Chu­te de vi­ta­mi­nas

Lle­gan des­de Ca­li­for­nia los cóc­te­les de be­lle­za por ve­na. Una te­ra­pia que re­vi­ta­li­za la piel y el ca­be­llo, eli­mi­na to­xi­nas, hi­dra­ta y com­ba­te el es­trés, el jet lag y la re­sa­ca. En­chú­fa­te al go­te­ro. Tex­to:

Glamour (Spain) - - Content - Ca­rol Ló­pez

n Ca­li­for­nia es­tá por to­das par­tes”, nos di­ce Natalia de la Ve­ga, directora de Ta­cha Beauty, que aca­ba de re­gre­sar de Los Án­ge­les. “Vas a la pe­di­cu­ra o a dar­te un ma­sa­je y pue­des pe­dir que, mien­tras, te en­chu­fen un go­te­ro.” Las fle­boin­fu­sio­nes –bús­ca­lo co­mo #vi­ta­min­drip– son cóc­te­les de sue­ro fi­sio­ló­gi­co con vi­ta­mi­nas, ami­noá­ci­dos y mi­ne­ra­les que se ad­mi­nis­tran por vía in­tra­ve­no­sa. “Re­po­nen nu­trien­tes de ma­ne­ra rá­pi­da, dan ener­gía y com­ba­ten la fa­ti­ga”, nos ex­pli­ca la doc­to­ra Irene Cruz, del Ins­ti­tu­to De Be­ni­to. Pon­te có­mo­da y pi­de el me­nú: The Wal­king Dead (re­vi­ta­li­za), Vi­ta­glow (ilu­mi­na), Forever Young (es an­ti­oxi­dan­te), In­mu­ne Boos­ter (re­fuer­za las de­fen­sas)... “El sue­ro com­bi­na­do de vi­ta­mi­nas B7 y B5 re­du­ce el es­trés y el can­san­cio. Si le aña­di­mos bio­ti­na y vi­ta­mi­na B5, en va­rias se­sio­nes –re­co­mien­dan mí­ni­mo seis– no­ta­rás que tu pe­lo lu­ce más den­so y for­ta­le­ci­do, por­que se re­ge­ne­ra el fo­lícu­lo. El cóc­tel de vi­ta­mi­na C ilu­mi­na la piel. El de NAC blin­da las de­fen­sas con­tra los res­fria­dos. El de sul­fa­to de mag­ne­sio to­ni­fi­ca la piel y fa­vo­re­ce la re­cu­pe­ra­ción mus­cu­lar.”

Ya ha­bía­mos pro­ba­do la me­so­te­ra­pia, mi­cro­in­yec­cio­nes su­per­fi­cia­les pa­ra tra­tar zo­nas del ros­tro, cuer­po o ca­be­llo. Y la nu­tri­cos­mé­ti­ca oral, que pue­de pre­ve­nir la oxi­da­ción so­lar, es­ti­mu­lar el co­lá­geno o for­ta­le­cer ca­be­llo y uñas. Es­ta te­ra­pia por ve­na es más rá­pi­da y mu­cho más efec­ti­va: “Ga­ran­ti­za el 100% de ab­sor­ción, mien­tras que por vía oral so­lo se lle­ga al 30%”, ex­pli­ca Cruz. Y co­mo va di­rec­ta al to­rren­te san­guí­neo “ac­túa so­bre las cé­lu­las de to­do el or­ga­nis­mo al ins­tan­te”.

¿Hay al­gún mé­di­co en la sa­la?

An­tes de en­chu­far­te el go­te­ro te ha­rán una his­to­ria mé­di­ca, un oli­gos­can (aná­li­sis de mi­ne­ra­les y vi­ta­mi­nas que se ha­ce con lám­pa­ra de UV) y, si es ne­ce­sa­rio, aná­li­sis de san­gre. Con los re­sul­ta­dos, el mé­di­co pres­cri­be el cóc­tel per­so­na­li­za­do. La do­sis de ac­ti­vos que se aña­de al sue­ro de­pen­de de ca­da ca­so. Los aná­li­sis son esen­cia­les por­que evi­tan el ries­go de hi­per­vi­ta­mi­no­sis en pa­cien­tes que es­tén to­man­do ade­más vi­ta­mi­nas o mi­ne­ra­les por vía oral. Tam­bién es ne­ce­sa­rio que en el cen­tro ha­ya un au­xi­liar de en­fer­me­ría pa­ra co­lo­car la vía. Quie­nes ya lo han pro­ba­do ase­gu­ran que el efec­to du­ra unos cin­co días y que son un re­me­dio muy po­ten­te con­tra la re­sa­ca. ¿Y por qué es me­jor un go­te­ro an­ti­fa­ti­ga que un ca­fé? “Por­que el go­te­ro no tie­ne efec­to ba­jón co­mo la ca­feí­na, que tras el pi­co má­xi­mo pro­du­ce una caí­da en pi­ca­do. Y no tie­ne ca­lo­rías.” En Ta­cha (30 min., des­de 150 €/se­sión).

LAS VI­TA­MI­NAS Y MI­NE­RA­LES DEL GO­TE­RO SE ABSORBEN AL 100% Y SIN CA­LO­RÍAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.