruiz, di­rec­tor de la Clí­ni­ca Der­ma­to­ló­gi­ca In­ter­na­cio­nal. Nos di­ce que Ste­ve Jobs le ha ins­pi­ra­do a la ho­ra de apren­der a mo­ti­var a su equi­po hu­mano; y Pa­blo Pi­cas­so en su amor por la be­lle­za real, im­per­fec­ta.

Arri­ba, el Cos­me­tic Bar y de­ta­lles del in­terio­ris­mo –con el si­llón DAW, de Char­les y Ray Ea­mes–. A la iz­quier­da, de­ta­lle de la con­sul­ta. So­bre es­tas lí­neas, el au­di­to­rio don­de los es­tu­dian­tes pue­den ver pro­yec­ta­das las ope­ra­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.