El eje fran­co­ita­liano

Pro­ba­mos la ga­ma 2019 de MA­SE­RA­TI en una bucólica ru­ta Mon­te­car­lol­yon-parís.

GQ (Spain) - - ESPECIAL MOTOR - ___por CAR­LOS MO­RAL

Hay ru­tas que só­lo se pue­den ha­cer a bor­do de un gran tu­ris­mo co­mo los de la mar­ca del tri­den­te. Por ejem­plo, Mon­te­car­lo-parís.

La pro­pues­ta pa­re­ce es­tar des­ti­na­da a ins­tau­rar los pi­la­res de una cu­rio­sa alianza de na­cio­nes a tra­vés de una ex­pe­rien­cia de con­duc­ción. Ma­se­ra­ti, una de la his­tó­ri­cas au­to­mo­vi­lís­ti­cas ita­lia­nas, ha con­vo­ca­do a un se­lec­to gru­po de pe­rio­dis­tas para pro­bar sus ju­gue­tes más re­cien­tes: la ga­ma MY19. Lo cu­rio­so es que re­co­rre­re­mos una ru­ta ge­nui­na­men­te fran­ce­sa, atra­ve­san­do La Pro­ven­za y La Bor­go­ña, en­tre ar­te, vi­ñe­dos y châ­teaux.

Arran­ca­mos tra­yec­to en Mon­te­car­lo al vo­lan­te del Ghi­bli, el se­dán de­por­ti­vo de la ga­ma, y an­tes de mon­tar­nos en él ya apre­cia­mos su im­po­nen­te pa­ra­cho­ques de­lan­te­ro con re­ji­lla gran­de, per­fil mo­rro de ti­bu­rón y ba­rras cro­ma­das. Ya en el in­te­rior todo gi­ra al­re­de­dor de una in­ter­faz in­tui­ti­va, des­pe­ja­da y fá­cil de usar. La con­so­la cen­tral se adap­ta a una pa­lan­ca de cam­bio re­di­se­ña­da y un gru­po de bo­to­nes para los mo­dos de con­duc­ción. Es­co­ge­mos el mo­do de­por­ti­vo e ini­cia­mos ru­ta, dan­do fe de que el Ghi­bli ofre­ce un es­pa­cio para las pier­nas lí­der en su cla­se y, a pe­sar de su si­lue­ta de cu­pé, un es­pa­cio có­mo­do para la ca­be­za. Des­de Mon­te­car­lo nos di­ri­gi­mos ha­cia el oes­te por la cos­ta has­ta Le Puy­sain­te-ré­pa­ra­de, en ple­na Pro­ven­za fran­ce­sa, a tra­vés de la A8. Des­pués to­ma­mos va­rias ca­rre­te­ras co­mar­ca­les, que nos ha­rán de­jar a un la­do los Par­ques Na­tu­ra­les des Preál­pes d'azur y du Ver­don. El Châ­teau La Cos­te, nues­tra es­ca­la para co­mer, es un re­cin­to van­guar­dis­ta que com­bi­na la vi­ti­cul­tu­ra con el ar­te con­tem­po­rá­neo. Des­de el allí nos di­ri­gi­mos has­ta Lyon por la A7, pa­san­do por Avig­non y Va­len­ce y cru­zan­do el Va­lle de Lu­be­ron, en un re­co­rri­do que nos per­mi­te con­tem­plar gran­des ex­ten­sio­nes de vi­ñe­dos y cam­pos de la­van­da. Lyon es nues­tro pun­to para ha­cer no­che, pe­ro an­tes hay ce­na en el res­tau­ran­te Tê­te­doie, con

una es­tre­lla Mi­che­lin y vis­tas pa­no­rá­mi­cas a la ciu­dad.

Lle­ga la segunda jor­na­da que nos lle­va pri­me­ro des­de Lyon a Pom­mard, po­bla­ción de la Bor­go­ña fran­ce­sa, al vo­lan­te del Le­van­te, el SUV de la ga­ma. Su mo­tor Twin Tur­bo V8 lo si­túa en la cum­bre res­pec­to a ren­di­mien­to ab­so­lu­to, di­ná­mi­ca de con­duc­ción y ex­clu­si­vi­dad. Su di­se­ño com­bi­na lí­neas de cu­pé con es­pa­cio in­te­rior para cin­co per­so­nas y una efi­cien­cia ae­ro­di­ná­mi­ca ex­cep­cio­nal. Lo ro­da­mos por la A42, la A40 y la A6, re­co­rrien­do Bor­go­ña ha­cia el nor­te. En Pom­mard re­ca­la­mos en el Châ­teau de Pom­mard, una im­pre­sio­nan­te edi­fi­ca­ción del si­glo XVIII que ofre­ce ex­pe­rien­cias gour­met.

Para el úl­ti­mo tra­mo, de Pom­mard a París, nos mon­ta­mos en el Quat­tro­por­te, la ber­li­na in­sig­nia de Ma­se­ra­ti, con sus nue­vos co­lo­res y llan­tas, su pa­lan­ca de cam­bio de mar­chas re­di­se­ña­da y los in­te­rio­res de cue­ro na­tu­ral pieno fio­re que brin­dan el me­jor re­fi­na­mien­to. Por la A6 lle­ga­mos a la ca­pi­tal fran­ce­sa, don­de con­clu­ye es­te tour fran­co ita­liano para ce­le­brar la pues­ta al día de la ga­ma. Una ru­ta de lu­jo para una mar­ca de le­yen­da.

DE­POR­TI­VI­DAD La va­rian­te Grans­port del Quat­tro­por­te po­ne el acen­to en el aca­ba­do de­por­ti­vo, pe­ro sin per­der un ápi­ce de so­fis­ti­ca­ción y elegancia.

RE­FI­NA­MIEN­TO En su aca­ba­do Gran­lus­so, el Quat­tro­por­te ofre­ce un lu­jo más clá­si­co que cam­bia las in­ser­cio­nes de fi­bra de car­bono por pa­ne­les de ma­de­ras no­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.