Di­ver­gen­cia en­tre re­gio­nes

Granada Hoy - - Economía -

ale­ja­das en fa­vor de las áreas den­sa­men­te po­bla­das. La des­re­gu­la­ción del trans­por­te ha ju­ga­do tam­bién un im­por­tan­te pa­pel en es­te pro­ce­so.

En los efec­tos de es­ta des­re­gu­la­ción, ha con­tri­bui­do po­de­ro­sa­men­te el co­mer­cio elec­tró­ni­co, que es­tá ga­nan­do in­ten­si­dad en la UE. Te­ne­mos que pen­sar que las ac­ti­vi­da­des de em­pre­sas co­mo Ama­zon se en­cuen­tran a ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro en EEUU y en la UE lle­van un cier­to re­tra­so. Al otro la­do del Atlán­ti­co, las ven­tas de Ama­zon re­pre­sen­tan ya el 1,5% del PIB de EEUU. Es fá­cil ima­gi­nar que Ama­zon su­pe­rará au­men­ta­do su ta­ma­ño en áreas ur­ba­nas, mien­tras que cien­tos de pue­blos se es­tán que­dan­do sin ofi­ci­nas de ca­jas de aho­rros.

Adi­cio­nal­men­te, el pro­ce­so de con­cen­tra­ción me­tro­po­li­ta­na no ga­na aún más fuer­za, de­bi­do al al­to pre­cio de la vi­vien­da en esas zo­nas. Si las po­lí­ti­cas pú­bli­cas de ac­ce­so a la vi­vien­da tie­nen éxi­to, la pér­di­da de ac­ti­vi­dad y de po­bla­ción en las zo­nas sin gran­des ciu­da­des, se ace­le­ra. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, esas zo­nas pue­den ga­nar en PIB por ha­bi­tan­te, pe­ro de­bi­do al tris­te fe­nó­meno de la emi­gra­ción ha­cia las áreas ur­ba­nas y otras re­gio­nes. cer­ca­nía a sus gran­des clien­tes, con los que va a es­ta­ble­cer unas re­la­cio­nes más in­ten­sas y ági­les.

Pe­ro ade­más de es­tos fac­to­res que ope­ran por el la­do de la de­man­da, hay otros que ope­ran des­de la ofer­ta. La gran con­cen­tra­ción de po­bla­ción con la for­ma­ción téc­ni­ca ade­cua­da, fa­ci­li­ta ex­tra­or­di­na­ria­men­te la con­tra­ta­ción de nue­vos em­plea­dos con los co­no­ci­mien­tos ade­cua­dos.

Es­te pro­ce­so –tan­to por la de­man­da co­mo por la ofer­ta– tien­de a au­to­ali­men­tar­se, atra­yen­do a más em­pre­sas y crean­do ciu­da­des ca­da vez ma­yo­res e in­ten­si­vas en co­no­ci­mien­to. La com­bi- de ad­qui­rir com­pe­ten­cias di­gi­ta­les; es fun­da­men­tal apren­der los muy di­fe­ren­tes usos a los que la di­gi­ta­li­za­ción de la eco­no­mía y sus ac­ti­vi­da­des dan lu­gar. Una ma­yor re­la­ción y pro­xi­mi­dad de los tra­ba­ja­do­res que re­si­den en zo­nas ru­ra­les con aque­llos que desa­rro­llan su ac­ti­vi­dad en áreas de ele­va­da con­cen­tra­ción, re­sul­ta fun­da­men­tal.

No so­mos crea­ti­vos, no in­no­va­mos, cuan­do es­ta­mos so­los, por­que no po­de­mos con­tar con la opi­nión con­tras­ta­da de pro­fe­sio­na­les que tra­ba­jan en la fron­te­ra del co­no­ci­mien­to y sus dis­tin­tos usos apli­ca­dos en el mer­ca­do. En

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.