El pa­tri­mo­nio atem­po­ral del di­bu­jo

● La mues­tra de Asun­ción Jó­dar, apar­te de la ofer­ta cen­tral so­bre lo exis­ten­te en la Ma­dra­za, se aden­tra en la his­to­ria de la cul­tu­ra me­di­te­rrá­nea

Granada Hoy - - Actual - Ber­nar­do Pa­lo­mo GRANADA

EL DI­BU­JO CON­TEM­PO­RÁ­NEO CO­MO IN­TÉR­PRE­TE DEL

PA­TRI­MO­NIO Sa­la de la Ca­pi­lla del Hos­pi­tal Real. Has­ta el 15 de fe­bre­ro.

Co­mo vie­ne sien­do ha­bi­tual en los úl­ti­mos años, des­de que Víc­tor Me­di­na ac­ce­die­ra al Vi­ce­rrec­to­ra­do de Ex­ten­sión Uni­ver­si­ta­ria y con­fec­cio­na­ra un equi­po se­lec­to de miem­bros cier­tos y téc­ni­cos en la ma­te­ria –Be­lén Ma­zue­cos co­mo di­rec­to­ra del Área de Ar­tes Vi­sua­les, Ma­ría Lui­sa Be­lli­do co­mo se­cre­ta­ria de Bie­nes Cul­tu­ra­les, Ri­car­do An­gui­ta co­mo di­rec­tor de la Ma­dra­za, An­to­nio Co­lla­dos en el Área de Re­cur­sos Grá­fi­cos y Edi­ción y Án­gel Gar­cía Rol­dán en el de Re­cur­sos Ex­po­si­ti­vos– el pro­gra­ma ex­po­si­ti­vo de la UGR es cons­tan­te, va­ria­do, tre­men­da­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vo y ge­ne­ran­do pro­pues- tas que, en­tre otras cir­cuns­tan­cias, re­dun­dan en el co­no­ci­mien­to, va­lo­ra­ción y cer­ca­nía de la reali­dad de la ins­ti­tu­ción uni­ver­si­ta­ria gra­na­di­na. Mu­chos son los ejem­plos que sir­ven pa­ra cons­ta­tar es­ta afir­ma­ción que vie­ne da­da por la con­tem­pla­ción di­rec­ta de las mu­chas mues­tras que, sin so­lu­ción de con­ti­nui­dad, se su­ce­den por las sa­las de­pen­dien­tes de la Uni­ver­si­dad.

Asun­ción Jó­dar es una ar­tis­ta de fun­da­men­to, con­so­li­da­da en una par­ce­la res­pe­ta­da por la pro­pia pro­fe­sión –con lo di­fí­cil que es es­to–, cur­ti­da en mu­chas fa­ce­tas a las que ha sa­bi­do dar una en­ti­dad y una di­men­sión de mu­cho ca­rác­ter, se­rie­dad y ri­gu­ro­si­dad. A su ca­rre­ra ar­tís­ti­ca se une la de pro­fe­so­ra en la Fa­cul­tad de Be­llas Ar­tes de Granada. Es, por tan­to, una pin­to­ra con una con­cien­cia ar­tís­ti­ca im­por­tan­te y fun­da­men­ta­da, co­no­ce­do­ra de la reali­dad pic­tó­ri­ca, la tra­di­cio­nal, la mo­der­na, la ilus­tra­do­ra, la abs­trac­ta... la ver­da­de­ra.

Es, a su vez, una ar­tis­ta en po­se­sión de un len­gua­je plás­ti­co po­de­ro­so, de ar­gu­men­tos for­ma­les sólidos, don­de la idea se po­ne en fun­cio­na­mien­to a tra­vés de un de­sa­rro­llo ar­tís­ti­co muy bien con­for­ma­do des­de un plan­tea­mien­to téc­ni­co sol­ven­te, pre­ci­so y con­vin­cen­te. Ella es la au­to­ra de una muy es­cla­re­ce­do­ra ex­po­si­ción en la sa­la Ca­pi­lla del Hos­pi­tal Real don­de se ha­ce una re­vi­sión pro­fun­da del pa­tri­mo­nio ar­tís­ti­co con el di­bu­jo con­tem­po­rá­neo co­mo es­pe­cial vehícu­lo que nos lle­va por los ca­mi­nos de cier­tas obras per­te­ne­cien­tes a la fe­liz his­to­ria cul­tu­ral de nues­tro pa­sa­do ilus­tre.

