Los en­fer­me­ros re­cla­man un plus de 600 eu­ros por re­ce­tar me­di­ci­nas

Sos­tie­nen te­ner más res­pon­sa­bi­li­dad tras re­cu­pe­rar una com­pe­ten­cia per­di­da en 2015

Granada Hoy - - Portada - Al­ba Rodríguez GRA­NA­DA

Al re­cu­pe­rar esa com­pe­ten­cia los pro­fe­sio­na­les lu­chan aho­ra por que el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad les au­men­te el sa­la­rio

Los en­fer­me­ros de to­da Es­pa­ña aca­ban de re­cu­pe­rar la com­pe­ten­cia pro­fe­sio­nal de po­der pres­cri­bir me­di­ca­men­to. Un ‘de­re­cho’ que les fue arre­ba­ta­do en 2015 me­dian­te un Real De­cre­to que de­cía que es­tos pro­fe­sio­na­les po­dían “in­di­car, usar y au­to­ri­zar la dis­pen­sa­ción de me­di­ca­men­tos su­je­tos a pres­crip­ción mé­di­ca”, pe­ro so­lo si un mé­di­co ha­bía “de­ter­mi­na­do pre­via­men­te el diag­nós­ti­co, la pres­crip­ción y el pro­to­co­lo o guía de prác­ti­ca clí­ni­ca y asis­ten­cial a se­guir”. Aho­ra jun­to al au­men­to de res­pon­sa­bi­li­dad tam­bién lle­ga el con­si­guien­te au­men­to de suel­do –de unos de 600 eu­ros–, es de­cir, “la ca­pa­ci­dad de po­der exi­gir al Go­bierno que nos con­si­de­re co- mo lo que so­mos”, ex­pli­ca José Luis Ló­pez, se­cre­ta­rio de ac­ción sin­di­cal de Sat­se, el sin­di­ca­to de en­fer­me­ría.

Ló­pez se re­fie­re a que al ser tra­ba­ja­do­res con una ca­te­go­ría pro­fe­sio­nal de Gra­do (la ti­tu­la­ción que tie­nen to­dos des­de di­ciem­bre de 2015), por lo que cuen­tan “con un ni­vel A1 de ca­te­go­ría pro­fe­sio­nal que en el ser­vi­cio pú­bli­co de­be­ría de mo­di­fi­car­se su re­tri­bu­ción”. Es­ta­mos ha­blan­do de que ca­da pro­fe­sio­nal de­be­ría ver in­cre­men­ta­do su suel­do en unos 600 eu­ros men­sua­les, pa­ra los ca­si 4.000 en­fer­me­ros que hay en Gra­na­da.

Pe­ro el ca­mino es lar­go, re­co­no­ce, y aho­ra que cuen­tan con ese re­co­no­ci­mien­to de res­pon­sa­bi­li­dad, que­da que el Mi­nis­te­rio de luz a ver­de al in­cre­men­to re­tri­bu­ti­vo. Ya que, reivin­di­can des­de Sat­se, los mé­di­cos tie­nen esas re­tri­bu­cio­nes, no­so­tros te­ne­mos que te­ner las mis­mas”.

En An­da­lu­cía se re­co­no­cía es­ta com­pe­ten­cia de ma­ne­ra par­cial, pe­ro los pro­fe­sio­na­les no te­nían el res­pal­do le­gal com­ple­to. “No te­nía­mos res­pal­do ju­rí­di­co ab­so­lu­to al tra­tar­se de un De­cre­to de pres­crip­ción de en­fer­me­ría a ni­vel an­da­luz que es­ta­ba blo­quea­do por el que se ha­bía pu­bli­ca­do a ni­vel es­ta­tal y que nos li­mi­ta­ba lo que sí se ad­mi­tía aquí”, re­la­ta Ló­pez so­bre las cor­ta­pi­sas de un sis­te­ma que no aca­ba­ba de po­ner­se de acuer­do.

La prin­ci­pal re­per­cu­sión lle­ga­ba con si­tua­cio­nes im­por­tan­tes co­mo la tem­po­ra­da de va­cu­na­ción. Es un ca­so bas­tan­te con­cre­to, sub­ra­ya, que afec­ta ne­ga­ti­va­men­te ya que an­te­rior­men­te los en­fer­me­ros es­ta­ban ca­pa­ci­ta­dos pa­ra po­der re­ce­tar y ad­mi­nis­trar so­bre la mar­cha la va­cu­na de gri­pe y es­ta si­tua­ción –la que pro­pu­so el go­bierno de Mariano Ra­joy– lo im­pe­día.

El ser­vi­cio pú­bli­co de sa­lud ga­na con es­te cam­bio de co­yun­tu­ra, so­bre to­do en los que a agi­li­za­ción del sis­te­ma se re­fie­re. “Les in­tere­sa­ba mu­chí­si­mo por­que aho­rran tam­bién el pa­so por la con­sul­ta mé­di­ca”, lo que re­du­ce mu­cho las lis­tas de es­pe­ra.

El sin­di­ca­to ya ha ini­cia­do la cam­pa­ña por par­te de su se­cre­ta­ría es­ta­tal, es­ta vez “ya con to­das las de la ley, al ser pres­crip­to­res”. Es una ba­ta­lla que va po­co a po­co, asu­me Ló­pez, y apun­ta que hay que ir lle­van­do to­do es­te ti­po de si­tua­cio­nes a Me­sa Sec­to­rial. A ni­vel na­cio­nal se su­man a es­ta nue­va ba­ta­lla al­re­de­dor de 100.000 en­fer­me­ros. Ha­cien­do cuen­tas, ese in­cre­men­to re­tri­bu­ti­vo a ni­vel es­ta­tal, se­ría muy al­to y afec­ta­ría a las par­ti­das pre­su­pues­ta­rias, por lo que se ge­ne­ra,

Es­tos pro­fe­sio­na­les cuen­tan aho­ra con el res­pal­do y se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca com­ple­ta

se­ña­la Ló­pez, que en la de­fen­sa de es­te ti­po de cau­sas hay conf lic­tos en­tre sin­di­ca­tos, so­bre to­do “en­tre aque­llos que aglu­ti­nan mul­ti­ca­te­go­rías”.

En es­ta co­yun­tu­ra se en­glo­ba así la gue­rra his­tó­ri­ca que han man­te­ni­do so­bre es­te te­ma mé­di­cos y en­fer­me­ros, un conf lic­to que na­cía de la ne­ga­ti­va de los fa­cul­ta­ti­vos a que los en­fer­me­ros con­si­guie­ran es­te re­co­no­ci­mien­to “pa­ra man­te­ner su es­ta­tus su­pe­rior y ser los úni­cos en po­der pres­cri­bir, por lo tan­to tam­po­co les in­tere­sa que los pre­su­pues­tos de va­yan de­ri­van­do”.

Es­te au­men­to de com­pe­ten­cias, su­ma­do a que la úl­ti­ma in­yec­ción del SAS lle­gó en for­ma de con­tra­ta­cio­nes en la Aten­ción Pri­ma­ria y que se tra­du­jo en 63 en­fer­me­ros y 29 mé­di­cos, pue­de ser el aci­ca­te ne­ce­sa­rio pa­ra me­jo­rar lis­tas de es­pe­ra y re­du­cir los cu­pos de ca­da con­sul­ta de mé­di­co de fa­mi­lia.

G. H.

El sin­di­ca­to de en­fer­me­ría Sat­se es­tá lle­van­do a ca­bo la ini­cia­ti­va ni­vel na­cio­nal.

G. H.

Ca­da en­fer­me­ro se ocu­pa de unos mil pa­cien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.