Una hui­da a tiem­po es una vic­to­ria

To­da­vía que­dan al­gu­nos me­ses pa­ra que lle­guen las an­he­la­das va­ca­cio­nes, pe­ro el cuer­po te pi­de pla­ya y relax. ¿Por qué no una es­ca­pa­di­ta al sur de Te­ne­ri­fe? El ho­tel Ritz-carl­ton, Aba­ma, es ca­si un des­tino en sí mis­mo.

GQ (Spain) - - La Buenavida -

Es­te re­sort ex­clu­si­vo de cin­co es­tre­llas di­se­ña­do por Mel­vin Vi­lla­rroel no só­lo es uno de los ho­te­les más lu­jo­sos de las Is­las Ca­na­rias, es tam­bién un es­pa­cio pa­ra­di­sia­co en don­de con­flu­yen cli­ma, pai­sa­je, gas­tro­no­mía de au­tor y ar­qui­tec­tu­ra de pri­mer ni­vel. La tem­pe­ra­tu­ra pro­me­dio anual de 23ºc tal vez ha­ga que desees ade­lan­tar tus va­ca­cio­nes. Si no, se­gu­ro que lo ha­rán las pri­vi­le­gia­das vis­tas al Atlán­ti­co, só­lo in­te­rrum­pi­das por una ve­ge­ta­ción úni­ca en uno de los pai­sa­jes vol­cá­ni­cos más en­vi­dia­bles del mun­do.

¿Más ar­gu­men­tos? Es­te pa­raí­so ca­na­rio cuen­ta tam­bién con un Spa Gar­den de 2.500 m2 en don­de se con­ju­gan aguas cá­li­das y frías, sau­na con vis­ta al océano, ba­ños de va­por her­ba­les, cas­ca­das y plan­tas por do­quier (ade­más de una pre­cio­sa pla­ya –ca­si pri­va­da– con ac­ce­so ex­clu­si­vo pa­ra los clien­tes del ho­tel me­dian­te un co­que­to te­le­fé­ri­co) El edi­fi­cio prin­ci­pal es una ciu­da­de­la ára­be, con 321 ha­bi­ta­cio­nes, a las que se aña­den 148 vi­llas ro­dea­das por jardines bo­tá­ni­cos (ais­la­das del cen­tro del re­sort) con te­rra­za y pis­ci­na se­mi­pri­va­da. Pa­ra com­ple­tar la ex­pe­rien­cia, el es­ta­ble­ci­mien­to al­ber­ga diez res­tau­ran­tes de lu­jo con una am­plia ofer­ta en gas­tro­no­mía me­di­te­rrá­nea y ja­po­ne­sa de au­tor. So­bre­sa­len M.B de Mar­tín Be­ra­sa­te­gui, con dos es­tre­llas Mi­che­lin, o Kabuki, re­fe­ren­te obli­ga­do de la co­ci­na ni­po­na en Oc­ci­den­te.

Si es­tás bus­can­do la es­ca­pa­da de­fi­ni­ti­va, ya has en­con­tra­do tu des­tino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.