Des­de siem­pre, el di­bu­jo ha si­do es­pe­cial ar­qui­tec­tu­ra so­bre la que se ha sus­ten­ta­do to­do ti­po de ex­pre­sión ar­tís­ti­ca. Ade­más de es­que­le­to or­ga­ni­za­ti­vo de la es­truc­tu­ra re­pre­sen­ta­ti­va, vie­ne a po­si­bi­li­tar que, des­de él, se pue­dan in­ter­pre­tar las in­fi­ni­tas no­cio­nes que lo ar­tís­ti­co en sus, tam­bién in­fi­ni­tos desa­rro­llos y desen­la­ces, po­si­bi­li­ta pa­ra un co­no­ci­mien­to exac­to de su ma­te­ria sig­ni­fi­ca­ti­va.

La crea­do­ra mur­cia­na nos pre­sen­ta una mues­tra don­de se yux­ta­po­nen dos ma­te­rias de ili­mi­ta­dos ar­gu­men­tos. Por un la­do la reali­dad pa­tri­mo­nial exis­ten­te y, por otro, el di­bu­jo co­mo me­dio acu­mu­la­dor de da­tos pa­ra trans­mi­tir los pos­tu­la­dos que de­ter­mi­nan la his­to­ria fí­si­ca de nues­tro le­ga­do ar­tís­ti­co. Dos ma­te­rias que, le­jos de ser su­per­fi­cies es­tan­cas, se yux­ta­po­nen y vin­cu­lan pa­ra ex­traer las cir­cuns­tan­cias de­ter­mi­nan­tes de un pa­tri­mo­nio que, a tra­vés del di­bu­jo, pue­de ser ili­mi­ta­da­men­te aprehen­di­do, es­tu­dia­do y va­lo­ra­do en to­da su mag­ni­tud.

La ex­po­si­ción de Jó­dar, ba­jo el sabio y mo­ti­va­dor tra­ba­jo co­mi- sa­rial de las pro­fe­so­ras Be­lén Ma­zue­cos y Ma­ría Lui­sa Be­lli­do, no se de­tie­ne en el me­ro dis­cur­so for­mal de una obra muy bien de­fi­ni­da; pa­ra eso exis­ten in­fi­ni­tos ca­mi­nos. Ella se ha va­li­do de las mu­chas fór­mu­las exis­ten­tes en el ac­tual sis­te­ma di­bu­jís­ti­co; ha es­co­gi­do las más ade­cua­das a las ca­rac­te­rís­ti­cas de la obras de las que que­ría tra­tar su iden­ti­dad pa­ra do­tar­las de una in­ter­pre­ta­ción ade­cua­da.

Con un abier­to ca­pí­tu­lo de ar­gu­men­tos plás­ti­cos, des­de es­que­mas muy fi­gu­ra­ti­vos has­ta desen­la­ces re­duc­cio­nis­tas que ro­zan los mi­ni­ma­lis­mos abs­trac­tos, la ar­tis­ta ha ela­bo­ra­do un va­lio­so ma­nual de po­si­bi­li­da­des pa­ra ana­li­zar los for­mu­la­rios que trans­mi­tían las obras es­tu­dia­das. Con él, nos ha lle­va­do a los en­tre­si­jos con­for­man­tes del ar­te de nues­tro re­mo­to pa­sa­do, so­bre to­do, aquel que tu­vo una es­pe­cial in­ci­den­cia en la reali­dad his­tó­ri­ca de nues­tro ar­te.

Así, el grue­so de la ex­po­si­ción nos lle­va al pa­tri­mo­nio exis­ten­te en la Sa­la Ca­ba­lle­ros XXIV del Pa­la­cio de la Ma­dra­za, aque­lla se­de de la Uni­ver­si­dad na­za­ri­ta, pos­te­rior­men­te pa­la­cio re­na­cen­tis­ta y ba­rro­co con obras im­por­tan­tes de es­tos pe­rio­dos y, así, una lar­ga tra­yec­to­ria has­ta lle­gar

Jó­dar es una ar­tis­ta en po­se­sión de un po­de­ro­so len­gua­je plás­ti­co y cur­ti­da en va­rias fa­ce­tas

