Ar­naud Ca­rrez, di­rec­tor de Mar­ke­ting y Co­mu­ni­ca­ción de Car­tier In­ter­na­cio­nal.

El vue­lo eterno de Car­tier

GQ (Spain) - - Sumario -

Es­tá cla­ro que quien per­si­gue sus sue­ños un día los al­can­za. Y, si no, que le pre­gun­ten a Ar­naud Ca­rrez, di­rec­tor de Mar­ke­ting y Co­mu­ni­ca­ción de Car­tier In­ter­na­tio­nal, quien ha­ce 16 años de­bu­tó en la gran­de mai­son co­mo je­fe de Ga­bi­ne­te de Ber­nard For­nas –his­tó­ri­co pre­si­den­te de Car­tier– pa­ra ir es­ca­lan­do po­si­cio­nes: di­rec­tor de Mar­ke­ting y Co­mu­ni­ca­ción de Ja­pón, y lue­go de Sui­za, Hong Kong y Ma­cao, has­ta si­tuar­se en la cúspide (por de­ba­jo del Sr. For­nas, por su­pues­to).

Na­ci­do en Fran­cia en 1973 y edu­ca­do en Pa­rís, dio sus pri­me­ros pa­sos por geo­gra­fías re­mo­tas pa­ra des­pués re­tor­nar a la ma­dre pa­tria, al co­ra­zón de la ca­sa. Du­ran­te la 28 edi­ción del Sa­lón In­ter­na­cio­nal de la Al­ta Re­lo­je­ría de Gi­ne­bra (SIHH) re­ci­be a GQ pa­ra ha­blar­nos del re­lan­za­mien­to del mo­de­lo San­tos, el fa­mo­so re­loj que Louis Car­tier creó pa­ra su ami­go el avia­dor San­tos-du­mont. Co­rría el año 1904 y los pri­me­ros re­lo­jes de pul­se­ra eran aún prác­ti­ca­men­te un mi­to…

Hoy, San­tos vuel­ve con re­no­va­das fuer­zas y así nos lo cuen­ta Ca­rrez: "Las co­lec­cio­nes icó­ni­cas son muy im­por­tan­tes pa­ra no­so­tros; te­ne­mos la obli­ga­ción de man­te­ner vi­vos mo­de­los co­mo Pant­hè­re, San­tos o Tank, lo cual nos con­vier­te en una mar­ca ap­ta pa­ra mi­llen­nials. En Asia, ca­si la mi­tad de nues­tros clien­tes lo son". El año pa­sa­do la mar­ca per­ci­bió que era mo­men­to de cam­biar el di­se­ño del mí­ti­co San­tos. "He­mos re­de­fi­ni­do las pro­por­cio­nes. El bi­sel ha si­do re­plan­tea­do pa­ra in­te­grar­lo per­fec­ta­men­te en la ca­ja y lo he­mos me­jo­ra­do en tér­mi­nos de va­lor y pres­ta­cio­nes, por ejem­plo, en el bra­za­le­te; pe­ro tam­bién en los ele­men­tos téc­ni­cos, en lo que se re­fie­re a la pre­ci­sión y al an­ti­mag­ne­tis­mo del mo­vi­mien­to", con­ti­núa. "Por otro la­do, he­mos crea­do un ser­vi­cio gra­tui­to de mantenimiento de los mo­de­los San­tos an­ti­guos. Se tra­ta de un ser­vi­cio no­ve­do­so que nin­gu­na otra mar­ca tie­ne. Es una ma­ne­ra de co­mu­ni­car­nos y tam­bién de ser ge­ne­ro­sos con el clien­te".

¿Ico­nos re­lo­je­ros? Ca­rrez no du­da: San­tos,tank, Dri­ve, Ba­llon Bleu… To­dos Car­tier, bien sur. ESEN­CIA­LES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.