a nues­tros días, co­mo uno de los es­pa­cios cul­tu­ra­les más im­por­tan­tes de la Uni­ver­si­dad de Granada. De di­cha sa­la la ar­tis­ta, nos in­ter­pre­ta el de­li­ca­do tes­ti­mo­nio pic­tó­ri­co allí exis­ten­te; di­bu­ja la ex­plo­sión de­co­ra­ti­va lle­na de la­zos geo­mé­tri­cos, de bus­tos hu­ma­nos, re­per­to­rios de put­ti, de dra­go­nes vo­la­do­res o ge­nie­ci­llos que jue­gan de­sen­fa­da­dos. La au­to­ra, con un ju­go­so ex­pre­sio­nis­mo mo­derno, da rien­da suel­ta a una lí­nea con­for­ma­do­ra que, a la par que des­en­tra­ña la reali­dad ex­pues­ta, ma­ni­fies­ta una per­so­nal po­si­ción in­ter­pre­ta­ti­va; al­go que lle­ga a su pun­to más al­to, cuan­do sus­ti­tu­ye la loa a los Re­yes Ca­tó­li­cos por los ver­sos de Gar­ci­la­so: “Sa­lid sin due­lo, la­gri­mas, co­rrien­do” .

La ex­po­si­ción, apar­te de la ofer­ta cen­tral so­bre lo exis­ten­te en la Ma­dra­za, nos aden­tra en otros mo­men­tos muy es­pe­cia­les de la his­to­ria de la cul­tu­ra Me­di­te­rrá­nea. Muy sig­ni­fi­ca­ti­va me pa­re­ce la in­ter­pre­ta­ción que rea­li­za so­bre los sar­có­fa­gos fe­ni­cios guar­da­dos en el Mu­seo de Cá­diz. Asun­ción Jó­dar, le­jos de bus­car la fi­de­li­dad a los mo­de­los es­cul­tó­ri­cos, rea­li­za un aná­li­sis de su reali­dad his­tó­ri­ca y di­bu­ja con una es­pe­cial suer­te co­lo­ris­ta, desa­rro­llan­do una par­ti­cu­lar vi­sión que idea­li­za las for­mas y abre in­fi­ni­tas pers­pec­ti­vas, lle­gan­do in­clu­so a dis­po­ner la fi­gu­ra fe­me­ni­na, des­de un atre­vi­do em­ba­ra­zo, con­for­ma­do con un es­pe­cial sen­ti­do anató­mi­co .

Por úl­ti­mo, la crea­do­ra nos po­ne en la sin­to­nía del más su­ges­ti­vo ar­te grie­go, aquel que ex­pan­de su be­lle­za en la de­co­ra­ción de un va­so grie­go del si­glo IV an­tes de Cris­to, la Crá­te­ra Der­vi­ni. Asun­ción Jó­dar cen­tra su aten­ción en los re­lie­ves fe­me­ni­nos y rea­li­za una ex­haus­ti­va in­ter­pre­ta­ción de los mo­de­los con un apa­sio­na­do jue­go de co­lo­res y vo­lú­me­nes ca­si abs­trac­tos que ex­pan­den un nue­vo or­den ar­tís­ti­co me­dia­ti­zan­do la reali­dad y dan­do ca­bi­da a unos mo­dos tre­men­da­men­te ex­pre­si­vos.

La ex­po­si­ción no só­lo es im­por­tan­te por las dis­tin­tas fór­mu­las pa­tri­mo­nia­les que nos des­cu­bre; es asi­mis­mo apa­sio­nan­te por­que sir­ve co­mo nue­va lec­tu­ra de una reali­dad his­tó­ri­ca a la que se le con­ce­de un sig­ni­fi­ca­ti­vo vuel­co en su de­sa­rro­llo vi­sual. Y es tre­men­da­men­te sig­ni­fi­ca­ti­va por­que nos in­tro­du­ce en unas fór­mu­las iden­ti­fi­ca­ti­vas que po­nen en sin­to­nía to­tal el ar­te de ayer y de hoy, abrien­do, des­de el di­bu­jo con­tem­po­rá­neo, un ca­mino por don­de pue­da cir­cu­lar una ex­pre­sión plás­ti­ca eter­na, sin tiem­po ni edad.

3

RE­POR­TA­JE GRÁ­FI­CO: ÁLEX CÁ­MA­RA

4

51. Un vi­si­tan­te fren­te a dos di­bu­jos de Asun­ción Jó­dar en su nue­va ex­po­si­ción, ti­tu­la­da ‘El di­bu­jo con­tem­po­rá­neo co­mo in­tér­pre­te del pa­tri­mo­nio’.2, 3, y 5. La ar­tis­ta cen­tra su aten­ción en los re­lie­ves fe­me­ni­nos y rea­li­za una ex­haus­ti­va in­ter­pre­ta­ción de los mo­de­los con un apa­sio­na­do jue­go de co­lo­res y vo­lú­me­nes ca­si abs­trac­tos. 4.Pre­sen­ta­ción de la mues­tra en el Hos­pi­tal Real ha­ce unos me­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.